web analytics
Página de inicio » Opiniones » Para que usted “si” lo crea: nuestra tierra es hueca

Para que usted “si” lo crea: nuestra tierra es hueca

Carlos Giron S.

Arlington, Dallas, Texas. Como dijimos antes, el Dr. Raymond Bernard ha escrito un libro intitulado: “La Tierra Hueca”, basado en indagaciones propias y la ayuda de otros autores que también han escrito obras similares.

El libro comienza con un subtitulo que dice: “LO QUE ESTE LIBRO QUIERE PROBAR”, y comienza así:

1. Que la Tierra es hueca y no una sólida esfera como se suele suponer, y que su interior hueco se comunica con la superficie a través de dos aberturas polares;

2. Que las observaciones y los descubrimientos del contraalmirante Richard E. Byrd de la Armada de los Estados Unidos, el primero en entrar por las aberturas polares -lo que realizó por un trayecto total de 6.450 kilómetros en el Ártico y Antártico- confirman la veracidad de la estructura de la Tierra, así como lo comprueban las observaciones de otros exploradores del Ártico;

3. Que en concordancia con nuestra teoría geográfica de la concavidad de la Tierra en los polos -que se abren al interior hueco- nadie ha podido llegar a los polos Norte y Sur, porque no existen;

4. Que la exploración del Nuevo Mundo desconocido del interior de la Tierra, es mucho más importante que la del espacio; y que las expediciones aéreas del Almirante Byrd muestran que tales exploraciones son factibles;

5. Que la nación cuyos exploradores alcancen primero este Nuevo Mundo en el interior hueco de la Tierra, se convertirá en la principal nación del mundo, pues el interior tiene una extensión mayor que la superficie terrestre. Esto se puede llevar a cabo si se recorre el mismo camino que el de los vuelos del almirante Byrd, más allá de los hipotéticos polos Norte y Sur, y hacia adentro de las aberturas  ártica y antártica;

6. Que no hay razón alguna por la cual el interior hueco de la Tierra, con un clima más cálido que la superficie no fuera el hogar de la vida de toda flora y fauna, inclusive del hombre.

De ser así, es muy posible que los misteriosos platillos voladores provengan de una avanzada civilización dentro de la Tierra, y

7. Que en el caso de una guerra nuclear, el interior hueco de la Tierra permitiría la continuidad de la vida humana después de que la radioactividad extermine toda la vida en la superficie de la Tierra; también proporcionaría un refugio ideal para la evacuación de sobrevivientes de la catástrofe, con el fin de que la raza humana no se extinguiera por completo

A manera de prefacio, Bernard pone: “El propósito de este libro es presentar evidencia científica para probar que la Tierra no es una esfera sólida con un centro inflamado de metal fundido, como se suele suponer, sino que es hueca con aberturas en los polos. Además, en su interior hueco existe una civilización avanzada, que es la creadora de los platillos voladores. La teoría de la Tierra hueca surgió de los escritos de William Reed en 1906; la amplió otro norteamericano, Marshall B. Gardner en 1920. En 1959, F. Amadeo Giannini escribió el primer libro sobre el tema después del de Gardner. En el mismo año, Ray Palmer editor de la revista Platillos Voladores aplicó la teoría para encontrar una explicación lógica a la cuestión del origen de los platillos voladores. Las teorías de Reed y Gardner hallaron confirmación en las expediciones al Ártico y Antártico del contraalmirante Richard E. Byrd, en 1947 y 1965 respectivamente, que penetraron 2.740 dentro del interior del planeta.

“Los Estados Unidos callaron y ocultaron este descubrimiento;  sin embargo, si el secreto fue revelado y radiodifundido por Giannini, Palmer y otros; y es de público conocimiento, ya no puede considerarse secreto.

Esperamos que se realice una expedición seria de parte de una nación neutral que desee la paz, como Brasil, para explorar el Nuevo Mundo más allá de los polos y establecer contacto con la civilización avanzada que existe allí, y cuyos platillos voladores son evidencia de su superioridad con respecto a nosotros en cuanto a desarrollo científico. Tal vez esta raza más antigua y sabia nos salve de nuestra destrucción e impida una futura guerra nuclear, y nos permita establecer una Nueva Era en la Tierra; una era de paz permanente, con un gobierno mundial que prohíba todas las armas nucleares y represente a todos los pueblos de la Tierra”.

En un próximo trabajo veremos esto:

-EL DESCUBRIMIENTO DEL ALMIRANTE BYRD QUE MARCO UNA ÉPOCA.

-El mayor descubrimiento geográfico en la historia de la humanidad.

Ver también

Trump según Pinker (I)

Luis Armando González En lo que es parte de una gira latinoamericana –según la publicidad …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.