web analytics
Página de inicio » Opiniones » Para la memoria, una gota sobre la deuda

Para la memoria, una gota sobre la deuda

Licda. Norma Guevara de Ramirios
@guevara_tuiter

No hay día de Dios sin que la prensa escrita tradicional y de la derecha deje de referirse a temas de la economía y las finanzas públicas, health particularmente a la deuda. Entre la danza de afirmaciones y cifras buscan como las arañas en el rincón, sildenafil impedir que lo que está detrás sea visto por la gente, pretenden crear ideas que oculten el daño que hicieron al país cuando ellos gobernaban, de paso uno de los peores daños fue la privatización de las pensiones y sus posteriores modificaciones que  imponen una pesada deuda que sobrepasa ya el equivalente al 12% del PIB.

Pero bien, veamos algunos hechos más recientes proyectando la mirada al pasado reciente de los gobiernos areneros. Una nota editorial de El Diario de Hoy hace pocas semanas le daba orientaciones precisas a la fracción legislativa de Arena y recomendaba que la diputada Milena de Escalón, debía encabezar a los diputados de oposición en una visita a los bancos e inversionistas para persuadirles que no inviertan, ni den crédito a un gobierno que no se da señas de ordenarse (es afirmación de ese periódico). Pocos días pasaron para que un asesor arenero visitara a una funcionaria del BID pidiendo una reunión en la que seguramente ellos cuestionarían a esa entidad para que no ofrezca créditos al país ahora que ellos están fuera de la Presidencia.

El BID ha invitado a las representaciones legislativas de todos los partidos en la Comisión de Hacienda, quien sabe cuál será la actuación de Arena a una respuesta de lo que ellos mismos pidieron, pero esto nos lleva a poner la mirada a la historia de la deuda del país con ese banco.

Entre 1990, año en que gobernaba Arena con Alfredo Cristiani y el 2013, el país ha firmado 60 (sesenta) contratos de préstamo con el BID, 48 de ellos en administraciones de Arena y esto a pesar de que es el BID quien más créditos otorgó al primer gobierno del FMLN encabezado por Mauricio Funes y que, de los créditos contraídos en el último quinquenio una gran parte está pendiente de desembolso conforme a los tiempos de ejecución contenido en los referidos contratos.

Los  asesores de Arena cubiertos con manto de analistas o investigadores, socios de organismos no gubernamentales y fundaciones, hacen poca referencia a esto y se empeñan en hacer creer a la gente que es ahora que se está endeudando a las futuras generaciones, esto lógico es para que la gente crea que es el gobierno del FMLN el responsable de la deuda, pero veamos siquiera una muestra de que lo que hoy pagamos es lo que ellos usaron, y uno no sabe si gastaron en lo que decían los contratos, pero sí que estamos pagando y seguiremos pagando.

Mientras gobernaba Cristiani, Presidente honorario de Arena se contrajeron 11 préstamos con el BID, para un plazo de 40 años, fueron 7 de esos 11 préstamos; quiere decir que los estamos pagando todavía; uno para 30 años, lo estamos pagando todavía, 2 para 25 años y lo estamos pagando todavía, otro para 20 años y todavía se deben del mismo más de 100 mil dólares. Supuestamente se financiaron con esos créditos  algunos caminos rurales, carreteras troncales, pre inversión de obras, proyectos sociales ejecutados por el FIS, entre otros.

Solo en el año 1995, cinco contratos de préstamo con el BID sumaron 536 millones de dólares, haciendo las cuentas que hoy nos presentan, solo con ese banco equivale a una deuda de $1,468 millones y medio por día, sin sumar la deuda con los otros bancos ni la deuda bilateral.

En aquéllos años tener crédito era motivo de prestigio de país, para la derecha en el fondo este concepto no ha cambiado, saben que a un país que se le da crédito es porque paga puntualmente, pero no les gusta que se hagan obras por un gobierno del FMLN, les duele que sea ejemplo la ejecución de Ciudad Mujer, obra hecha con fondos BID; la reforma de salud, el Sitramss que con problemas de cumplimiento de contrato, será finalizado y puesto al servicio de la gente; reformas al sector energía, caminos rurales en el oriente y la reducción de vulnerabilidad en asentamientos precarios del área metropolitana entre otras.

La diferencia es que hoy la gente sabe lo que se hace con los préstamos. ¿Quién puede negar la reforma de salud o Ciudad Mujer? programas de los cuales el BID reconoce y promueve como programas para disminuir el flagelo de la desigualdad.

Invito a la academia a promover el análisis de la deuda, incluida la deuda de pensiones, así mismo a valorar los destinos de esos préstamos otorgados, en el pasado y en el presente.

Ver también

El Salvador: Elecciones 2019, retos y desafíos para la democracia representativa

*Nelson de Jesús Quintanilla Gómez, Doctor en Ciencias Sociales mención Gerencia y profesor universitario de …

A %d blogueros les gusta esto: