web analytics
Página de inicio » Internacionales » El papa deplora amenazas a la Amazonía y dice que trata de personas es esclavitud
El papa es recibido con una danza indígena en su visita al albergue "El principito", en la Amazonía peruana, frontera con Brasil y Bolivia. [Foto Photographic Service L'Osservatore Romano]

El papa deplora amenazas a la Amazonía y dice que trata de personas es esclavitud

Puerto Maldonado/AFP

Catherine Marciano/Katell Abiven

Tras deplorar las “hondas heridas” de la Amazonía y la violencia contra la mujer, el papa Francisco afirmó el viernes que el pulmón verde del planeta nunca ha estado tan amenazado como ahora y dijo que la trata de personas es “esclavitud”, en su visita a la remota región selvática de Perú.

“Probablemente los pueblos amazónicos originarios nunca hayan estado tan amenazados en sus territorios como lo están ahora”, dijo el pontífice en un encuentro con unos 3.500 indígenas peruanos, brasileños y bolivianos en Puerto Maldonado, en su segundo día de visita a Perú.

“Vemos las hondas heridas que llevan consigo la Amazonía y sus pueblos. Y he querido venir a visitarlos y escucharlos, para (…) reafirmar una opción sincera por la defensa de la vida, defensa de la tierra y defensa de las culturas”, añadió el papa argentino en el encuentro efectuado en un coliseo deportivo.

Daños ambientales, deforestación, contaminación de ríos, pobreza, trata de personas y prostitución enfrentan los pueblos originarios, que pidieron ayuda al papa.

“Le pedimos que nos defienda”, pues “los nativos somos sobrevivientes de muchas injusticias”, dijo Yésica Patiachi, del pueblo Harakbut.

“No dejar que mujeres sean pisoteadas”

El papa acudió después a un encuentro multitudinario con feligreses, en el que afirmó que la trata de personas no es más que “esclavitud” y criticó la violencia contra las mujeres.

“Nos acostumbramos a utilizar el término ‘trata de personas’ (…), pero en realidad deberíamos hablar de esclavitud: esclavitud para el trabajo, esclavitud sexual, esclavitud para el lucro”, dijo.

“Los bosques, ríos y quebradas son usados, utilizados hasta el último recurso y luego dejados baldíos e inservibles. Las personas son también tratadas con esta lógica”, añadió.

El papa dijo además que “duele constatar cómo en esta tierra, que está bajo el amparo de la Madre de Dios, tantas mujeres son tan desvaloradas, menospreciadas y expuestas a un sinfín de violencias”.

“No se puede ‘naturalizar’ la violencia hacia las mujeres (…). No nos es lícito mirar para otro lado y dejar que tantas mujeres, especialmente adolescentes sean ‘pisoteadas’ en su dignidad”, añadió, en presencia del presidente Pedro Pablo Kuczynski.

Al retirarse de la cita con los indígenas Francisco usó un mini papamóvil, un carrito de golf adaptado, antes de abordar su papamóvil tradicional para ingresar al encuentro multitudinario en el predio de un instituto tecnológico.

“No tienen en cuenta al ser humano”

El papa llegó en la mañana desde Lima a Puerto Maldonado, de casi 100.000 habitantes, el último punto urbano de Perú antes de adentrarse en la selva, cerca de las fronteras con Brasil y Bolivia.

Francisco escuchó los reclamos de las comunidades preocupadas por la explotación salvaje de los recursos naturales, un día después de cerrar una gira por Chile llena de controversias por los abusos sexuales en la Iglesia.

Sin embargo, el pontífice también alertó que hay programas de conservación de la naturaleza que tampoco tienen en cuenta a los pueblos amazónicos.

“La amenaza contra sus territorios también viene por la perversión de ciertas políticas que promueven la ‘conservación’ de la naturaleza sin tener en cuenta al ser humano”, expresó, y también criticó los programas de esterilización de mujeres, que se practicaron en Perú en el gobierno de Alberto Fujimori (1990-2000).

En Chile el papa multiplicó las declaraciones de contrición por el silencio de la Iglesia ante los abusos sexuales del clero, aunque defendió a un obispo acusado de encubrirlos, lo que enfureció a las víctimas.

El tema de la pederastia también ronda en Perú, aunque no se prevé que empeñe la visita papal: el Vaticano intervino hace unos días al grupo laico peruano Sodalicio de Vida Cristiana, cuyo fundador Luis Fernando Figari y otros tres dirigentes están acusados de abusos sexuales.

Minería, factor “crítico”

Puerto Maldonado es la capital de la minería ilegal de Perú, que genera utilidades por 1.000 millones de dólares anuales, pero no deja beneficios a los pueblos aborígenes ni al fisco, que pierde la recaudación de unos 350 millones de dólares al año en impuestos, según cifras oficiales.

“En el sur de Perú, la actividad minera es el factor más crítico” de la deforestación, asegura Matt Finer, director del proyecto Maap (control de los Andes amazónicos), formado por dos asociaciones ecologistas, una local y otra estadounidense

La destrucción de la Amazonía se aceleró en 2017 con un récord de 20.000 hectáreas devastadas, el equivalente a 28.500 campos de fútbol, según Maap.

Además, los mineros utilizan mercurio para amalgamar el oro, lo que contamina los ríos.

La Amazonía, que cubre un tercio del territorio peruano, es tan extensa y remota que no hay presencia del Estado, lo que facilita el delito. Muchas aldeas solo son accesibles por vía aérea o fluvial.

En el primer semestre de 2017 se reportaron en la zona de Puerto Maldonado más de un centenar de casos de prostitución infantil y lidera el ránking de la trata de personas en Perú, según la fiscalía.

El sábado, el papa visitará la ciudad norteña de Trujillo y el domingo cerrará su visita con una misa campal en una base aérea de Lima, donde se detectó que hay gente vendiendo entradas para ver al papa aunque el ingreso es gratuito.

En Puerto Maldonado no está programada ninguna misa papal.

Ver también

Empezó la “guerra” para salvar a los océanos del plástico

París / AFP Amélie Bottollier-Depois Las imágenes descorazonadoras de tortugas asfixiadas con bolsas, cachalotes atiborrados …

A %d blogueros les gusta esto: