web analytics
Página de inicio » Opiniones » Otra vez FUSADES

Otra vez FUSADES

Rigoberto Palma

FUSADES se opone a las medidas fiscales aprobadas por la Asamblea Legislativa, check particularmente al impuesto a las transacciones bancarias, pero en un documento que elaboró en 2003, titulado “Estrategia Económica 2004-2009”, le recomendó al gobierno de entonces aprobar ese impuesto porque “ha sido adoptado en varios países de América Latina (Brasil, Colombia, Ecuador, Argentina, Perú y Venezuela) y tiene también antecedentes entre países desarrollados, en razón de su simplicidad y efectividad recaudatorias”. FUSADES hasta sugería cobrarle el impuesto a las operaciones con tarjetas crédito.

Es extraño que una institución académica rechace lo que antes propuso, sobre todo cuando el problema que quería resolver con su propuesta (el elevado déficit fiscal) es el mismo que intenta resolver el actual gobierno. FUSADES también proponía el impuesto a la propiedad, el mismo que este año presentó en la Asamblea Legislativa el gobierno de Mauricio Funes y del FMLN y que tanto rechazo concitó en la ANEP y en la propia FUSADES.

La incongruencia de FUSADES muestra que su actual oposición al impuesto a las transacciones bancarias no tiene fundamento técnico sino político, a no ser que se arrepienta de haberlo sugerido hace 11 años. Y eso no lo sabemos porque FUSADES nunca admite sus incongruencias.

Una institución académica, no importa su posición ideológica, debería ser coherente y precisa en sus argumentos. Pero ese no siempre es el caso de FUSADES, que tiende a dar datos irreales y a hacer pronósticos errados. Por ejemplo, en febrero de este año FUSADES aseguró que la pobreza afectaba al 40% de los hogares, a pesar de que el ex presidente Funes había dicho en diciembre de 2013 que la Encuesta de Hogares arrojaba un 29% de pobreza, tal como quedó demostrado al publicarse dicha Encuesta y en el reciente informe del PNUD.

En agosto de 2007, FUSADES publicó el estudio “Respondiendo a los Desafíos Fiscales en El Salvador”, elaborado por uno de sus investigadores, el señor Álvaro Trigueros, quien vaticinó un crecimiento económico de 4% en los años 2007-2012. Un año después del estudio, en 2008, la economía apenas creció 1.3% y en 2009 cayó -3.1%. FUSADES ni se percataba de la crisis mundial que se venía gestando desde 2006 y que debía impactar negativamente en la economía nacional.

En su estudio, el señor Trigueros también aseguraba que “el déficit de pensiones no conduce a una crisis fiscal. Más bien la reforma (Fideicomiso) fortalece las finanzas públicas y la trayectoria actual de la deuda pública es favorable para el país (…) el fideicomiso no crea problemas de solvencia en las finanzas públicas”. Con igual entusiasmo hablaba el director del Departamento de Estudios Económicos y Sociales de FUSADES, señor Roberto Rivera Campos, para quien “la situación que estábamos viendo hace cuatro años ha cambiado positivamente y es importante que tomemos conciencia de esa nueva situación”.

Hoy todo el mundo reconoce que el Fideicomiso de pensiones aprobado en 2006 es una de las causas del déficit fiscal y del elevado endeudamiento público. Por lo tanto, fue un error de FUSADES decir que el mismo fortalecería las finanzas del Estado. El Fideicomiso lo aprobó la derecha con menos de 56 votos en la Asamblea Legislativa, es decir, violando la Constitución, pues como genera endeudamiento con las AFP requería mayoría calificada. FUSADES, que dice apoyar el Estado de Derecho, estuvo de acuerdo con el Fideicomiso porque lo aprobó el gobierno de ARENA. Es entendible su razón política, pero como institución académica FUSADES no debió errar en la mira.

Para mayo de 2009 la situación financiera del gobierno de ARENA era tan calamitosa que la Asamblea Legislativa aprobó la venta de bonos por más de 2,700 millones para dejarle algún respiro al gobierno entrante. Los pronósticos de FUSADES fueron infundados. Ese año el déficit fiscal llegó a 1,142 millones de dólares (5.7% del PIB). Desde entonces es menor pero sigue siendo elevado.

Muchos estudios de FUSADES carecen de rigurosidad y no aciertan. Pero lo peor es que esa institución intenta ocultar sus errores y sigue pronosticando sin fundamento.

Ver también

El Presidente de la Asamblea Legislativa, Los vetos y más

Red para un Constitucionalismo Democrático Norman Quijano, el actual Presidente de la Asamblea Legislativa, ha …

A %d blogueros les gusta esto: