web analytics
Página de inicio » Internacionales » Nuevo asalto de inmigrantes a la valla fronteriza entre Marruecos y Melilla

Nuevo asalto de inmigrantes a la valla fronteriza entre Marruecos y Melilla

Madrid/AFP

Unos 250 inmigrantes subsaharianos lanzaron este sábado un nuevo asalto a la valla fronteriza entre Marruecos y Melilla, case uno de los dos enclaves españoles en el norte de África, viagra y 15 de ellos lograron entrar en territorio español, informaron las autoridades.

“Un grupo de 250 inmigrantes de origen subsahariano, a la carrera, ha intentado acceder esta mañana a Melilla, sobre las 05H00 horas” (03H00 GMT) por el paso fronterizo de Beni-Enzar, explicó en un comunicado la delegación del gobierno español en este enclave, que junto al de Ceuta constituyen las únicas dos fronteras terrestres entre África y la Unión Europea.

Ante la reacción de la policía, que procedió a cerrar la verja, los inmigrantes “han protagonizado, de seguido, un salto masivo a la valla por la zona próxima a la citada frontera”, agregó.

A resultas de este intento 15 personas lograron entrar en Melilla mientras otras 70 se encaramaban a la barrera, de la que fueron descendiendo durante las horas siguientes, “haciéndose cargo de ellos las fuerzas marroquíes”, precisó.

Este es el primer asalto en grupo en el enclave en más de dos semanas, cuando España hizo frente a varios de estos intentos al tiempo que cientos de subsaharianos llegaban a sus costas surcando las aguas del estrecho de Gibraltar en precarias embarcaciones.

El 12 de agosto, más de 80 inmigrantes habían logrado entrar en Melilla después que unos 750 subsaharianos lanzaran tres asaltos en grupo a la triple valla fronteriza, de hasta seis metros de alto, que rodea el enclave.

Los intentos se repitieron sin éxito los dos días que siguieron, cuando decenas de clandestinos permanecieron durante horas encaramados a una de las vallas, esperando en vano que se les permitiera bajar por el lado español.

La organización de defensa de los derechos humanos Human Rights Watch acusó la semana pasada a la Guardia Civil española de golpear a los inmigrantes agarrados a la barrera y de devolverlos ilegalmente a Marruecos. Otras asociaciones denunciaron presuntas prácticas violentas por parte de la gendarmería marroquí.

La delegación del gobierno en Melilla señaló este sábado, como en otras anteriores, una “actitud violenta” por parte de algunos inmigrantes.

El ministro del Interior español, Jorge Fernández Díaz, viajó esta semana a Marruecos para tratar el tema de la inmigración clandestina con su homólogo marroquí Mohamed Hasad. También analizaron la cooperación entre ambos países “en el ámbito de la lucha contra las redes de reclutamiento de combatientes” yihadistas, según un comunicado del ministerio español.

Fernández Díaz volvió a tratar ambos temas este sábado en una reunión esta vez con su homólogo francés, Bernard Cazeneuve, en Barcelona, en el noreste de España.

Ver también

Cuba no renuncia al comunismo y se planta ante Estados Unidos, dice Díaz-Canel

La Habana / AFP por Moisés Ávila El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, pidió a …

A %d blogueros les gusta esto: