web analytics
sábado , 21 octubre 2017
Inicio » Suplemento Amigos » Nicaragua: La belleza natural y precolombina de Los Pueblos Blancos
Nicaragua: La belleza natural y precolombina de Los Pueblos Blancos

Nicaragua: La belleza natural y precolombina de Los Pueblos Blancos

Morena Rojas
@SAmigosCoLatino

En los últimos años Nicaragua ha destacado por su crecimiento turístico y ha sido catalogado como el país más seguro en toda la región es por ello que en esta oportunidad le invitamos a conocer un poco más acerca de los atractivos turísticos de este hermano país.

Son diferentes las versiones que rodean a los Pueblos Blancos de Nicaragua con respecto a su nombre, try sin embargo la que predomina es la del historiador Bayardo Cuadra, quien dice que cierto día una amante de Nicaragua, de origen suizo y llamada Ingrid Bohlig, empezó a nombrar a este grupo de pequeños pueblos como Pueblos Blancos, por lo común de sus casitas blancas y así su nombre ha quedado grabado con el pasar de los años.

Pero, también existe una versión que relaciona el nombre con la brujería que se practica en pueblos como Diriomo, una fama que aún persiste de acuerdo con dicho historiador.

Cierto o no, éste grupo de pueblitos que se ubican cerca uno del otro se han convertido en un corredor turístico con mucha tradición que difícilmente se puede dejar de visitar.
Los Pueblos Blancos de Nicaragua lo conforman Diriomo que está a un paso de Diriá y cruzando la carretera se llega a San Juan de Oriente y Catarina, mientras que al Este se ubica Niquinohomo, Masatepe y Nandasmo; en algunos de ellos aún se pueden apreciar las pequeñas casas de adobe con paredes pintadas de blanco y puertas de rústica madera, y los mismos están entre 40 y 50 kilómetros de distancia de la ciudad de Managua.

Uno de los Pueblos Blancos que es difícil de obviar es Catarina, que de entrada le da la bienvenida con exóticos colores de piezas artesanales hechas por artistas de la zona que las trabajan en  piedra, barro y madera.

Haciendo  un recorrido por el pueblo también se pueden apreciar los jardines de Catarina, que no es más que una línea de viveros que ofrecen diversidad  de plantas ornamentales.

Sin embargo uno de los grandes atractivos de este pueblito es el Mirador de Catarina, desde allí usted tiene una vista impresionante de la laguna de Apoyo y al fondo el lago de Nicaragua; en cuanto al clima no esta de mas decir que es sumamente agradable.

En este corredor turístico también se ubica San Juan de Oriente, conocido porque es en éste donde se produce gran parte de la mejor cerámica de Nicaragua.

Además en esta región en la que se esta desarrollando el turismo rural comunitario, los visitantes tienen la oportunidad de visitar los talleres y aprender de las costumbres y tradiciones que aún prevalecen en el lugar.

Tal es el caso del taller y Escuela de Cerámica Valentín López, la cual funciona desde hace 15 años y donde se educa a los niños de la comunidad en el arte de la cerámica.

“San Juan de Oriente como lo sabemos es una comunidad indígena descendiente de Los Chorotegas y el 95 % de la población se dedica al rescate cultural de esta herencia. De 6 mil 800 habitantes casi la mayoría se dedica a la elaboración de la cerámica, talleres existen 405 en San Juan de Oriente que son hogares de familia y funcionan como tal”, compartió Gerard López.

En estas vacaciones de Semana Santa, Los Pueblos Blancos de Nicaragua podrían ser una buena elección y lo mejor es que recorrerlos todos le puede tomar un máximo de cuatro horas, esto dependiendo de el tiempo que usted como turista se tome al apreciar las diferentes maravillas que se le ofrecen.

A %d blogueros les gusta esto: