web analytics
Página de inicio » Suplemento Tres Mil | 3000 » Monseñor romero, profeta y mártir (final)

Monseñor romero, profeta y mártir (final)

CARLOS ANDRÉS VILACORTA

Escritor

Elisa estuvo presente y no deseaba perderlo. EL PROMETIÓ VOLVER. El avión que lo trajo vía Panamá con destino a San Salvador alzaba vuelo a la 9:45 AM hora de Madrid, sobre el inmenso azul del cielo. Sus pensamientos volaban como pájaros en desbandada ¿Cómo estará Francis? Y la familia? Él sabía de lo peligrosa que estaba la situación política del país, y siendo optimista, pensó en lo mejor. Cuando aterrizó el avión en tierra Salvadoreña, le fueron a recibir sus hermanas, Marta y María, don Jacinto su padre y doña Matilde su madre, Francis no podía faltar y así estuvo presente, abrazos, lágrimas y más abrazos.

Francis estaba más bella que nunca, el tiempo la había transformado en una joven bella como flor del campo esplendente. Dos horas y media después, llegaban a las fincas de Don Jacinto, en el antiguo JEEP WILLYS de fabricación norteamericana modelo /53, ya antiguo.

Las lágrimas rodaron por las mejillas de Francis unas eran de amor, por la llegada de Carlos y las otras por la muerte de su padre Don Simón quien había sufrido un ataque al corazón, quizás por tantas cosas que habían pasado como incorporarse  Antonio su hijo, a la FILAS GUERRILLERAS.

Antonio se había convertido en un comandante y su misión era acabar con todos los terratenientes. Cuando supo de la llegada de Carlos preparo un plan para secuestrarlo, sin importarle su hermana y el amor de ambos.

Carlos llegaba lleno de ilusiones y como don Jacinto ya por su avanzada edad, le era imposible regentear y dirigir todas las cosas de aquella enorme hacienda delegaba las responsabilidades en su hijo Carlos, quien asume el mando y toda la ranchería, colonos y campesinos que estaban dentro de su jurisdicción lo aceptan de buena gana, pues sabían que Carlos era bondadoso con ellos y justo en pagarles su salarios y por esa razón, no sólo lo aceptaban como dueño y patrón, sino como su benefactor y protector.

Carlos contrae nupcias con Francis, días de amor y de dulzura rodearon aquella pareja, las producciones y las siembras mejoraron ese año a pesar del conflicto bélico. “Salvaje”, su garañón y corcel favorito, siempre lo estuvo esperando, pues don Jacinto decidió conservarlo dada la belleza de aquel potro y lo tenía como SEMENTAL, para la yeguada, pues era un bello ejemplar  de sangre árabe, importado cuando don Jacinto tuvo una buena cosecha y venta del café en mercados norteamericanos.

El día de su boda se sacrificó a un torete e hicieron grandes cantidades de carne azada, en brazas y BARBACOA  todos comieron hasta saciarse, bebieron chaparro (bebida alcohólica que se fabrica clandestinamente, y que es muy mencionada).

Aquella pareja jamás pudo imaginar los días de tristeza que vendrían, pues los combates arreciaban y el pánico crecía por todas las partes. El ejército mataba familias campesinas, enteras, porque simpatizaban con la insurrección armada y movimientos revolucionario, cantones eran bombardeados y familias enteras pasada por las armas. Pues los militares habían sido siempre los fieles guardianes de los capitalistas y ahora peligraba su jerarquía, pues ellos podían matar, asesinar como lo hicieron con Monseñor Romero y con los sacerdotes Jesuitas y el rector Ellacuría y hasta la sirvienta y su hija asesinaron, criminales, carroña podredumbre, asco y vergüenza de mi país pequeño El Salvador.

Nuestro territorio en la época de la venida de los Españoles se llamó el Reino de Cuscatlán, en lengua náhuatl y dependía de otros Reinos mayores como el de México,   con el emperador Moctezuma, pero no nos vayamos tan lejos nuestro territorio fue conquistado por el valeroso Don Pedro de Alvarado, digo valeroso pues los indígenas eran temibles con su flechas, pero es larga la historia y así toda Centro América y México y los países del sur; la conquista fue tremenda y a la vez así  nace nuestra literatura con la conquista de España a estos territorios de América Virgen.

Luego viene el proceso de emancipación con la separación de España, ¡¡la independencia 1821, 15 DE SEPTIEMBRE!! Independencia. ¿Cuál independencia? Si somos en Centro América una basta hacienda de los Estados Unidos, 5 caricaturas de Repúblicas, no somos lo que soñaron los próceres.

Carlos siempre al frente de los problemas de su hacienda, pues él no tenía necesidad de trabajar en su profesión, y su licenciatura de abogado sólo le servía para saberse un hombre con cultura y en sus ratos de ocio, leía a los clásicos y escribía poesía, era su talón de Aquiles.

Nace su primer hijo y le bautiza con el nombre de él, era Carlitos Jr. Que cosas da el amor cuando es transparente y claro como los manantiales. Antonio cambia de planes, Antonio hermano de Francis y ahora comandante guerrillero lleva a cabo el secuestro ya no de Carlos, pues se da cuenta que es hombre de buen corazón, y además en su cuñado, pero secuestra a don Jacinto, una tarde que él anciano estaba con su nuera Francis almorzando y haciéndole mimos a su nietecito Carlitos, llegó a donde su hermana con una veintena de hombres armados hasta los dientes, no sin ante haber dado muerte a cuatro de los que protegían y cuidaban a Don Jacinto y se lo llevó con rumbo desconocido a la montaña o algún sitio donde tenerlo cautivo.

Cuando llegó Carlos y supo la noticia, su pesar fue profundo y el impacto de la noticia fue tremendo, pues aunque sabía lo de Antonio y en lo que estaba metido, no lo creía capaz de llegar hasta esos extremos, pasaron días de angustia algún arreglo para pactar con ellos, eso sí pedían dinero por su rescate.

Transcurridos 20 días aproximadamente llegó un emisario del comandante Antonio, pidiendo la suma de un millón de colones, suma considerable, pues aunque las propiedades valían mucho más,  el efectivo a veces no se tiene de inmediato, y acudió a vender un pedazo de aquellas tierras mal vendido por cierto, pues cuando se desea vender algo de emergencia las personas aprovechan la necesidad de la otra parte. Así mal vendida,  la parte que se vendió y otros préstamos que ofrecieron los amigos allegados y conocedores del problema.

Se reunió al fin el  millón de colones y Carlos creyó que el problema iba a parar ahí. Se esperó que llegase el emisario que enviaba Antonio y que dieran instrucciones para efectuar la devolución de su padre y así pagarles el plagio.

La angustia y la desesperación de apoderó de Carlos; de sus hermanas y familia. Pasaron los meses y ya casi llegados los dos meses y medio, se presentó nuevamente el mismo emisario quien llevaba instrucciones precisas de dónde?. Del cuándo?. Y del cómo. Se entregaría el millón de colones y ellos devolverían a Don Jacinto.

Fue en la quebrada y hondonada, del GUARUMO, parte solitaria y de hondonadas donde se iba a entregar a Don Jacinto, supuestamente ellos lo devolverían sano y salvo. Pero no fue así pues a la hora y media llego el propio Carlos con sus hombres todos iban armados hasta los dientes, los más negros pensamientos se cruzaron por la mente de Carlos, pero no se podía mover, ni para un lado, ni para otro y así el millón de colones se le llevó a Antonio por la vida de Don Jacinto.

Don Jacinto efectivamente fue entregado ése día, de las manos de sus captores, pero ellos negociaron con un cadáver, pues Don Jacinto había fallecido. Se desató un combate encarnizado entre ambos bandos saliendo  herido Carlos, Antonio se dió a la retirada, llevándose el millón de colones y habiéndoles entregado sólo un cadáver. En la autopsia  realizada al cadáver de Don Jacinto el forense dictaminó que el había fallecido de infarto.

Fue vano el esfuerzo de Carlos en conseguir el millón de colones, que hacen un equivalente de unos $120,000.00 dólares, después del sepelio de Don Jacinto, Carlos se notaba triste, melancólico… es que su alma de poeta, estaba saturada de dolor y amargura. Sólo pensaba en su familia, su hijo, su esposa y sus hermanas y su anciana madre.

La aparente tranquilidad que reinaba era una tregua de la guerrilla, para volver nuevamente con los hostigamientos se preguntaba entonces, si un soldado del ejército cumple con su deber por el sueldo que se le paga y un guerrillero, sólo defiende sus ideales.

Todavía el salvaje, su caballo favorito estaba en condiciones óptimas y recorre algunos parajes de aquellos bellos y solitarios lugares. Nuestra patria preñada de volcanes ofrece paisajes bellos y maravillosos, y da la impresión que nuestros continentes se han estado moviendo constantemente, a través de los milenios.

Nuevamente los combates continuaron y ésta vez fue diferente, pues arrasaron con la hacienda, dándole muerte a la esposa de Carlos a sus hermanas e hijo, fue algo dantesco, indescriptible… matando al ganado y a muchos colonos campesinos de la hacienda. Pero esta vez, fue el ejército quien se daba el lujo de esa barbarie.

Quizás porque Carlos y Antonio eran cuñados Carlos ya no sabía qué hacer y decidió después de darle cristiana sepultura a toda su familia, decidió vender todas sus propiedades y regresar a España.

Estaba destrozado totalmente pues había perdido a toda su familia sabía que aquella guerra le había hecho perder lo más valioso, sus seres queridos. Como una pesadilla recordaba paso a paso, todas las incidencias, no podía sacar de su mente aquellos brutales asesinatos. El país ardía y se constituía en un baño de sangre. Y para olvidar todo, había que buscar otros horizontes, pues toda su familia había muerto.

Vender todo significaba no volver jamás a la tierra que lo vió nacer, pero había necesidad y cuando se presentó una oferta  no como él deseaba, pero aceptó y con aquellos millones de colones que después se convirtieron y se redujeron a miles de dólares emprendió su regreso a España, donde lo primero que hizo fue ir a buscar a Elisa, a MOGUER para saber si estaba  aún  soltera y si aún le esperaba.

Sorpresa agradable para Carlos, pues Elisa, aún se conservaba soltera y aún le amaba sabiendo que el amor de Francis, ya fallecida era más grande. Dios pone rutas insospechadas para el hombre y sus caminos, no son nuestros caminos dice el evangelio.

Carlos había quedado solo en el mundo, pero si Elisa le daba su corazón nuevamente seria como ver el cielo abierto y como llegar a un oasis después del desierto, así aquellas almas se unieron y Carlos contrajo nupcias con Elisa y fue la voluntad de Dios, quien unió aquellos dos seres.  Carlos se quedó a vivir definitivamente en España y fue muy feliz con Elisa. El amor y el dolor se fundían en su pecho recordando como: negra pesadilla, toda esta cruel tragedia regresa Carlos a España y busca a Elisa, afortunadamente le encuentra y le cuenta todo, todo! Ella le escuchaba atentamente las lágrimas de Carlos la conmueven… ¡no dice nada! Sólo le abraza y le besa ardientemente aún a sabiendas que el amor de Francis fue más intenso… ella sabe y comprende que es mejor callar y que la sabiduría de Dios haga la mejor parte. Jesús dijo: mis pensamientos no son tus pensamientos así el dolor y el amor se fundían en su pecho y se quedó para siempre en España.

Inmensa mente grande, inmensamente sabio, e inmensamente humano,  el papa Francisco hombre de Dios cuando dijo: que en vez de construir muros era mejor construir puentes ¡Que sabiduría! Ahora la iglesia católica tiene un gran papa más humano más cerca del dolor y cerca de los pobres, más hermanado con la humanidad.

Realmente Monseñor Romero fue un santo, escuche la canción que le compusieron en su honor:

En  estas calles del hambre vi pasar al profeta, ¡Que realidad! En estas calles del hambre una gran verdad y recordemos que no estamos solos pues Jesús está con nosotros, hay que recordar que cuando Pedro se hundía en el agua  Jesús le da su mano poderosa.

Nuestras vidas están en las manos de Jesucristo y por su sangre hemos sido redimidos, creo en la iglesia católica, y creo en sus santas y santos, me conmueve la vida de este santo san Romero de América, con el papa Francisco la iglesia católica es una nueva visión de amor y de fe  a la humanidad, en estos momentos que se cumplen cien años del nacimiento de nuestro pastor se lleva a cabo la gran peregrinación de amor y por amor, caminata hacia la cuna de Monseñor Romero (Ciudad Barios)  que viva el papa Francisco, que viva Monseñor Romero   y nuestro cardenal Gregorio Rosa Chávez.

¡No, Monseñor Romero no ha muerto!. Surgió del pueblo y vive en el corazón del pueblo, ahora su nombre es universal y todo el mundo sabe de él ¡Que grandeza, que sacrificio y que amor para su pueblo este pueblo Salvadoreño que no lo olvidara jamás.

Me conmueve muchísimo la figura de Monseñor Gregorio  Rosa Chávez, pues  él posee un gran espíritu también y es coherente con los ideales de monseñor Romero y creo que no me equivoco al decir que también han sido injustos con él pues es seguidor de Monseñor Romero  pero la justicia divina siempre llega y al fin llegó, pues ahora el papa le ha nombrado y honrado al convertirle en cardenal, Monseñor Gregorio Rosa Chávez se lo merece pues sus valores, su estatura moral y espiritual corren en formas paralela a la de Monseñor Romero.

Siento en mi corazón una gran felicidad desde el momento en que fue nombrado cardenal. Nuestro Dios el padre del universo y de Jesucristo así lo ha querido, bendiciones para Monseñor Rosa Chávez, mi alma rebosa de alegría y le amamos muchísimo.

Un poema de este servidor dice así: (a Jesús)

Esas manos divinas

Manos que los leprosos sanaron

Manos que a los muertos resucitaron

Son pétalos de luz tus manos

Dios humanizado amor hecho amor

La humanidad tus manos divinas

En un madero las ha clavado

Señor dame de esa agua

De la que no se vuelve a tener sed

De esa agua que le ofreciste a la Samaritana

Se han celebrado las fiestas en honor al Salvador del mundo  y con ellas los cien años del nacimiento del pastor. Seres como él viven para siempre en el corazón del pueblo, gracias señor que nos distes a Monseñor Romero que dio su sangre por este pueblo.

Gracias señor que nos diste a Monseñor Rosa Chávez, y bendiciones al papa Francisco por tan sabia decisión pues ahora él es cardenal conocido a nivel mundial, y los soberbios enmudecieron cuando se supo la noticia pues Jesús dijo: los humildes serán ensalzados  y los soberbios serán humillados, pues los dioses del dinero  son pobres, pues solo tienen su dinero.

Inmensamente grande, inmensamente sabio, e inmensamente humano,  el papa Francisco hombre de Dios cuando dijo: que en vez de construir muros era mejor construir puentes ¡Que sabiduría! Ahora la iglesia católica tiene un gran papa más humano más cerca del dolor y cerca de los pobres, más hermanado con la humanidad.

Realmente Monseñor Romero fue un santo, escuche la canción que le compusieron en su honor:

En  estas calles del hambre vi pasar al profeta, ¡Que realidad! En estas calles del hambre una gran verdad y recordemos que no estamos solos pues Jesús está con nosotros, hay que recordar que cuando Pedro se hundía en el agua  Jesús le da su mano poderosa.

Nuestras vidas están en las manos de Jesucristo y por su sangre hemos sido redimidos, creo en la iglesia católica, y creo en sus santas y santos, me conmueve la vida de este santo san Romero de América, con el papa Francisco la iglesia católica es una nueva visión de amor y de fe  a la humanidad, en estos momentos que se cumplen cien años del nacimiento de nuestro pastor se lleva a cabo la gran peregrinación de amor y por amor, caminata hacia la cuna de Monseñor Romero (Ciudad Barios)  que viva el papa Francisco, que viva Monseñor Romero y nuestro cardenal Rosa Chávez.

Y mi sangre será semilla dijo el profeta y la semilla del amor y la justicia, y si me matan  resucitaré en mi pueblo.

Hace muchos años cuando se celebraba aquí un evento artístico alguien dijo: que el Salvador era el país de la sonrisa que lejos estamos de que eso sea cierto, pues somos es cierto un país muy bello al que amamos pero de gran peligrosidad aún no se esclarece la muerte de los Jesuitas y no se ha hecho justicia  con estos asesinatos.

Más que sonrisa parece la mueca macabra de la muerte la que estamos viviendo, este fin de semana sábado 12 y domingo 13 de agosto se registraron  35 asesinatos, que pasa en este país tan chiquito y que nadie puede controlar ¿Qué sucede en  el pulgarcito de América como dijese Gabriela Mistral.

A Monseñor Romero debemos de tenerlo en nuestros corazones como llama ardiente del amor.

Ver también

CUANDO LA LUNA CAMBIE A MENGUANTE XIII CANTOS

René E. Rodas   A mi hermano, Alex Rodas I Hace tiempo que estoy aquí. …

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: