web analytics
lunes , 16 octubre 2017
Inicio » Opiniones » Medidas duras y contundentes

Medidas duras y contundentes

@arpassv

Como reacción al incremento de los asesinatos y la masacre cometida por las pandillas la semana pasada en San Juan Opico, cialis el gobierno anunció acciones drásticas. El ministro de Seguridad, view Mauricio Ramírez Landaverde, sovaldi sale advirtió con medidas “duras y contundentes”.

Los graves crímenes que enlutan a las familias salvadoreñas y el anuncio del ministro Ramírez Landaverde deberían provocar una discusión seria sobre medidas de seguridad realmente “duras y contundentes”.

Una medida verdaderamente “dura y contundente” que la izquierda gobernante debería impulsar (como lo hacía cuando era oposición) es el desarme de la sociedad, mediante una prohibición total de las armas de fuego. La importación y venta de armas, y otros negocios relacionados como la seguridad privada, se lucran de la violencia e inseguridad.

Otra medida realmente “dura y contundente” es impulsar una reforma fiscal progresiva donde paguen más quienes tiene más y provea recursos suficientes para financiar las políticas integrales de seguridad contenidas en el Plan El Salvador Seguro, las cuales combinan control y persecución penal, prevención de la violencia, rehabilitación y reinserción, atención a víctimas y coordinación interinstitucional.

El gobierno, el FMLN y las organizaciones aliadas deben poner su fuerza movilizadora en función de esta propuesta para intentar cambiar la correlación parlamentaria.

Y, desde luego, en el ámbito represivo también urgen medidas “duras y contundentes”; pero éstas deben apuntar más hacia los jefes de las pandillas que ordenan los asesinatos, sus proveedores de armas, el crimen organizado y los políticos inescrupulosos que podrían estar jugando con el sube-baja del índice de homicidios.

Para esto es necesario, más que un mayor despliegue de fuerza militar, una mejor inteligencia policial que detecte los planes delincuenciales, se anticipe al accionar de las pandillas y evite actos de violencia. El centro de escuchas telefónicas, que el ex fiscal Luis Martínez utilizó para fines personales, también debe servir para combatir dura y contundentemente la delincuencia.

Éstas serían algunas medidas “duras y contundentes” contra la violencia e inseguridad que, además, pondrían a prueba la voluntad política real de la fariseica derecha oligárquica que públicamente se rasga las vestiduras por la violencia pero en privado la celebra (y promueve) porque desgasta al actual gobierno y le servirá electoralmente los comicios presidenciales del 2019.

A %d blogueros les gusta esto: