web analytics
Página de inicio » Galerías » Lo que el 32 no calló

Lo que el 32 no calló

Con antorchas y velas la Comunidad Indígena de Izalco conmemoró a las víctimas del etnocidio de 1932. La caminata concluyó en El Llanito, lugar donde fue abierta una fosa común para sepultar a las víctimas. Hasta hoy en ese lugar, según testimonios, aún  reposan los restos de miles de masacrados.

 

Ver también

“No tenemos nada para comer”, exclaman ciudadanos

Texto y Fotos: René Estrada @DiarioCoLatino “Un grito de auxilio” exclaman familias de sectores vulnerables …