web analytics
Página de inicio » Salud » Las fórmulas comerciales de leches

Las fórmulas comerciales de leches

Los tipos de fórmulas de leche para bebé o leches formuladas para bebé en el mercado de las leches es amplio, variado y constantemente están reformulándolas o solo le cambian nombre a las leches, con lo que confunden al Pediatra, a la madre y al bebé, pero lo importante es usar la fórmula que es más conveniente para el bebé y con la que el médico debe estar muy familiarizado.

Es importante hacer una advertencia: que las fórmulas de leche, para lograr que se vendan más, los fabricantes presuponen que el bebé tiene que terminar alimentándose con ellas y que abandone el Seno Materno. Para cumplir con este propósito, se le agregan acentuadores del olor y del sabor (odorizantes y saborizantes). ¿Qué se quiere decir con esto?: que a las Fórmulas se le agregan sustancias que le dan mejor olor, diferente al olor sui generis o propio que tiene la Leche Materna. Por ejemplo, la vainilla y otras esencias, algunas naturales y en el peor de los casos, artificiales. Lo mismo ocurre con el sabor, enmascaran el sabor de la fórmula con saborizantes de modo que el bebé que toma Seno Materno y complementa su alimentación con fórmulas, por este motivo, y solo por éste corre un gran riesgo de que abandone el Seno Materno por las diferencias de olores y sabores; y al final el bebé rechazará el Seno Materno y seleccionará o preferirá las Fórmulas, como la fuente de satisfacción alimentaria. Luego la madre entrará en ansiedades, depresión, que la llevará al caos por el rechazo que sufre por parte del bebé a su seno materno. No quiere mi chiche, le da asco mi chiche es la queja de la madre y un pretexto ideal para abandonar la lactancia al Seno Materno.

Es muy recomendable que, si se decide a seguir su instinto maternal alimente a su bebé solo al seno materno y NUNCA le ofrezca una fórmula hasta que, tanto el bebé como usted, sientan las señales de pertenencia del uno al otro si no el bebé terminará teniendo a un biberón como mamá y usted será una madre frustrada y rechazada por su hijo. Si usted quiere ofrecerle otros sabores del Jardín de las Delicias que la naturaleza nos ofrece, desde los 3 meses puede ofrecerle otros manjares, para variar así la dieta del bebé. Luego le digo cómo es la cosa. A veces es obligado ofrecer otros alimentos o que se tenga que complementar su alimentación; y es preferible, en lugar de complementar la alimentación con fórmulas infantiles. Darle de comer alimentos con leche materna o con fórmula y evitará el rechazo al Seno Materno.

FÓRMULAS NUTRICIONALES: VENTAJAS Y DESVENTAJAS

Los tipos de fórmulas o leches que el mercado de los alimentos para bebé nos ofrece son una amplia variedad, pero lo más importante es usar la más conveniente para su bebé y con la que el médico debe de estar muy bien familiarizado.

Los procesos industriales aplicados a las fórmulas infantiles han tratado de hacerlas similares a la leche materna humana, pero nunca podrá lograrse ese efecto. Tanto la calidad y la cantidad de proteínas como sus grasas y azúcares no serán similares, pero sobre todo no pueden hacerlas similares a la Leche Materna Humana por la especificidad de los anti-cuerpos que la leche materna humana contiene y que son específicos para combatir las infecciones que afectan al Recién Nacido humano.

1) LECHE DE SOYA

Después de la leche materna, la leche de soya es la más suave, menos pesada, posee todos los elementos necesarios para la nutrición desde la niñez a la vejez; se usa como complemento ideal después del seno materno. Se puede usar como suplemento o que sustituya la leche materna, cuando la madre no está en casa, cuando trabaja. Tiene el inconveniente, como lo presentan otras fórmulas, que los fabricantes le agregan aromatizantes y saborizantes o acentuadores del sabor que pueden inducir o llevar al bebé a que en el futuro rechace la leche materna o el seno materno. Otro inconveniente es que puede teñir las heces de verde (sin ser diarrea) del bebé y llevar a pensar erróneamente que el bebé tiene diarrea. También contiene trazas de insecticidas, como producto del proceso de siembra y conservación del frijol de soya. Lo ideal sería que el frijol de soya fuese cultivado de un modo orgánico, es decir, sin usar fertilizantes ni insecticidas químicos; algunas madres prefieren preparar ellas mismas la leche de soya para preparar otros alimentos como poleadas, puré, arroces, flanes, etc. Otro inconveniente es que no contiene anti- cuerpos que protejan al bebé contra infecciones como sí lo hace la leche materna. No contiene trazas de hormonas.

2)LECHE   MATERNIZADA DE LECHE DE VACA

Se le llama maternizada para que nuestras madres piensen que es similar a la Leche materna, pero como su nombre lo indica es preparada a partir de la leche de vaca. Esto hay que aclararlo ya que muchas madres, en nuestros países, no saben que la leche que pueden obtener en el mercado procede de tal animal por lo que solo le llaman “LECHE DE LATA”; y le llaman leche de vaca a la leche que por la mañana venden en las tiendas de barrio la cual es leche fresca, recién ordeñada, sin proceso de purificación o pasteurización por lo que las abuelitas recomiendan darle tres hervores, pudiendo agregársele café, vainilla, canela, clavo de olor para darle mejor sabor y olor o para que “no le haga daño” al niño.

Ver también

Técnica de alimentación para que un niño recién nacido sea sano: la madre sentada con su bebé sentado a “caballo” (Cont.)

Dr. Fredy Rosales Meyer Médico Pediatra, Neonatólogo. La madre siempre lo sostiene del cuello posterior …