web analytics
viernes , 20 octubre 2017
Inicio » Opiniones » Las elecciones de segunda vuelta: un triunfo popular

Las elecciones de segunda vuelta: un triunfo popular

Francisco Américo Mejía

Los resultados electorales del 9 de marzo  nos arrojan 1, salve mind 495, no rx 815 votos para el FMLN y 1,489,451 para ARENA, lo que da una diferencia de  6,364 votos con los cuales gana el FMLN. Además se puede observar, si se compara con las votaciones de primera vuelta, el FMLN aumentó  su caudal de votos en 181,204 y ARENA en 442,458, es decir un total de 623,662 votos. La pregunta que surge es ¿de dónde salieron los votos en que aumentó cada partido? Como los votos que sacó la otra derecha (Unidad y los dos partidos pequeños) en la primera vuelta fueron 325,467,  los votos válidos extras  para los dos partidos fueron 298,239. La votación de la segunda vuelta representa un crecimiento neto, respecto a la primera de 278,467 verdaderos nuevos votantes; la explicación del porqué los votos válidos extras obtenidos por los partidos es mayor que los votantes nuevos que acudieron a la segunda vuelta, es porque disminuyeron los votos nulos, impugnados y abstenciones respecto a la primera vuelta, como se mostrará cuantitativamente más adelante.

Según las encuestas que se realizaron antes de la segunda vuelta por las universidades, nos informaron que los votos de la otra derecha se dividirían entre el FMLN y ARENA: el FMLN obtendría aproximadamente un tercio de los votos, lo que supondremos que fue así, por lo tanto el FMLN obtuvo además, aproximadamente, un cuarto de los votos nuevos. Por su lado la ultraderecha obtiene dos tercios de los votos de la otra derecha y tres cuartos de los votos nuevos aproximadamente.

Lo que se dice a nivel popular es que ese alto número de votos que obtuvo la ultraderecha se debe al financiamiento de los documentos únicos de identidad, los votos que obtienen por coacción de los empleados de más de 300 empresas y los patronos que obligan a sus empleados domésticos , los atemorizados por el miedo a “otra Venezuela”,  los que creyeron la calumnia del Ferrari y la compra de votos; también ARENA logró que salieran a votar todos los ancianos y personas con capacidades especiales de las familias areneras y el resto de votos son los de los partidos de derecha que emigraron a ARENA. Esto nos dice que parte de ese alto porcentaje que obtuvo ARENA no es un apoyo seguro o consciente ya que si se logra minimizar la presión de los empresarios sobre sus empleados, la compra de votos,  lo mismo los  que se favorecieron con el financiamiento de sus DUI´s, mientras no reciban dádivas pueden emigrar a otras opciones políticas; algo parecido surgirá cuando los embaucados se den cuenta de la realidad sobre lo que sucede en Venezuela y el caso calumnioso del Ferrari. Un tema especial es poder valorar el efecto que tuvo el miedo, basado en las mentiras sobre el conflicto venezolano, de la población que votó por ellos debido esa estratagema de la ultraderecha.

Lo extraordinario de la tesis sobre Venezuela es que ha significado: si no gana ARENA, los areneros prometen convertir a El Salvador en otra “Venezuela”, lo que están intentando. Los ciudadanos, los grupos democráticos que verdaderamente aman al país y el FMLN debemos detener esa locura ultraderechista.

Un argumento de la ultraderecha para hablar de fraude es que los votos nulos fueron muchos y esto debido a una política del FMLN, lejos está esto de la verdad, se les olvida que los anarquistas llamaron a anular el voto, lo que logró que en la primera vuelta tuviéramos 33,688 votos nulos y 14,291 abstenciones, haciendo un total de 47,979 votos, mientras que en la segunda vuelta fueron 19,579 nulos y 8,915 abstenciones (28,494), es decir solamente el 58.1% de votos nulos respecto a la primera vuelta, o el 59.4% de la suma de nulos y abstenciones, lo que se explica en parte,  por el hecho que en la segunda vuelta disminuyó el pregonar de los anarquistas. Debe considerarse además que los votos nulos se consensaron por los dos partidos en cada mesa.

La estrategia de la ultraderecha es desestabilizar al país y de ahí la presentación de recursos y su llamado a la Fiscalía General de la República y sus recursos ante la Sala de lo Constitucional (¿?), luego de que su llamado a la Fuerza Armada fuera rechazado categóricamente. Todo apunta a que la ultraderecha y la oligarquía realizaron una serie de acciones fraudulentas y posibles delitos electorales; resulta curioso que ahora es ARENA la que impulsa campaña denunciando fraude del TSE y el FMLN, cuando fueron las fuerzas de la ultraderecha las que deberían estar siendo investigadas por el fraude-delito: coacción y compra de votos entre otros.

El triunfo popular es incuestionable, hoy se derrotó a la oligarquía en su conjunto y no solamente a su partido; felicidades al pueblo salvadoreño por el triunfo y ¡a estar atentos a las maniobras de las fuerzas oscuras que amenazan al país. !

A %d blogueros les gusta esto: