web analytics
Página de inicio » Internacionales » La ONU se reúne para debatir sobre Ucrania

La ONU se reúne para debatir sobre Ucrania

Por Laetitia Peron/Anatili Stepanov

Kiev/Soledar/AFP

La violencia se ha reanudado este viernes en el este separatista prorruso de Ucrania después de una breve tregua al tiempo que el Consejo de seguridad de la ONU pretende mantener una reunión de urgencia sobre el conflicto, cure que ha dejado ya 5.800 muertos en diez meses.

Este encuentro tiene lugar un año después de que un comando prorruso se hiciera con el control del parlamento de Crimea, troche etapa previa a la anexión de la península ucraniana por parte de Rusia, que precedió a una escalada de violencia en el este.

El Consejo de seguridad, que se reúne a petición de Francia y Alemania, estudiará los informes de los responsables de la OSCE (Organización para la seguridad y la cooperación en Europa), que dispone de equipos de observadores en el este ucraniano, antes de mantener conversaciones a puerta cerrada.

El ejército ucraniano dio cuenta el viernes de tres soldados muertos y siete heridos en las 24 horas sucesivas a dos días en los que no se había reportado ningún muerto.

Según el portavoz militar ucraniano Andriï Lyssenko, los combatientes rebeldes atacaron “con carros de combate y morteros” las posiciones ucranianas cerca de las ruinas del aeropuerto de Donetsk.

Lyssenko denunció, además, “el redespliegue de las fuerzas enemigas” y apuntó a “actividades de inteligencia en la primera línea del frente”.

Por su parte, el dirigente de la autoproclamada República popular de Donetsk, Alexandre Zajarchenko, afirmó el jueves que sus fuerzas ya habían “retirado el 90%” de sus armas pesadas, una acción prevista por los acuerdos de Minsk 2, firmados el 12 de febrero.

Ucrania en guardia

Desde la entrada en vigor del alto el fuego el 15 de febrero, los rebeldes han arrebatado a las tropas ucranianas el estratégico nudo ferroviario de Debaltsevo, a medio camino entre las capitales rebeldes de Donetsk y Lugansk.

Todas las miradas se han posado ahora sobre Mariupol, puerto estratégico en el mar de Azov y última gran ciudad del este rebelde bajo el control del gobierno de Ucrania, donde el ejército ucraniano denuncia desde hace días una concentración de tropas enemigas y el sobrevuelo de drones.

Por su parte, la OSCE no ha confirmado la retirada de armamento pesado a la que se han referido ambos bandos.

“Hemos observado movimientos pero es todavía demasiado pronto para decir que el proceso ha tenido lugar”, dijo a AFP el portavoz de la OSCE Michael Bociurkiw.

En el plano diplomático, los occidentales parecen poco convencidos de la voluntad de Rusia, a la que acusan de armar a los rebeldes y de propiciar el conflicto.

El viernes, Philip Hammond, ministro británico de Relaciones exteriores, declaró que Moscú “no cumple con sus obligaciones en el marco de los acuerdos de Minsk”.

Estados Unidos, al tiempo que denunciaba las violaciones del alto el fuego, apuntaron el jueves a una “ligera” mejoría en el conflicto, en lo que fue el primer comentario positivo desde Washington desde hacía días.

Además, el tono también ha ido aumentando en el plano energético desde que el gigante ruso Gazprom empezara a proveer directamente a las zonas bajo control de los rebeldes después de que Ucrania hubiera dejado de hacerlo, lo que provocó el temor de una nueva guerra del gas.

El lunes se celebrará una reunión tripartita en Bruselas para intentar solucionar esta disputa.

Ver también

Rusia acusa a Israel de provocar el derribo de su avión militar en Siria

RT El presidente de Rusia, Vladímir Putin, ha declarado que el derribo del avión Il-20 …

A %d blogueros les gusta esto: