web analytics
Página de inicio » Opiniones » Jugando a la gallina ciega

Jugando a la gallina ciega

Raúl Bonilla Martí
poeta y escritor salvadoreño
“Otro mundo es posible”

Por salud mental dejé de ver algunos canales de televisión, también dejé de leer ciertos periódicos y dejé de escuchar algunas radioemisoras donde los pseudoperiodistas atormentan a la población con sus crónicas amarillistas con dolo y alevosía con un lenguaje vulgar y ofensivo resaltando en titulares todo lo negativo de forma grotesca, revictimizando a las familias que son afectadas por los hechos de violencia. Publicitar la violencia con morbosidad es promoverla.

Basta ya de terrorismo mediático

En nuestro querido país se practican diferentes tipos de violencia: intrafamiliar, estudiantil, laboral, callejera, estructural, cultural, cuya presencia más visible es la práctica machista y la injusticia social es el principal detonante de la violencia en el campo y la ciudad, promovidos en muchos casos por pandillas rivales peleando control territorial y vinculadas en algunas zonas a la narcoactividad.

Esta realidad no es exclusiva de El Salvador, he aquí algunos ejemplos a manera de ilustración: en Guatemala 4 policías secuestraron y luego quemaron a tres diputados del partido ARENA, Eduardo d’Aubuisson, William Pichinte, José Ramón González, junto a su conductor Genaro Ramírez, cuatro policías fueron arrestados y tres días después fueron asesinados en una celda del penal El Boquerón de máxima seguridad por hombres fuertemente armados en febrero de 2007, el 9 de julio de 2011 en la capital de Guatemala fue asesinado el cantautor Argentino Facundo Cabral por Alejandro Jiménez, alias Palidejo, narcotraficante costarricense, el 16 de agosto de 2017 un grupo de pandilleros armados entraron disparando al hospital Roosevelt de la capital de Guatemala para liberar a otro delincuente que estaba hospitalizado, matando a siete personas y doce heridos.

Tragedia en Honduras, tras la muerte de 355 personas, presas en un incendio posiblemente provocado en el penal de Comayagua en el centro del país, el 16 de febrero de 2012 en San Pedro Sula Honduras fueron quemadas 107 personas presas en el penal donde guardaban prisión.

Fue asesinada la hondureña Berta Cáceres, líder de la comunidad lenca, destacada luchadora ambientalista, quien organizó al pueblo lenca para impedir la construcción de la represa Agua Zarca en el río Gualcarque, sagrado para las comunidades lencas.

El 2 de octubre de 1968 se dio la masacre en la plaza Tlatelolco, México, por el ejército y policías: más de 300 muertos, 300 heridos y 5,000 detenidos, el 6 de noviembre de 2014 en Iguala, 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa fueron secuestrados y quemados en el estado de Guerrero México.

El 4 de abril de 1968 a las 18 horas y un minuto, Martin Luther King, pastor estadounidense de la Iglesia Bautista que desarrolló una labor crucial en Estados Unidos al frente del movimiento por los derechos civiles para los afroestadounidenses y que, además, participó como activista en numerosas protestas contra la guerra de Vietnam y la pobreza en general, fue asesinado por un segregacionista blanco en el balcón del Lorraine Motel en Memphis (Tennessee).

John Lenon, la polémica lo persiguió debido a su constante activismo por la paz a lado de su esposa Yoko Ono. En 1971 se mudó a Manhattan, donde su oposición a la guerra de Vietnam dio lugar a numerosos intentos por parte del gobierno de Richard Nixon de expulsarlo del país; mientras, sus canciones fueron adoptadas como himnos por el movimiento contra la guerra y la contracultura. Alrededor de las 10:50 p.m. del 8 de diciembre de 1980, poco después de que John Lennon y Yoko Ono volvieran a Dakota, el apartamento de Nueva York donde vivían, Mark David Chapman disparó contra Lennon por la espalda cuatro veces en la entrada al edificio. Fue llevado a la sala de emergencia del cercano hospital Roosevelt y fue declarado muerto a su llegada a las 11:00 p.m.

En Estados Unidos el 20 de abril de 1999 se da la masacre en Columbine High School Colorado, 15 muertos y 24 heridos, en Charlotteville Virginia una joven fue asesinada por odio de manifestantes racistas del Ku Klux Klan.

Atentados del 11 de septiembre de 2001

Los atentados del 11 de septiembre de 2001 (denominados comúnmente como 9/11 o con el numerónimo 11-S u 11S) fueron una serie de cuatro atentados terroristas suicidas cometidos aquel día en Estados Unidos por 19 miembros de la red yihadista Al Qaeda, mediante el secuestro de aviones comerciales para ser impactados contra diversos objetivos, causando la muerte de alrededor de 3,000 personas y dejando a otras 6,000 heridas, así como la destrucción en Nueva York de todo el complejo de edificios del World Trade Center (incluidas las Torres Gemelas) y graves daños en el edificio del Pentágono (sede del Departamento de Defensa de los Estados Unidos, en el estado de Virginia), episodio que precedería a la guerra de Afganistán y a la adopción por el Gobierno estadounidense y sus aliados de la política denominada «guerra contra el terrorismo».

Los atentados fueron cometidos por 19 miembros de Al Qaeda,1 divididos en cuatro grupos de secuestradores, cada uno de ellos con un terrorista piloto que se encargaría de pilotar el avión una vez ya reducida la tripulación de la cabina. Los aviones de los vuelos 11 de American Airlines y 175 de United Airlines fueron los primeros en ser secuestrados, y ambos fueron estrellados contra las dos torres gemelas del World Trade Center, el primero contra la Torre Norte y el segundo poco después contra la Sur, provocando que ambos rascacielos se derrumbaran en las dos horas siguientes.23

El tercer avión secuestrado pertenecía al vuelo 77 de American Airlines y fue empleado para ser impactado contra una de las fachadas del Pentágono, en Virginia. El cuarto avión, perteneciente al vuelo 93 de United Airlines no alcanzó ningún objetivo al haberse estrellado en campo abierto, cerca de Shanksville, en Pensilvania, tras perder el control en cabina como consecuencia del enfrentamiento de los pasajeros y tripulantes contra el comando terrorista. Tenía como eventual objetivo el Capitolio de los Estados Unidos, ubicado en la ciudad de Washington.

Los atentados causaron más de 6,000 heridos, la muerte de 2,973 personas y la desaparición de otras 24,4 y resultaron muertos igualmente los 19 terroristas.

Los atentados, que fueron condenados inmediatamente como «horrendos ataques terroristas» por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas,5 se caracterizaron por el empleo de aviones comerciales como armamento, provocando una reacción de temor generalizado en todo el mundo y particularmente en los países occidentales, que alteró desde entonces las políticas internacionales de seguridad aérea.

Un francotirador de 64 años sembró terror la noche del lunes 2 de octubre del año 2017 en Las Vegas, EE.UU. al disparar a la multitud en un concierto de música country y causó al menos 59 muertos y más de 500 heridos, 59 personas han muerto y más de 500 se encuentran heridas tras un ataque al cierre de un festival de música en Las Vegas al que habían acudido unas 22,000 personas, según ha informado la policía. Los vídeos de los asistentes al festival Route 91 Harvest han captado varias ráfagas de un fusil automático. El ataque es el mayor tiroteo masivo en la historia de EE.UU., superando el ataque de Orlando cometido en junio de 2016 y en el que murieron 49 personas. El grupo terrorista ISIS se ha atribuido la autoría del tiroteo con un comunicado a través de la agencia de propaganda Amaq. La agencia aseguró que el autor del atentado es “un soldado del Estado Islámico”. El ataque fue realizado, según Amaq, como respuesta a las acciones de la coalición internacional, liderada por Estados Unidos, y que combate en Siria e Irak contra los radicales.

No obstante, el FBI ha descartado cualquier vínculo del ataque con el terrorismo internacional. “No existe ningún vínculo conocido entre el tirador y ningún grupo extranjero conocido”, señaló un portavoz del FBI durante una rueda de prensa celebrada en la ciudad.

El 17 de agosto de 2017 en Barcelona Las Ramblas son asesinadas 14 personas, y con un saldo de 126 heridos, y en Finlandia el 21 de agosto de 2017 fueron asesinadas 2 personas y 8 heridos apuñalados.

Como podrá leer estimado lector la violencia es multicausal y se practica en diferentes partes del mundo, ningún ser humano nace violento, la violencia se adquiere por falta de amor a Dios y al prójimo como a nosotros mismos, el mandamiento nuevo de Jesús de Nazareth.

El Boomerang de la violencia afecta mucho más a los pobres y los millones de dólares que se invierten para combatirlos en las capturas, procesos judiciales, más policías más ejércitos más centros penales más Bartolinas (bodegas humanas, escuelas del crimen organizado) más el cáncer de la corrupción todo ese drenaje de recursos no permiten el desarrollo a mejores niveles de vida en nuestro querido y único país.

Los gobiernos pasan y la violencia queda

Hasta la fecha, ningún gobierno ha resuelto el problema de la violencia, todos han seguido haciendo más de lo mismo y el boomerang de la violencia seguirá revirando por todos lados si no se eliminan las causas que lo generan, la injusticia social es la fuente fecunda donde se cultivan los viveros de la delincuencia.

El problema es muy complejo y muy difícil de resolver, se necesitan recursos económicos, mucha inteligencia, un equipo de científicos sociales que estudien todas las causales del fenómeno de la violencia haciendo un diagnóstico de la realidad, generando recomendaciones prácticas a los gobernantes para erradicar el cáncer de la violencia. Es muy difícil pero no imposible, de lo contrario se seguirá actuando al estilo de cuerpo de bomberos y jugando a la gallina ciega.

Ver también

Incomprensibles e irreflexivas esas caravanas de migrantes

Carlos Girón S. Es natural que a todas las personas sensatas y reflexivas les o …

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: