web analytics
Página de inicio » Nacionales » Invalidar la LEIV, un retroceso de los derechos de las mujeres
Miles de mujeres marchan en las principales calles de San Salvador, previo al día internacional, para exigir que sus demandas sean escuchadas, y hacen el llamado a organizarse y dar batalla por la autonomía y libertad. Foto Diario Co Latino/Samuel Amaya.

Invalidar la LEIV, un retroceso de los derechos de las mujeres

Alma Vilches
@AlmaCoLatino

Ante las declaraciones de la diputada Marcela Pineda, quien señaló que la Ley Especial Integral para una Vida Libre de Violencia para la Mujer (LEIV) no cumple los estándares para proteger a las mujeres, sino que por años sirvió de bandera para captar fondos, las organizaciones feministas aseguraron durante la marcha para conmemorar el Día Internacional de la Mujer, que invalidar la normativa significa un retroceso a los derechos de este sector poblacional, que constituyen el 53% de la población salvadoreña.

“Si sus argumentos para defender la LEIV son el número de denuncias (aumentando cada año) en lugar de las estadísticas de disminución de delitos contra la mujer, sus argumentos terminan confirmando la necesidad de una nueva ley. Las leyes deben ser eficaces para lo que se crearon”, publicó la diputada Pineda.

Mientras tanto, cientos de mujeres, campesinas, jóvenes, indígenas, ambientalistas, artistas, estudiantes y población LGBTI, marcharon este domingo desde las afueras de la Universidad de El Salvador (UES) hasta el parque Cuscatlán, para demandar igualdad de condiciones, mejores salarios, alto a los despidos injustificados, entre otras exigencias.

La Organización de Mujeres Salvadoreñas por la Paz (ORMUSA) indicó que la LEIV representa uno de los principales avances normativos en materia de defensa de los derechos de las mujeres en El Salvador, y reivindica la lucha de este sector.

“Eliminar la LEIV bajo el argumento de que no se aplica, si el Estado es responsable de aplicarla, eso ya dice mucho del compromiso con las mujeres. Con la ley se reconoció que las muertes de las mujeres se pueden prevenir y no hacerlo es violencia feminista; la violencia también ocurre desde las instituciones y se debe perseguir”, manifestó ORMUSA.

Asimismo, la organización externó que dicha ley reconoció la violencia laboral, la cual impide que las mujeres participen del mundo del trabajo; además, que existe el suicidio determinado por la exposición constante a la violencia  “Reconoció que nadie puede invocar nuestro historial sexual para justificar la violencia, que toda mujer puede ser acompañada desde la sororidad y acuerpamiento moral en un sistema de justicia insensible, pero sobre todo permitió que las mujeres pudieran involucrarse para salvar sus vidas”, recalcó.

Según Sidania Murcia, representante de Asamblea Feminista, las mujeres resisten ante un gobierno fascista que invisibiliza y viola sus derechos al querer eliminar la LEIV, lo cual representa un retroceso en materia de derechos conquistados a través de la lucha feminista. “Seguimos buscando a todas las personas desaparecidas, en especial a las niñas y mujeres, acompañamos y abrazamos a sus madres y familiares hasta encontrarlas. Denunciamos los crímenes de odio de compañeras y amigas transexuales, exigimos verdad y una ley de identidad de género”, sostuvo.  Asimismo, las representantes de la Colectiva Amorales condenaron el asesinato de Cristina, Karen, Flor, Raquel, Fernanda, Karla, Priscila, Joselyn, quienes seguirán vivas mientras quede un aliento, y continuar gritando justicia para las víctimas de feminicidios.

“Decretamos que hoy es la antesala del quiebre del neo fascismo instalado en El Salvador, llamamos a todas las feministas de cada rincón a organizarse y dar las batallas por nuestra autonomía y libertad”, expresaron las mujeres de la Colectiva Amorales.

Durante la marcha las mujeres exigieron el fin de la violencia machista y patriarcal, que desde enero hasta diciembre del año pasado dejó cerca de 10,000 embarazos en niñas y adolescentes, la mayoría producto de violaciones.

Además, por segundo año consecutivo las periodistas, comunicadoras y trabajadoras marcharon convencidas que sólo desde la colectividad podrán lograr la garantía y respeto a los derechos como mujeres y profesionales.

Dos investigaciones sobre la violencia experimentada por las mujeres en los medios de comunicación reflejan la grave situación de vulnerabilidad en que se encuentran al interior de los medios, los lugares donde desarrollan las coberturas y en las redes sociales, las cuales son utilizadas por el gobierno para desacreditar la labor basándose en la misoginia.

“Nos resistimos a aceptar y normalizar los diferentes tipos de violencia contra las mujeres que hoy por hoy suceden dentro de los medios de comunicación tradicionales e independientes, ahí donde el discurso ha demostrado la incoherencia con la práctica y donde muchas mujeres trabajadoras de la información sufren discriminación, violencia y acoso laboral”, reza un comunicado difundido por las comunicadoras.

Ver también

Trabajadoras de la maquila textil piden mejores condiciones laborales

Samuel Amaya @SamuelAmaya98 En el contexto del 5 de julio, día dedicado a las personas …