web analytics
lunes , 23 octubre 2017
Inicio » Nacionales » Iglesia católica dedica festividad del Divino Salvador del Mundo al centenario del natalicio de Monseñor Romero
Iglesia católica dedica festividad del Divino Salvador del Mundo al centenario del natalicio de Monseñor Romero
Nick Mahomar de la cofradía del Divino Salvador del Mundo (izquierda) y Francisco Góngora, párroco de Catedral Metropolitana, anuncian las actividades religiosas durante los festejos agostinos en honor al patrono de San Salvador. Foto Ricardo Chicas Segura/Diario Co Latino.

Iglesia católica dedica festividad del Divino Salvador del Mundo al centenario del natalicio de Monseñor Romero

Alma Vilches
@AlmaCoLatino

La iglesia católica se prepara para festejar al patrono de la República, el Divino Salvador del Mundo, para lo cual ha organizado diferentes actividades religiosas donde la feligresía participa con fervor y devoción. Este 2017 la celebración estará dedicada a los 100 años del natalicio de Monseñor Romero, como un reconocimiento al trabajo y entrega del obispo mártir.

El sacerdote Francisco Góngora, párroco de Catedral Metropolitana, explicó que desde el pasado 28 de julio inició la novena en honor al Divino Salvador del Mundo, donde cada parroquia de la vicaría es la encargada de cada uno de los días.

El religioso manifestó que la novena concluirá el 5 de agosto con la Santa Misa a las 6.30 de la mañana, posteriormente la imagen del Divino Salvador del Mundo será llevado en procesión a la parroquia El Calvario y a las 10.30 de la mañana a la Basílica del Sagrado Corazón de Jesús.

A las 3 de la tarde están programadas las vísperas, para luego iniciar la procesión hacia catedral donde se tendrá el acto de trasfiguración o conocido popularmente como la “bajada”, momento en el cual la imagen del Divino Salvador del Mundo cambia sus vestiduras en un blanco resplandeciente.

Góngora destacó que las festividades en honor al Divino Salvador del Mundo para este año tendrán como lema “Sentir con la Iglesia”, con el objetivo de darle a las celebraciones un sentido más humano. El tema para este año será “Siguiendo los mártires en pos de Cristo”.

Asimismo, dijo que el monumento construido en las afueras de Catedral Metropolitana para recrear el momento de la Transfiguración tendrá un diseño especial de acuerdo a la temática, en la parte frontal o fachada principal tendrá la imagen de Monseñor Romero, al lado derecho estará una imagen de la Virgen de Fátima, debido al centenario de sus apariciones.

Mientras que, en el costado izquierdo estará una imagen de la fachada de la Catedral Metropolitana, la cual preside el Divino Salvador del Mundo, quien aparecerá con los brazos abiertos recibiendo a los mártires, por último en el sector de atrás se colocará el lema de las fiestas “Sentir con la Iglesia”.

Entre tanto, Nick Mahomar, presidente de la Asociación Cofradía del Divino Salvador del Mundo, indicó que el cortejo procesional recorre catorce cuadras que se acoplan a los catorce departamentos que conforman la República de El Salvador de donde el Divino Salvador del Mundo es el patrono titular. La imagen es cargada en hombros por grupos de 75 personas, miembros de diferentes hermandades y grupos religiosos de todo el país.

Para el 6 de agosto, a las 9 a.m., en el atrio del templo será la Santa Eucaristía en honor al Divino Salvador del Mundo presidida por el Cardenal Gregorio Rosa Chávez y concelebrada por los obispos del país, con lo cual finalizan las actividades religiosas dedicadas al patrono de la República.

Mahomar recalcó que la celebración de las fiestas agostinas en San Salvador no es solo un acontecimiento de carácter popular, se centra en el calendario litúrgico de la Iglesia Católica, donde el 6 de agosto es la celebración de la Transfiguración de Jesucristo, significante acontecimiento que ocurrió en el Monte Tabor, Palestina.

La celebración se fundamenta en el relato bíblico que dice, “Llegando Jesús al pie del Monte Tabor, el Señor escogió a tres de sus discípulos, San Pedro, Santiago y San Juan, para que le acompañaran y fueran testigos de uno de los momentos más gloriosos en su vida como humano”. Al llegar a la cúspide del Monte Tabor, Jesús se transfiguró de hombre a Dios; el relato dice que “Sus vestiduras se volvieron radiantes como la luz y más blancas que la nieve, y una voz en lo alto dijo: Este es mi hijo amado, en quien tengo todas mis complacencias, a Él escuchad”.

Al remontarse a la historia nacional, se encuentra que al fundarse la Provincia de San Salvador, el Rey de España, como era su costumbre, obsequiaba la “Imagen Patronal”, y en este caso, fue el Divino Salvador del Mundo, que aún permanece en Catedral Metropolitana. La imagen fue obsequiada por el Emperador Carlos V de Alemania y I de España, en 1546.

La celebración se inicia, en lo que hoy es el país desde los primeros años de la colonia, y posiblemente en sus inicios, como un acto de acción de gracias en el lugar conocido históricamente como Ciudad Vieja, muy cerca de La Bermuda.

Algunos referentes históricos apuntan a que durante la Colonia, la festividad se celebraba con un desfile de carácter cívico-religioso. Por el hecho de que en los primeros años no se disponía de una imagen patronal, se utilizó un banderín real que simbolizaba al Rey.

La imagen donada por el Emperador Carlos V, no se prestaba para representar el acto bíblico de la transfiguración, ya que se trata de una bella talla de una sola pieza, lo que dificultaba colocarle la vestimenta requerida, por lo cual en 1777, el artista y devoto don Silvestre Antonio García, miembro de la Tercer Orden Franciscana, esculpe la bella imagen del Divino Salvador, que es la que ahora recorre en procesión cada 5 de agosto en la Ciudad Capital. A esta imagen los salvadoreños de cariño le dicen “El Colocho”, esto debido a la rizada cabellera.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: