web analytics
jueves , 19 octubre 2017
Inicio » Nacionales » “Hay un antes y un después de Schafik”: Jorge Hándal
“Hay un antes y  un después  de Schafik”: Jorge Hándal
Jorge Schafik Hándal, hijo del líder histórico del FMLN. Foto Diario Co Latino/Rodrigo Sura

“Hay un antes y un después de Schafik”: Jorge Hándal

Mirna Jiménez
Diario Co Latino

Schafik Jorge Hándal Hándal, health dirigente histórico del FMLN, case cumplió este viernes nueve años de fallecido. Si estuviera con vida tendría 84 años. Nació en 1930 en plena efervecencia del primer movimiento comunista-campesino de El Salvador, medicine dos años antes que Agustín Farabundo Martí  fuera llevado al pelotón de fusilamiento.

Cuando Hándal murió se había convertido en el líder y figura predominante de un movimiento revolucionario iniciado por Martí, que se consolidó  a lo largo del siglo XX.

Jorge Schafik es el hijo de Hándal con más presencia en la política nacional y rememora en la siguiente entrevista con Diario Co Latino algunas de las facetas más importantes, tanto del líder político como del padre. Hándal Vega dice haber nacido en el penúltimo exilio de Schafik, en Chile. Recuerda que fueron cuatro los exilios de su padre, pero nunca lo sintió lejano.    

El instituto Schafik Hándal inauguró ayer el Primer seminario internacional sobre la vigencia del pensamiento de Schafik en el siglo XXI con varias ponencias alrededor del pensamiento de dirigente de izquierda.
En la actividad participan cuadros dirigenciales del partido de izquierda y  representantes de México, Cuba, Argentina, cuya coincidencia es que todos conocieron la obra de Hándal, las actividades concluyen el domingo al mediodía.

Según Jorge Hándal, este esfuerzo abre el debate para terminar en el congreso de octubre, que se va a debatir sobre el partido que se necesita, el rumbo de la lucha a partir de ese partido, la conformación de las fuerzas sociales en la actualidad y las clases sociales en El Salvador.

– ¿Qué significa para usted el 24 de enero?

Es el día que él trascendió a la historia del país. Ya era parte de la historia del país, pero esa fecha marca un antes y un después de Schafik en la política de El Salvador, tanto para sus antagonistas como para los propios  simpatizantes.

– A nueve años del fallecimiento de Schafik Jorge Hándal ¿qué logros ha alcanzado  el país?.

Digamos que han habido cambios, si no muy profundos y trascendentales, han habido cambios que en el modelo que se ha venido impulsando en 186 años y medio se han impulsado cambios que le han dado una lucesitas de cambios a este modelo: los paquetes escolares, el acceso de forma irrestricta a la información, a la salud de la población, el apoyo a Ciudad Mujer, la pensión básica universal, el Viceministerio de Ciencias y Tecnología; se ha abierto nuevos espacios para empresas cooperativas. No se ha cambiado el modelo, pero son cosas que rompen con la tradición. Es una gotita lo que ha entrado al sistema y ha empezado una serie de cambios que la gente ni siquiera lo soñaba, cambios que marcan una diferencia.

– Dentro del partido, ¿qué ideas del pensamiento de Schafik siguen predominado?

No se ha renunciado a ningún principio, a ninguna idea, a proyectos, pero son 186 años y medio de un modelo, de la presencia permanente de la derecha en todas las estructuras de poder del Estado y a todos los niveles, romperlos no es fácil y nunca es en línea recta. Nosotros hemos conquistado el poder ejecutivo con la mirada y el pensamiento de Schafik de lo que vamos a hacer. Salvador (Sánchez Cerén), nuestro presidente, a cada rato se refiere a las ideas de tranformación de Schafik;  Schafik decía: no siempre el camino es recto, a veces pareciera que retrocedemos, pero en lo general mantenemos el rumbo y mantenemos el objetivo de cambiar el sistema, el modelo, no simplemente hacer reformas y luego administrarlo con camisa roja, pero eso pasa por crear una verdadera democracia y eso son lineamientos de Schafik.

– ¿Es posible cambiar un modelo económico cuando se vive en otro, es decir, cuando no se llega al poder por no haber hecho una revolución?

Son cosas distintas. Cada país alcanza en la lucha popular lo que puede en cada momento, según el balance de fuerzas que tiene, eso es parte de lo que decía Schafik, la guerra nos dio hasta donde nos dio, y nos abrió los espacios que nos han permitido llegar hasta aquí, y creó la organización necesaria y la conciencia en el pueblo para apoyar. Sin la guerra no es posible el triunfo del FMLN con aquel modelo de tiranía que son los mismos que hoy están en ARENA, los que apuntalaban ese sistema, nunca hubiera sido posible derrotar a la dictadura militar, la derecha se ha visto obligada porque hay una fuerza que respetan que es el FMLN apoyado por el pueblo, se puede  y se debe cambiar.

– ¿A las nuevas generaciones que no  conocen el trabajo de su padre que les diría usted?

Que lean, que busquen información y que no crean el mensaje de la derecha que hay que ser apolíticos, que la política es mala y siguen metiéndose en ella, un político menos dice un muchacho y cuando uno lo observa es una forma de hacer política, el objetivo es desmovilizar a la gente en su objetivo; le dicen más vale lo viejo conocido que lo nuevo por conocer, en el fondo ese es el mensaje, entonces, hay que conocer a schafick, es actualidad, frescura de pensamiento,  porque él nunca fue cuadrado, fue de mente abierta, sin renunciar a principios.

Para schafick, el realismo en política es aceptar lo que hay para comprenderlo y tranformarlo, es muy distinto los otros solo dicen aceptemos lo que hay.

*3Entrevista Schafik 1

– ¿Falta poco o mucho por hacer con relación a la posición de Schafik?

Falta mucho. Bueno, recuerdo su discurso de desdolarizar, entiendo que ya no se va hacer.

EL FMLN sigue convencido que hay que tener moneda propia, pero para eso hay que tener economía fuerte. Usted no puede desdolarizar con el estado de la economía actual, desdolarizar con la actitud del gran poder económico, que entrancan todo, que impiden todo.

– ¿Qué es lo que más extraña de su padre?

Su capacidad de análisis, de debate, porque nosotros necesitamos debatir para encontrarle salida a los problemas. No se le va encontrar salida a nada si no se debate, pero sobre puntos comunes, no sobre diferencias, y todo el mundo lo reconoce, incluso sus enemigos, que con él se podía debatir, aunque lo dicen hoy que ya está muerto, pero cuando estaba vivo ¿qué decían?.

– ¿Qué es lo que más aprendió de su padre?

Que nunca hay que arrebatarse en opinar, que no hay que ser el primero en hablar para hacerse notar, no; que hay que saber escuchar a los compañeros, al enemigo también, para saber en qué anda, para saber cuál es su planteamiento y posteriormente poder dar una respuesta coherente y en la dirección indicada. Si recuerda, Schafik siempre tendía puentes, que los otros no los querían cruzar es un problema, pero él siempre tendió puentes, nunca cerró. Desde el discurso aquel en que dijo: no somos ovejas descarriadas que regresamos al redil, sino que somos maduros revolucionarios que tendemos la mano para ayudar a tender soluciones en este país, él mantuvo siempre esa posición.

– ¿Estaría él satisfecho con el trabajo hecho por el partido luego de su muerte?

Claro que sí. Es el balance de fuerzas el que hemos ido alcanzando, es lo que hemos podido ir arcando en cada momento, en cada coyuntura. Estaría desilusionado si no hubiéramos hecho nada,  pero hemos hecho. Se puede hablar de antes del gane del FMLN en 2009 y después del gane del FMLN. Aunque sean chiquitas las cosas pero han cambiado. La primera diferencia es que se rompió la unidad de la derecha solo con que ganáramos. No digamos hoy que la gente ya tiene los paquetes escolares, la pensión básica universal, la salud. Claro que estaría satisfecho, pero no conforme.

– ¿En qué cree que no estaría conforme?

Porque falta todavía que avanzar. Falta mucho. Por ejemplo, en el tema de democracia, falta una democracia inclusiva, participativa. Ahorita hay una democracia representativa que es excluyente, por más que hoy estén cambiando las reglas de la votación, sigue siendo exluyente porque una vez electos ¿qué canal de participación hay? ¿En qué ley dice que hay obligación de los elegidos y elegidas de escuchar al pueblo, de participar con el pueblo?, hay una ley de participación ciudadana, pero da igual, no se han creado todos los canales para que eso sea efectivo, no hay educación para eso. No se puede hacer una democracia participativa si tampoco hay educación para eso. Schafik estaría satisfecho, pero no conforme, eso no quiere decir que estaría en contra de lo alcanzado, falta, hay que profundizar, hay que avanzar.

– Hoy que vienen las elecciones ¿cuál sería el mensaje que le daría a la gente, tomando como parámetro, qué haría Schafik Hándal?

Bueno, primero hay que comprender cuáles son las raíces de la inseguridad y éstas son múltiples. Siempre se dice que es lo económico, pero lo económico es una parte, las oportunidades de formación educativa, la cultura, la exclusión, porque a pesar de tener empleo, hay empleo que excluye de las oportunidades. Por ejemplo, el empleo en las maquilas. Hay un expresidente arenero que dijo: hay que hacer un país de maquilas porque con la mano de obra barata tendremos desarrollo, ¿cuál es el desarrollo?, ¿cuál es el poder adquisitivo que obtuvo la gente, que le permite vivir dignamente? ninguno, es un salario de subsistencia, nada más. Cada vez que se habla de subir el salario, los empresarios de aquí, después que se rasgan las vestiduras diciendo hay que hacer tal cosa (contra la delincuencia) dicen no. Cuando el presidente Mauricio Funes promovió incrementar el salario mínimo en un 12%. Después de tanto regatear dijeron, vaya pues el 12%,  pero distribuido en tres años. Este equivale a 4% al año lo que es una miseria.

– ¿Qué tan cerca estuvo su padre de la familia, teniendo en cuenta las persecusiones y el exilio que sufrió durante su vida?

Él siempre se preocupó por generar tiempo para estar con la familia. No era un hombre que entraba a las ocho y salía a las seis, pasaba meses que no lo veíamos, pero también pasaba tiempo con nosotros. Él y mi madre se preocupaban de que nosotros siempre tuviéramos las dos figuras: la paterna y la materna. Por transmitirnos su pensamiento, él nunca nos adoctrinó ni nada por el estilo, pero sí hablamos mucho, él siempre se preocupaba por eso y una cosa que siempre nos decía era: mire hijo, hay que ser responsables, una decisión se toma en tres segundos -a veces en un segundo, si uno es sofocado, pero las consecuencias de esas decisiones duran toda la vida y  ahí hay que saber afrontar entonces las decisiones que uno toma y ahí es donde se ve el carácter de las personas. Si uno se pone a decir aquella me enganchó, aquel  me enganchó, entonces no tiene carácter. Cualquiera le puede dar cumbo a uno y uno toma las decisiones si se deja enganchar, sí pero las consecuencias son de uno, no se las puede transmitir a otro, entonces me enseñó a ser responsable con mis decisiones, buenas o malas.

– ¿Usted casi no lo veía?

“Como no”. No todos los días, a veces pasaba seis meses sin verlo porque la situación política no permitía, pero habían meses en que llegaba todos los fines de semana, dependiendo cómo estaba la situación de seguridad, así se movía él.

– ¿Cuántas veces estuvo exiliado su papá?

Cuatro veces, pero en ese tiempo fuimos naciendo varios, yo nací en el penúltimo exilio que él tuvo allá en Chile.

– ¿Cuál hubiese sido la reacción de su padre ante casos como el de Francisco Flores y CEL-ENEL?

Acusarlos, porque él los acusó, lo dijo, él cantó todo lo que está saliendo hoy, lo  avisó, hay corrupción en ARENA. Él no dijo va a salir Flores, va a salir fulano, no es de ese tipo, pero dijo: Hay corrupción porque está dentro de la forma de ser de ARENA, esa es parte de su idiosincrasia: el robo, la corrupción es parte de la forma en que ellos hacen política. El caso Flores es el más sonado porque el mismo se puso la soga al cuello, ni siquiera le estaban preguntando si el se había embolsado ese pisto y él salió de muy matón, seguro de la impunidad que no lo iban a tocar, diciendo no son diez pueden ser 15 o 20, y empezó a soltar la lengua. Pero ahí está también Majano que fue director del Seguro Social, están los casos de las medicinas que aparecieron enterradas, eran varias toneladas, medicina incluso vencida que compraban en las licitaciones para enterrarla porque tenían compadrazgo con el vendedor.

Los casos de FOMIEXPORT que fue el director del sector empresarial de ARENA. Jorge Nieto y David Gutiérrez en la autopista hoy Monseñor Romero, el proyecto RHESSA para reconstrucción de los hospitales, el mismo Guillermo Maza (exministro de Salud), quien mandaba a los pacientes al laboratorio donde su esposa era socia, en lugar de reparar los equipos para hacer esos exámenes en el hospital Rosales.

Ana Vilma de Escobar, cuestionada por el uso de $10 millones cuyo gasto no justificó. Entonces, está en la esencia misma de ser de ARENA la corrupción. Es la forma de mantener a la gente cohesionada alrededor de su planteamiento, pero todo eso depende no del bolsillo de ellos sino del de los contribuyentes.

Por eso cuando perdieron el poder todos estos que convivieron al amparo de la sombra del poder que generaba ARENA inmediatamente se vieron ante el gran solazo y corrieron a ver dónde buscaban refugio y a los cuatro meses se rompió el bloque de ARENA, además se querían pasar la cuenta entre ellos buscando quién la pague y no quien la debe, buscando el chompipe de la fiesta.

Y ARENA sigue actuando igualito, quiere regresar al poder para volver a gozar de toda las prebendas que tenían y seguir en la corrupción y que  con todo el mundo untado de corrupción nadie le ponga el dedo.

– ¿Cómo funciona el museo de Schafik Hándal?

Más que la vida de él, es su obra. La casa museo y el instituto Schafik Hándal están dedicados a la obra de Schafik. En el museo hay diversidad de cosas que tienen que ver con el legado de Schafik, hay muy pocas cosas sobre su nacimiento, sus padres, aquí está más que todo la obra de él, su pensamiento. El instituto, entonces, está dedicado  al estudio de su obra, a la sistematización de toda esa obra, por tema, por época, por el interés, las características, para poder editar trabajos y publicarlos, para dar a conocer y hacer del conocimiento y la obra de Schafik un saber popular.  Todo lo que público en diferentes momentos, cómo veía él al  FMLN a futuro. Todo eso es lo que pretendemos a través de la obra de Schafik, dotar al pueblo de esa herramienta de conocimiento político para seguir en el desarrollo de la lucha popular, porque esto no termina con ganar el gobierno, ahí solamente hemos abierto una puerta, falta.

La participación del pueblo en una democracia real no es también desordenada es ordenada. Incluso, en un gobierno de izquierda, tiene que ser ordenada para ser efectivo tanto el apoyo como la demanda. Por ejemplo, el presidente Salvador Sánchez Cerén ha planteado el buen vivir, que si se comparan las distintas plataformas que hemos tenido, sobre todo la de Schafik, tiene las ideas de la plataforma de Schafik desarrolladas a mayor profundidad y con mayor participación que la que hicimos con Schafik. Con Schafik se hizo una plataforma ampliamente consultada pero todavía había sectores que decían ¡uy! a saber qué vendrá. Hoy ya nos conocen, e incluso, hay mayor participación, incluso de personas que uno no esperaba que participaran, entonces, hay mayor profundidad y tenemos que debatir a cerca de eso. Lo que tenemos hoy es consecuencia de lo que empezó en el 2004.

– ¿Cómo resumiría el trabajo y la obra de su papá?

Siempre hubo un hilo conductor, el lo resumió como un luchador por la democracia, cuando le preguntaron que como quería que lo recordaran. Lo que aquí hay que preguntarse es ¿Que es la democracia? o ¿ qué entiende un hombre como Schafick que es la democracia? Entonces, allí viene todo un planteamiento de la participación de desarrollo de oportunidades, de consolidación de poder, de defensa de posiciones en fin de desarrollo de todo un país, esa es su obra poder ver hacia atrás, sacar conclusiones para poder seguir halando para el futuro, no hay futuro sin pasado y no habrá cambios sin análisis del pasado, sino está condenado a topar con la misma piedra, las herramientas que da el marxismo leninismo hacer análisis y sacar ruta, eso es su legado.

– Que le diría usted a personas, como Dagoberto Gutiérrez, que dicen que en el país no existen partidos de izquierda sino de derecha. ¿Que le diría a la gente que hace comentarios similares como por ejemplo que el FMLN se aburguesó.   Como hijo de un líder histórico como Schafik Hándal ¿Cuál sería su mensaje o reflexión?

Mira, por ejemplo nosotros siempre hemos hablado que nuestra lucha para cambiar El Salvador pasa por obtener el poder, no es la presidencia, es  el poder, ya quedó claro, no es el Estado. Tiene varios componentes: Lo militar, lo político y lo económico. Si tú no tienes influencias o por lo menos tienes influencia y peso en lo militar, si no tienes el poder temporal que te da las elecciones y si no logras influir en lo económico no tienes poder. Tendrás unas dos tercera parte, un tercio, pero no podrás hacer los cambios reales que necesita un país, no basta con ser gobierno. ¿Quién saca el dinero del país y se lo lleva en carretadas?, ese es otro problema de no tener moneda propia, tú no tienes control sobre las divisas, cuando estaba el colón había que cambiarlo a dólar, con la dolarización todo esto ya no existe. Yo le diría a la población que reflexione. La población no se equivoca, mira si le dieron la firmas a Gutiérrez para a conformar partido y que no digan que el FMLN les bloqueó las firmas.

Un comentario

  1. Juan Leonardo Alvarenga

    EN política una cuestión es la teoría y otra la practica. La teoría es romántica y la practica lleva la dosis de moral y ética, cualidades de las que carecen la mayoría de politicos. Por eso Centroamérica ha sido un botín para las bandas de politicos corruptos.

A %d blogueros les gusta esto: