web analytics
domingo , 24 junio 2018
Inicio » Opiniones » Gracias compañero Hato!!!

Gracias compañero Hato!!!

Licda. Norma Guevara de Ramirios
@guevara_tuiter

Nos vimos sorprendidos con el fallecimiento del compañero Hato Hasbún el pasado jueves 30 de agosto. Nos ha dejado un militante del FMLN que realizó con pasión una de las políticas de nuestro partido, impulsadas tanto en la oposición como en el gobierno; la política de alianzas, y ejecutó con singular eficiencia una de las palancas de esa política: el diálogo. Su personalidad le ganó el reconocimiento de la más variada gama de sectores, personalidades y organizaciones sociales y políticas con las cuales debió interactuar.

Con razón, el padre Rafael Moreno, al momento de despedir sus restos, identifica la sensación que nos embarga, como vacío que debemos convertir en gratitud a Hato, y en compromiso de continuar su tarea inconclusa en favor de la paz y la justicia social, para lo cual es importante tener en mente su legado.

Hato ingresa a las filas revolucionarias en tiempos en los que la dictadura militar desataba su furia contra el pueblo. Hato es, pues, de los militantes que para estar activo, luchando por el pueblo, dejaron de lado la comodidad de la familia y la academia para asumir con sencillez las tareas que la organización revolucionaria demandara de él. Las Fuerzas Populares de Liberación, FPL, fue la organización, de las cinco integrantes del FMLN, a través de la cual Hato se incorporó a la lucha en los años setenta.

Hato fue un militante de ideas firmes y con ellas convenció a muchos a seguir el camino de la organización revolucionaria para cambiar el país. Ahora, con su partida física afloran los recuerdos de quienes le conocimos, los recuerdos de la clandestinidad, del exilio, de sus rasgos sobresalientes, su mística, su pasión por la verdad, su ejercicio docente, su lucha en contra de la desigualdad. Hato sembró y cosechó respeto, consideración, confianza y acuerdos que, al cumplirse, resolvieron problemas.

En el primer gobierno del FMLN, el Presidente Mauricio Funes le nombró secretario de Asuntos Estratégicos y desde esa posición le correspondió situarse al frente de diferentes conflictos. También le nombró como ministro de Educación, luego que el Compañero Salvador Sánchez Cerén dejara el cargo para asumir la disputa por la Presidencia. Para el período 2009–2014, fue electo por la Asamblea Legislativa como Segundo Designado a la Presidencia de la República.

En la Presidencia del Compañero Salvador Sánchez Cerén fue nombrado secretario de Gobernabilidad y Comisionado Presidencial para la Seguridad; encabezó la construcción de consensos en los Consejos creados por el Presidente para los temas de seguridad, educación y sustentabilidad ambiental, los que cuentan con la integración de representantes de diferentes fuerzas políticas, económicas y sociales, iglesias, organizaciones laborales y representantes de diferentes organismos internacionales y de cooperación. En esos Consejos se construyeron planes para encarar con visión compartida los problemas nacionales.

La visión de unir y dialogar entre todos, para avanzar, para desarrollarnos, expresada por nuestro Presidente, tuvo en Hato a uno de sus mejores intérpretes.

El Compañero Hato fue un incansable buscador del pensamiento de la gente, dedicó parte de su vida a la investigación de la opinión pública. Sus relaciones como militante y como funcionario de gobierno van más allá de nuestras fronteras, y lo hemos constatado hoy con los diferentes mensajes de amigos a lo largo y ancho del planeta.

En el FMLN formó parte de la primera Comisión Especial Electoral en 1998. Fue integrante del Consejo Nacional del FMLN, formó parte de varios Comandos Nacionales de Campaña y su opinión franca siempre fue tenida en cuenta con respeto por los diferentes organismos partidarios.

Con mucha esperanza, participó en espacios inter partidarios formales e informales, y cuando el Presidente solicitó al Secretario General su intermediación para buscar Acuerdos de Nación que den permanencia a los Acuerdos logrados en 1992, y proyectar con ello el desarrollo en una nueva etapa, el compañero Hato insistía en que un nuevo Acuerdo debería alcanzarse con el apoyo de todos los actores nacionales, y así lograr la eliminación completa de la pobreza. Esa aspiración refleja el humanismo revolucionario de Hato, uno de los principios del FMLN.

A su esposa, a sus hijos, a su querida madre, y demás familiares de Hato, reiteramos nuestra solidaridad. Al compañero Hato, le decimos: Gracias por su ejemplo.

Y a todos cuantos sentimos la ausencia de un gran compañero, es preciso reafirmarnos que le tendremos en cada batalla y en cada victoria.

A %d blogueros les gusta esto: