web analytics
Página de inicio » Opiniones » FMLN: 26 años de ser partido, y a la XXXVI convención nacional

FMLN: 26 años de ser partido, y a la XXXVI convención nacional

Licenciada Norma Guevara de Ramirios

El 1 de septiembre de 1992, ante los oficios notariales del doctor José Fabio Castillo, 150 miembros del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional, FMLN, estamparon su firma para constituir al partido político FMLN. Además firmaron como testigos de honor la doctora Matilde Elena López y los arzobispos Arturo Rivera y Damas y Gregorio Rosa Chávez (ahora cardenal).

También firmó la histórica acta el legendario revolucionario Miguel Mármol, su firma representó el eslabón de quienes en 1932 lucharon junto a Farabundo Martí y las decenas de miles que lucharon bajo su nombre en las montañas, en la clandestinidad y en el mundo, para abrir al país una ruta democrática luego de poner fin a la dictadura oligárquica militar.

El FMLN cumplió todos los requisitos requeridos para ser declarado partido político, se preparaba para participar en la primera elección después de la firma de los Acuerdos de Paz; en los mismos se estableció como uno de esos acuerdos que la Asamblea Legislativa debía emitir un decreto que facilitara la conformación del FMLN como partido; ese decreto tardó y tuvo dos novedades: permitir que un partido usara el nombre de una persona fallecida al menos 50 años antes, y la segunda, reducir los tiempos en que debía cumplir los requisitos.

El primero era constituirse como partido y solicitar al organismo creado en virtud de los acuerdos de paz ese reconocimiento, el TSE. Pese a los obstáculos puestos por los magistrados de entonces, el 14 de noviembre de ese mismo año firmaron el reconocimiento del FMLN como partido.

Debemos agradecer a Daniel Castaneda y a Dominga García haber testificado para un juicio de identidad post mortem y desvanecer el artificio con el cual el TSE pretendió impedir la conformación del partido del pueblo.

26 años después, el pueblo salvadoreño y miles de combatientes sabemos que los sacrificios hechos antes de pasar a la vida legal como partido fueron imprescindibles para abrir el camino de la democracia a nuestra querida patria; ultrajada y masacrada con el propósito de proteger privilegios de minorías. También sabemos que la lucha librada en el plano de político electoral, social, ideológico han producido cambios que deben mantenerse y aumentarse.

Desde 1994 se han desarrollado ocho procesos electorales para Asamblea Legislativa y concejos municipales, cinco veces se eligieron diputados al Parlamento Centroamericano y cinco procesos electorales para la Presidencia de la República. Las ideas propias de la izquierda para recuperar y fortalecer el espacio de lo público, la participación de la ciudadanía, el poder local, el rol del parlamento, la independencia entre órganos de Estado se abrieron paso poco a poco.

Lástima grande que pese a las iniciativas del FMLN por una legislación progresiva en materia tributaria siga teniendo frenos en las fuerzas de derecha política, en los grupos económicos y en la prensa.

Dos de los cinco procesos electorales presidenciales los ganó el pueblo con el FMLN, y con ello se abrió paso a la denuncia de la corrupción, a legislar sobre el acceso del pueblo a la información pública y a legislar sobre los partidos políticos. La política social de los dos gobiernos del FMLN ha procurado apoyar a los sectores más necesitados y abrir espacio de participación de nuevos actores en la economía; por eso se recupera la agricultura y las pequeñas y medianas empresas pasaron a tener un peso específico mayor.

El FMLN es una fuerza política madura y con capacidad de ajustar su marcha a las expectativas de la sociedad hoy, en ella tienen carta de ciudadanía, jóvenes que recién nacían cuando el Frente surgió, quienes eran adolescentes cuando el Frente ganó la Presidencia. Somos parte y también partera de la nueva realidad de El Salvador.

Desplazar a la derecha del Órgano Ejecutivo representó abrir un camino nuevo y mejor para el país, y se debe continuar y mejorar, eso es lo que anima a la militancia del FMLN y con esa convicción se participa activamente, para no dejar que se le arrebate al pueblo lo conquistado.

Ese es el significado de la XXXVI Convención Nacional Ordinaria en la que se PROCLAMARÁ a la fórmula presidencial integrada por los compañeros ingeniero Hugo Martínez y la licenciada Karina Sosa en el Estadio Cuscatlán, el domingo 9 de septiembre próximo.

Decirle al pueblo y al mundo: son los mejores, los más preparados, los más experimentados y al mismo tiempo jóvenes, en ellos debemos poner la Presidencia y Vice Presidencia el 3 de febrero del próximo año.

Es hora de reflexionar juntos sobre el camino recorrido, y lo que falta para avanzar, seguros de que podemos hacer un MEJOR EL SALVADOR. ¡Acompañémonos en esta batalla, vale la pena!

Ver también

La gran conspiración electoral (1)

René Martínez Pineda Director Escuela de Ciencias Sociales, UES Apesar de que, en comparación con …

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: