web analytics
Página de inicio » Opiniones » Epístola a Nayib Bukele y sus nuevas y viejas ideas

Epístola a Nayib Bukele y sus nuevas y viejas ideas

Juan José Sosa

“Cuídense de los falsos profetas, que vienen a ustedes con vestidos de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces”. Mateo 7:15, cita de la versión de la Nueva Biblia de los Hispanos.

A raíz de los últimos acontecimientos acaecidos en el marco del evento electoral 2018, como decía el poeta de la nueva trova cubana Silvio Rodríguez en su emotiva canción Playa Girón. ¿Quisiera preguntar?

¿Cuál es el nuevo sistema electoral que usted pretende crear? Usted ha llamado a la juventud a desobedecer un deber constitucional que es el ejercicio del sufragio activo o derecho al voto. Si este llamado a incumplir la Carta Magna y en consecuencia de las leyes secundarias en materia electoral, es uno de los valores impregnados en sus “nuevas ideas”, y por ende en sus planes y programas para un supuesto gobierno que venga a rescatar el sistema de vida y valores actuales de la sociedad salvadoreña, debe tratarse de un programa muy secreto o muy poco transparente porque hasta la fecha no hemos tenido el gusto de conocerlo los jóvenes y adultos salvadoreños.

De seguro se trata de “otra nueva idea”. No le parece que para promover la transparencia y rendición de cuentas que debe privar en la sociedad del siglo XXI, al menos deberíamos ya conocer aunque sea un renglón de estos novedosos programas, los cuales se deben encontrar dispersos y aun sin sistematizar, a juzgar por sus discursos vacíos de contenido y de planes de acción que padecen del mismo síndrome de la dispersión y el desorden, pero eso sí, muy pero muy cargados de emotividad.

En todo caso, a usted lo que le importa es encantar a la juventud y hasta maravillarla con sus clichés o mensajes, y la aparente sencillez de un niño riqui ricón que usa cachucha, pantalones raídos y zapatillas a la moda, para andar en la onda juvenil, aunque todos los que le conocemos sabemos perfectamente que usted posee la astucia de transformar su personalidad a un elegante caballero vestido de fino y reluciente smoking negro que asiste a una cena para discutir negocios de sus empresas al estilo Donald Trump, hasta convertirse en un furioso y mal educado personaje capaz de agredir a una trabajadora por una crítica o reclamo planteado. (Cito caso de las manzanas y la supuesta bruja mal encarada).

Hasta este momento todavía nos falta por descubrir cuál era el verdadero objetivo de esa nueva idea del llamado a votar nulo o no votar. Se supone que era para castigar a los partidos políticos tradicionales y a sus cúpulas. Aunque por lo visto al único que afectó fue al FMLN (o en sentido contrario usted talvez buscaba favorecer a ARENA). Pero, ¿no será esto nuevamente demagogia política? ¿Por qué? ¿Cómo puede justificar usted que debido a su aspiración y casi manía de querer ser presidente exprés y a como dé lugar, usted acaba de anunciar la formación de un partido político en el vetusto sistema político que usted tanto critica, odia y aborrece?

Déjeme decirle Mr. Nayib, sin que se vaya a enojar y empezar a arrojar cosas que, hasta el nombre de su partido fue muy poco creativo, o fue muy mal asesorado, porque las “nuevas ideas” caracterizaron en el siglo XVIII el movimiento de la ilustración o siglo de las luces. Es decir, que usted ni siquiera pudo consultar un diccionario o un libro de historia para tener al menos “nuevas ideas” acerca de esas nuevas ideas. Pero, no hubiera sido mejor en vez de ideas plantearse “nuevas acciones” o emular a un escritor nacional o centroamericano y llamar a su movimiento “vamos Patria a caminar”… o al menos llamarle “Patria”, “Nueva Nación”, “Liberación” y mil sustantivos más para denominar a su supuesto “nuevo” partido, para destacar valores nacionales.

Es verdaderamente decepcionante para nuestra juventud que reclama por una mayor y mejor educación, sospechar que puede tener un líder que solo tendrá “nuevas ideas” vacías de significado y sin una ruta clara en el horizonte cognoscitivo. Resulta contradictorio con la democracia haber impuesto esta decisión a sus seguidores y simpatizantes, incluyendo a sus amigos virtuales.

Acaso no hubiese sido muy bonito y sobre todo democrático y participativo, haber realizado una consulta con sus bases y seguidores acerca de: 1. La creación o no de un partido político en el sistema actual. 2. El nombre del partido que se iba a crear. 3. La decisión de lanzarse como candidato no partidario. 4. Los colores. 5. Los objetivos del partido. 6. Los principios. 7. Otros.

Pero lo más preocupante, además de haber decidido por cuenta propia como si fuera un dictador en nacimiento, es que usted al “haber formado un partido político” de espaldas a sus seguidores, ha traicionado a la juventud rebelde que según usted no se daría cuenta de su gravísimo engaño. Porque cuando usted decide de espaldas a nosotros y sin haber consultado a la misma juventud o al pueblo, formar un partido dentro del viejo régimen de partidos salvadoreños a los cuales usted tanto criticó, usted está haciendo más de lo mismo.

Es decir que usted Mr. Nayib, se estaría sumando al régimen de partidos políticos contra el que usted despotrica tanto y nada nos garantizaría que luego usted forme parte de una nueva cúpula del partido con sus familiares adentro, así como los invitó a participar en su gobierno municipal de San Salvador.

ACASO NO SE LE PASÓ POR LA MENTE LANZARSE SIN PARTIDO O COMO CANDIDATO NO PARTIDARIO. ¿ACASO NO HUBIESE SIDO ESTO MÁS DIGNO PARA UN CAUDILLO COMO USTED?

Imagínese lo respetable que hubiese sido si usted que supuestamente dice encarnar “la rebeldía” hubiera llevado la contraria al status quo o sistema imperante y se hubiese lanzado como “Candidato No Partidario” y como sabemos que esto no está permitido por la Constitución de la República, la cual usted como funcionario público, alcalde, la ha irrespetado al llamar a NO VOTAR, no hubiese sido una magnífica idea, no una “buena idea”, hacer toda una cruzada con su cachuchita y pantalones raídos para pedir a sus amigos de la Sala de lo Constitucional que de seguro compartirán sus nuevas ideas, pues ellos también las han tenido, solicitarles de manera encarecida que permitan las candidaturas no partidarias para la elección presidencial 2019. Así usted no correría el riesgo de verse contaminado con la partidocracia y los males y mil defectos que usted ha señalado de ellos.

Pero es aquí, precisamente aquí, en donde surgen nuevas interrogantes a sus “nuevas ideas”.

¿Qué les diría usted a los ciudadanos, estudiantes de secundaria y universitarios, representantes de ONG, partidos políticos, intelectuales, y principalmente a la niñez salvadoreña que un buen día pueden seguir sus “nuevas ideas” de llamar a votar nulo en las elecciones? ¿O acaso si usted es ungido por sus seguidores virtuales como candidato a la presidencia, los errores de los partidos políticos que usted tanto critica ya se habrán corregido como por arte de magia con su sola presencia en estos mismos partidos? Es en este punto donde sus “nuevas ideas” no cuadran, al menos en la lógica elemental de los salvadoreños y en la juventud que ya no se chupa el dedo, ni se deja dar paja, porque ya hemos leído en El Príncipe de Maquiavelo, La Política de Aristóteles, El general en su laberinto de García Márquez, Las venas abiertas de América Latina y hasta el manual del perfecto idiota latinoamericano de Vargas Llosa, entre otros.

No quisiéramos pensar que Nayib se autoatribuya poderes sobrenaturales y pueda transformar y cambiar la política y a los partidos políticos como ya muchos lo han prometido, y sobre todo, cuando no se conoce ninguna propuesta coherente para poder hacerlo. Es aquí en donde usted tendría que cambiar su discurso demagógico y justificar al pueblo que por la fe en sus “nuevas ideas”, (que ya dijimos, datan del siglo XVIII), que en el 2019 los jóvenes y adultos tendríamos que acudir a votar, porque esta vez votaríamos por usted mismo. Lo cual sería una conducta contraria a la moral o un síndrome de narcisismo psicológico, por considerar de manera egoísta que solo cuando usted sea candidato por un partido político todos deberíamos de ir a votar. ¿Y entonces en dónde quedaría la rebeldía y el movimiento a VOTAR NULO, O A VOTAR EN CONTRA DE LOS PARTIDOS Y EL STATUS QUO?

En ese egoísmo individualista propio de los antivalores del capitalismo actual, que el PAPA Juan Pablo II bautizó como capitalismo salvaje sus “nuevas ideas” serían de muy baja moral y antihistóricas. Primero porque, como lo hacían los hijos de papi en la escuela cuando los sacaban del partido de fútbol, se llevaban la pelota para que sus amigos no siguieran jugando; usted pide a los cipotes que no jueguen, se lleva la pelota, y solo cuando usted quiera jugar habrá juego. En pocas palabras, solo cuando “yo vaya como candidato”, aunque sea el mismo juego, y con los mismos jugadores o partidos políticos, puedo permitir que jueguen a la democracia, y que todos vayan a votar, porque solo cuando “yo vaya como candidato” a presidente la democracia brillará como un sol color Nayib, que por cierto fue copiado del color de una bandera de un partido político europeo (Recomiendo ver una película de Hollywood que se llama EL DICTADOR, que no me gusta mucho, pero se le parece a este caso).

En segundo lugar y lo más delicado es que su llamado a no votar debió haber alarmado a toda la nación y debió ser reprochado y hasta sancionado penalmente. Porque además de ser inconstitucional es antihistórico, porque en El Salvador, el derecho al voto de hombres y mujeres, y a tener elecciones libres y justas fue conquistado con el dolor y la sangre de miles y miles de compatriotas que ofrendaron sus vidas por tener una sociedad democrática, un sistema de libertades de las que todos disfrutamos ahora. Con muchos defectos por cierto, pero muy diferente a las dictaduras del pasado, las cuales no debemos permitir que vuelvan a repetirse.

Señor Nayib, las ideas anteriormente descritas me hacen pensar que sus “nuevas ideas” no son tan nuevas, y ya en otros países, otros políticos o caudillos han llamado a votar nulo, o a no votar, y han terminado formando movimientos sociales antihistóricos y repudiados como el llamado del movimiento por el No a la firma de la Paz en el referéndum de Colombia, encabezado por el expresidente de derecha Álvaro Uribe, el cual fue derrotado posteriormente y se terminó firmando el histórico acuerdo de paz.

Creo que usted no es un mesías ni cosa que se le parezca, no deje que los jóvenes maravillados con su cachucha gris, sus pantalones raídos y sus zapatillas lo descubran, pues como dice la Biblia “por sus frutos los conoceréis”. Y usted ya ha dado muestras de su verdadera personalidad; ya agredió verbal y físicamente a una mujer a quien llamó bruja y probó su puntería lanzándole manzanas; ya demostró su nepotismo al estilo Wil Salgado contratando a sus familiares para trabajar con usted, y ha contratado empresas para instalar lámparas con vínculos cercanos a usted.

¿CUÁLES SON ENTONCES LAS NUEVAS IDEAS Y CUÁL ES LA PROPUESTA SERIA PARA RENOVAR LA POLÍTICA EN EL SALVADOR?

No permita que sus seguidores virtuales y sus amigos reales se decepcionen más de usted y lo conozcan más a fondo. ¿Quién es Nayib Bukele en realidad? Más allá de la gorra, los jeans y las zapatillas a la moda, solo queda un niño riqui ricón que nació en muy bella cuna, gracias a las ganancias que obtuvo su padre, fruto de los negocios que hacía.

Ver también

Elección de CSJ fotografía del presente

César Ramírez @caralvasalvador La elección de candidatos a magistrados de la CSJ refleja la realidad …

Un Comentario

  1. Patadas de ahogado perdieron y punto.

A %d blogueros les gusta esto: