web analytics

Emilio alquimista II

César Ramírez Caralvá

Escritor y Fundador Suplemento Tres mil

 

(fragmento de La primavera salvadoreña recuerda España)

La negación de todos nuestros valores burgueses permite adquirir una nueva dimensión humana, Emilio de todos modos conserva la pureza de convicción y sus aspiraciones no pasaban de ser colaborador del proceso; en el momento que decidió entrar al movimiento popular fue por el impulso y la comprensión de que no todo es Karma, ni todo lo resolverá el esquema egipcio, la vida actual necesita ese motor de organización para recobrar la identidad de lo social y en el fondo, allá donde las fibras nerviosas recuerdan la vida, donde la soledad decisiva reclama una presencia; encontramos o reencontramos al cristo social, como elemento universal: curioso, cuando decidió organizarse al estilo de los masones (debería de investigar, crear y retornar a su árbol original, era como un delegado interno con doble militancia y con una misión muchas veces repetida históricamente, el de luchar junto a los movimientos populares con el objetivo de actuar en la historia y preservar los conocimientos); por supuesto que esta tendencia y trabajo no era solo masona, los gnósticos, los judíos, jesuitas, rosacruces, R.C… al vivir en una sociedad convulsionada pocas personas pueden vivir ausentes de los acontecimientos sociales.

Lo usual muy a menudo a manera de defensa, es no pertenecer a los movimientos opuestos, es decir toda la línea materialista; Emilio era seleccionado por la fraternidad para encarnar en su propio accionar una forma ejemplar de vivir la revolución, ser incondicional, sin límite…

El contexto social de Emilio, con su hermano Martín y su hermana Erci, hacían de él, un perfecto masón, durante mucho tiempo lo fue, hasta que llegó el momento como muchos que la misma convicción religiosa lo impulsa a más conocimiento, más práctica; la negación de la religión es la religión misma, ese factor motor de cambio interno que impulsa y se transforma en actividades superiores de compromiso social; llegar a sus investigaciones en la fraternidad fue por la búsqueda superior…misteriosa y prohibida: la magia.

Magia es un término ambiguo, debí escribir “estilo de vida”, la magia es una condición ritual y de mucha precisión en cada movimiento orgánico y espiritual, aún tiemblo al  pensar todo el peligro que he vivido bajo ese término de palabras. En aquellos años los ejércitos se alineaban uno frente al otro, la depuración espiritual se iniciaba como tormenta sobre toda la sociedad. No era solamente un combate social, era total, una renovación completa de seres humanos.

H.P. Blavatsky –falsamente acusada de profeta nazi- había sacado del Hades a Emilio, cuando la conoció, Emilio estaba distraído y descansado plácidamente sobre el escritorio de madera en su lugar de trabajo, ella revolucionaría sus firmes elementos religiosos al mencionarle la Cábala Hebrea, la Vulgata Latina y el Talmud, muy similar a lo mencionado por Marx en su doble lectura de Smith, Ricardo y Francois Quesnay etc., coincidiendo con la dialéctica. Ella llegaba a Emilio y no al revés (extraño), pero desde que se encontraron, al pobre Emilio no le quedó otra que aprender y aprender; él asegura que no tiene nada que perder, asumiendo una calidad existencial de alto riesgo; sagae dictae anus qua multa sciunt  (se llaman brujas a las viejas que saben mucho), todo había cambiado desde el momento que se conocieron, las acciones no son unilaterales, aunque a veces no se puede alterar lo escrito o lo histórico.

En nuestra realidad centroamericana, existen tradiciones herméticas, pronunciadas de padres a hijos, conocimientos ancestrales, que luego del etnocidio de 1932 casi desaparecieron. A pesar de todo, muchas tradiciones sobrevivieron con los pocos que sobrevivieron a la matanza oficial. La magia es un instrumento que ayuda a conocer diversas tradiciones, diversas condiciones universales. No obstante el temor de siglos de hogueras y estigmatizaciones han hecho a la humanidad simplemente: “inteligente”, de ese modo, existe miles de fieles creyentes que jamás expondrán su condición de “investigadores espirituales”, son simplemente herméticos.

amazon.com/author/csarcaralv

 

Ver también

SEMBLANZA DE EDUARDO AVILÉS RAMIREZ Viajero y cronista

Alexander Zosa-Cano, Escritor                         …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.