web analytics
Página de inicio » Opiniones » El salario minimo… no me alcanza

El salario minimo… no me alcanza

Rafael Cabrera Calderón

El salario mínimo no me alcanza; ésta es la expresión dramática de miles y miles de trabajadores y trabajadoras que prestan sus servicios a la Industria, shop el comercio y empresas de servicio y cuyos salarios están regidos por el MÍSCERO SALARIO MÍNIMO que se puede calificar como UNA AFRENTA NACIONAL.

Es una verdadera tragedia la que vive nuestra clase trabajadora, salve ya que día tras día tienen que resistir los embates de la desigualdad social y económica; vivir en una TREMENDA ABSTINENCIA, prestando por aquí y debiendo por allá para poder comprar aunque sea tortillas con sal o comprarse unas libras de frijol y también para pagar los recibos de agua y luz, o para dar a sus hijos algunos centavos en su ruta para la escuela, y es que el COSTO DE LA VIDA DE UN TRABAJADOR en compañía de su mujercita e hijos es considerable; es decir, el pago de alquiler de su vivienda, alimentación, servicios básicos, pasaje de buses, gastos personales, que sumando todos los gastos se llega a un aproximado de $500.00 por mes y el actual salario mínimo es de $250.00 dólares.

Nuestra constitución política que se puede considerar nuestra Biblia Constitucional, en su artículo 38, literal segundo, expresa: Todo trabajador tiene derecho a devengar UN SALARIO MÍNIMO QUE SE FIJARÁ PERIÓDICAMENTE. Para fijar este salario se atenderá sobre todo el COSTO DE LA VIDA; y en el ORDEN ECONÓMICO Art. 101 expresa: “El orden económico debe responder esencialmente a PRINCIPIOS DE JUSTICIA SOCIAL que tiendan a asegurar a todos los habitantes del país una existencia digna de ser humano; pero que han hecho los gobiernos de las últimas tres décadas para su cumplimiento? Es que no han tenido la voluntad o las suficientes agallas para dar cumplimiento a lo prescrito en nuestra Constitución Política en materia social y laboral: es que solo los señores diputados, ministros y funcionarios de las diferentes Cortes tienen derecho a devengar más de 20 salarios mínimos por mes más viáticos y otras prestaciones y a recetarse UN JUGOSO BONO por sus servicios?

También tengamos presente que los Vicios Delincuenciales y la Violencia que nos tiene preocupados a todos los salvadoreños es producto en parte de la extrema pobreza de nuestro pueblo, y una de las fórmulas para superar la violencia es mejorar los ingresos económicos de la Clase Trabajadora, y de esta manera evitar la desintegración familiar que es producto también de la falta de oportunidades y de una adecuada educación que tiene que empezar en EL SENO FAMILIAR por eso es importante garantizar una existencia digna de todas las familias salvadoreñas.

El Gobierno constitucional y los llamados a garantizar una mejoramiento económico a la Clase Trabajadora en general, que se pongan la mano en el corazón, que se sientan orgullosos de ser salvadoreños y levantar el espíritu de la Clase Trabajadora asegurando UN AUMENTO SALARIAL ESCALONADO que puede ser de $50.00 a partir del primero de Enero, $50.00 a partir del 1º de Mayo en el Día del Trabajador y $50.00 a partir del mes de Septiembre en el mes de nuestra Independencia Patria, así se estará sentando un precedente en materia laboral, como también se dará un paso para salir del subdesarrollo que se generó a partir del año de 1930 y debemos tener presente que estamos en el año 2015 y debemos actualizar nuestro ritmo de vida a las circunstancias del momento.

El Premio a las decisiones puntualizadas, se dejarán ver inmediatamente con la REACTIVACIÓN EN LA INDUSTRIA, COMERCIO Y SERVICIO y seremos parte de un mejoramiento y crecimiento económico y social.    

Ver también

El Salvador: Elecciones 2019, retos y desafíos para la democracia representativa

*Nelson de Jesús Quintanilla Gómez, Doctor en Ciencias Sociales mención Gerencia y profesor universitario de …

Un Comentario

  1. Como expresaba el padre Tojeira en la entrevista de hoy, los “representantes” de los trabajadores son los que menos exigen en cuanto a favorecer a sus representados. Desde hace tiempo, muchos representantes sindicales representan en realidad a las patronales. Parece que los patronos, les dan una buena “mordida” para que se muestren impasibles ante las demandas de los y las trabajadoras.
    Escuché la propuesta de $2.00 por hora trabajada. Me parece bastante justa en este momento, e ir incrementando según los análisis actuariales de la canasta básica.
    En cualquier empresa, los trabajadores reciben lo mínimo entre todos mientras que el patrono se queda con lo máximo distribuido entre unos pocos.
    No sé hasta cuándo, los patronos comprenderán que la verdadera productividad no se alcanza con el reloj marcador ni con el capataz mas “bravo”. La verdadera productividad, se basa en trabajadores contentos y comprometidos. La relación obrero patronal debe modificarse.

A %d blogueros les gusta esto: