web analytics
lunes , 23 octubre 2017
Inicio » Internacionales » El papa Francisco deja Manila tras su visita triunfal en Asia
El papa Francisco deja Manila tras su visita triunfal en Asia

El papa Francisco deja Manila tras su visita triunfal en Asia

Por Jean-Louis de la Vaissiere
Manila/AFP

El papa Francisco, cialis malady quien considera Asia como una tierra de conquista para el catolicismo, viagra sale abandonó Manila este lunes de mañana al finalizar una intensa gira por Sri Lanka y Filipinas donde, ante una afluencia récord de fieles, condenó el materialismo y la corrupción.

A sus 78 años de edad, el papa argentino pareció soportar bien el ajetreado ritmo de su viaje, marcado por desplazamientos a provincias y numerosos baños de multitudes.

El lunes de mañana, decenas de miles de filipinos se acercaron a aclamarlo junto a la carretera que conduce al aeropuerto. Los filipinos comparten aún algo de la lengua de los colonos españoles que evangelizaron al archipiélago a partir del siglo XVI.

El punto culminante de este viaje fue la misa final dominical en el Rizal Park de Manila, donde congregó al menos a seis millones de personas, según las autoridades, una cifra récord para una concentración de cristianos.

“Filipinas es el principal país católico de Asia. ¡Es un don de Dios, una bendición! ¡Pero también una vocación! Los filipinos están llamados a ser misioneros de la fe en Asia”, continente en el cual los católicos apenas representan el 3% de la población, exhortó.

Según las autoridades locales, el precedente récord en una concentración papal en el mundo data de 1995, cuando Juan Pablo II reunió a cinco millones de personas también en Filipinas, en el marco de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ).

“La fe de la gente común es insondable”, exclamó Francisco, según dijo el arzobispo de Manila, cardenal Luis Antonio Tagle.

Las “amenazas insidiosas”

El papa entusiasmó a los filipinos, de los cuales el 25% vive con menos de 60 centavos de dólar diarios, denunciando las desigualdades chocantes y la corrupción.

También lanzó varios llamados a favor de la familia tradicional, denunciando el “relativismo”, las “amenazas insidiosas” y la “confusión” sobre el matrimonio y la sexualidad en un país de 100 millones de habitantes, de los cuales más del 80% son fervientes católicos.

Una crítica velada a las medidas defendidas por el presidente Benigno Aquino quien, en nombre del control de la natalidad en las poblaciones desheredadas, hizo adoptar una ley que permite la distribución de preservativos y la enseñanza de métodos de control familiar en las escuelas.

Centenares de miles de mujeres abortan clandestinamente cada año en Filipinas, y muchos hombres y mujeres viven en pareja sin estar casados, en tanto el divorcio sigue estando prohibido.

“El papa quiso en este viaje dar un impulso por una vía concreta hacia una sociedad filipina más coherente con los valores cristianos”, explicó el portavoz del Vaticano, padre Federico Lombardi.

El sábado, se trasladó a Tacloban (centro-este) para encontrarse con sobrevivientes del supertifón Haiyan (7.300 muertos y desaparecidos en noviembre de 2013), de los cuales muchos viven por completo desamparados más de un año después de la tragedia natural.

“Cuando vi desde Roma esta catástrofe, sentí que tenía que estar aquí y enseguida decidí hacer el viaje (…) Quise venir para estar con ustedes. Un poco tarde, me dirán, pero estoy…”, lanzó. Francisco preveía quedarse allí toda la jornada sabatina, pero tuvo que regresar precipitadamente a Manila a causa de una tormenta tropical.

No burlarse de la fe del prójimo

Antes, en Sri Lanka, país de mayoría budista en el que los católicos apenas alcanzan al 7%, Francisco lanzó llamados a la buena cohabitación interreligiosa y a la búsqueda de la verdad sobre las matanzas perpetradas durante 30 años en el conflicto entre el ejército y la rebelión tamil.

En el avión que lo llevaba a Filipinas, participó en el debate sobre la libertad de expresión que estalló tras el atentado mortífero contra el semanario francés Charlie-Hebdo, juzgando que ese “derecho fundamental” no autoriza a “insultar” o burlarse de la fe del prójimo.

“Si un gran amigo habla mal de mi madre, puede esperarse un golpe de puño, es normal”, dijo. Estas declaraciones fueron muy retomadas y comentadas en las redes sociales.

Mientras que aún no ha pisado el suelo africano desde su elección en marzo de 2013, Francisco realizó su segundo viaje a Asia después de visitar a Corea del Sur en agosto de 2014.

En El Vaticano se observa que el centro de gravedad del mundo se ha desplazado hacia Asia, y se le brinda particular atención a China, en plena apertura.

El papa argentino en una ocasión expresó durante su estadía surcoreana su gran estima por la “sabiduría” china, y se declaró dispuesto a viajar al país si las autoridades comunistas autorizan al clero a “desempeñar su tarea”.

——
Fotografía: El papa Francisco saluda a devotos luego de una misa, durante su último día en Manila, Filipinas. (Foto Diario Co Latino/Xinhua/Guillaume Payen/ZUMAPRESS)

A %d blogueros les gusta esto: