web analytics
Página de inicio » Opiniones » El país necesita más diálogo y menos confrontaciónEl país necesita más diálogo y menos confrontación

El país necesita más diálogo y menos confrontaciónEl país necesita más diálogo y menos confrontación

Artículo 3

OSCAR ORTÍZ

Evaluar los primeros cien días de un gobierno es un ejercicio muy prematuro para tener balances concluyentes sobre las capacidades reales o las limitantes de una nueva gestión, sin embargo, es un tiempo suficiente para identificar grandes señales y patrones que muestran el estilo y actuar de un gobierno y que deben ser consideradas más allá de las encuestas y las cifras de popularidad.

En este periodo nos preocupan cuatro grandes aspectos que hemos identificado como una dinámica reiterada en las actuaciones del presidente y su gabinete, lo que contribuye muy poco al proceso de construcción democrática, al ejercicio de gobernabilidad, y al fortalecimiento institucional en nuestro país.

En primer lugar, vemos un ejercicio que privilegia la confrontación, dejando muy poco espacio al diálogo, al debate y a la construcción de puentes para ampliar el entendimiento. Estamos convencidos que seguir por la ruta de la confrontación no es la respuesta, la historia nos ha demostrado que la mejor opción es fortalecer nuestra creciente democracia.

Un segundo aspecto es la sistemática violación del marco jurídico institucional y del sistema de derechos, que impacta de forma negativa en el marco individual, institucional y democrático. Nadie puede estar por encima de la Ley; hay que cuidar nuestro marco legal y jurídico, si no nos gusta hay que reformarlo, si nos parece limitado hay que mejorarlo, si creemos que el país necesita mucho más, hay que modernizarlo.

El tercer aspecto, es que vemos un gobierno que está recurriendo de manera reiterada a la intolerancia, y creemos que no es la forma o método correcto.  La democracia exige que todos nos tenemos que escuchar y tolerar, tenemos que aceptar opiniones distintas, entender que para construir un estado democrático es importante la pluralidad política, el debate y la diferencia.

En el cuarto aspecto consideramos que cien días son suficientes para que un gobierno tenga claro su proyecto de país, sus prioridades en los campos económico, social, político ambiental, sin embargo, hasta ahora no conocemos un documento serio, de fondo y bien estructurado, que muestre la ruta, el rumbo y la visión estratégica que este gobierno ha trazado para el futuro del país.

A cien días de gestión, en este nuevo ciclo político y más allá de estas señales que nos preocupan, como secretario general del FMLN, estoy convencido que para resolver los grandes desafíos que El Salvador enfrenta se requieren acuerdos, y esos solo pueden construirse con un diálogo serio, sincero y responsable, bajo un liderazgo tolerante a la crítica, respetuoso y con la voluntad y la determinación clara de superar las diferencias; llamo para que al más corto plazo se puedan crear condiciones en el marco de este propósito. El país así lo demanda.

Ver también

Trump según Pinker (I)

Luis Armando González En lo que es parte de una gira latinoamericana –según la publicidad …

4 Comentarios

  1. El Escudo de El Salvador

    El Escudo de El Salvador fue creado junto con la actual Bandera Nacional por el Decreto Legislativo del 17 de mayo de 1912, siendo Presidente de la República el doctor Manuel Enrique Araujo. Fue diseñado por el calígrafo salvadoreño Rafael Barraza Rodríguez, que se impuso sobre treinta competidores en un concurso promovido por el entonces Ministerio de Guerra y Marina, en 1912.

    Por ser símbolo nacional, se encuentra aprobado y descrito por la Ley de Símbolos Patrios[1]​que estipula los elementos que lo componen y su posición en el escudo nacional. Sus componentes tienen el siguiente significado:

    Triángulo equilátero: grueso y de color ámbar dorado, cada uno de sus ángulos representa a los tres Poderes del Estado (Legislativo, Ejecutivo y Judicial).

    Cordillera de cinco soberbios volcanes cónicos boscosos con cielo rojizo amanecer en horizonte, colocada en un terreno rodeado por dos mares: representa la naturaleza tropical y volcánica del suelo salvadoreño; los cinco volcanes a las cinco naciones del istmo, resultantes de la Independencia de Centroamérica; y los mares, los océanos Atlántico y Pacífico.

    Un arco iris con cielo rojizo de amanecer: símbolo de paz.
    Gorro de libertad o gorro frigio esparciendo luces ámbares doradas: proclama la libertad y sus rayos espiral extensivas los ideales del pueblo salvadoreño.

    Leyenda «15 de septiembre de 1821»: fecha de la Independencia de América Central.

    Leyenda «República de El Salvador en la América Central»: colocado alrededor del triángulo en letras ámbares doradas.

    Leyenda «Dios, Unión, Libertad»: colocado en la base del triángulo, en letras negras y un rollo manuscrito ámbar dorado.

    Cinco pabellones de El Salvador en lanzas indigenas, colocados alrededor del triángulo: representan las cinco naciones resultantes de la Independencia de Centroamérica.

    Dos ramas de laurel entrelazadas con un listón azul y blanco: compuesto por catorce gajos que representan los catorce departamentos en que se encuentra dividido administrativamente El Salvador.

  2. Los 14 Departamentos

    La Formación de los Catorce Departamentos Salvadoreños. Apuntes Histórico-Geográficos

    Muchas personas, especialmente los estudiantes, se preguntarán cómo y cuándo llegó nuestra República a estar formada por catorce departamentos, su ansia de saber tropezará con la dificultad de no encontrar tan preciosos datos en las obras que corrientemente sirven de texto. Fue con el objeto de llenar ese vacío que nos dedicamos a sacar estos apuntes, haciendo algunas pequeñas correcciones, de las importantes obras: Monografías Departamentales del sabio maestro Santiago I. Barberena; Organización Administrativa de la República de El Salvador, del doctor Hermógenes Alvarado, h.;Constituciones de 1824 y 1841, y otros documentos; confiados en el gran interés que puede tener para los salvadoreños la marcha de la historia de nuestra geografía.

    Por los datos que expondremos se conocerá el desarrollo de la República a través de los años, en cuanto su división política, lamentando no poder precisar la extensión territorial de cada uno de los departamentos, ni su capacidad en cuanto a los pueblos que han comprendido, cosas difíciles de establecer a causa de los cambios frecuentes de los límites interdepartamentales.

    Para mayor claridad de la exposición hemos tenido que considerar como invariables las capacidades de los departamentos desde que quedaron formados como entidades independientes o al ya no serles segregado territorio alguno para constituir otros nuevos.

    Este trabajo puede servir de base a estudios más amplios que pueden hacerse sobre la materia, y ojalá que quienes se encuentren en posesión de tan importantes datos, complementen este estudio para utilidad de nuestros jóvenes estudiantes y de los salvadoreños en general.

    Durante los últimos años del régimen colonial, el territorio que ahora es República de El Salvador, estaba dividido en dos provincias: Sonsonate y San Salvador. La provincia de San Salvador se dividía a su vez en cuatro partidos: Santa Ana, San Salvador, San Vicente y San Miguel. Después de la Independencia cada partido en la provincia de San Salvador tomó el nombre de provincia o departamento, excepto el de Santa Ana, que en 1824 quedó agregado a la provincia o departamento de Sonsonate; de suerte que la primera Constitución del Estado del Salvador, promulgada en 1824 dice: “Artículo 6._ El territorio del Estado se dividirá en cuatro departamentos, a saber: el de San Salvador, Sonsonate, San Vicente y San Miguel; arreglándose la demarcación de cada uno de ellos por ley particular”.

    La Constitución de 1841, dice: Artículo 1º. _ El Salvador se compone de las antiguas provincias de San Salvador, Sonsonate, San Vicente y San Miguel”; pero hay que advertir que en esa fecha ya existía el departamento de Cuscatlán erigido por decreto del Supremo Gobierno con fecha 22 de mayo de 1835, y compuesto por los distritos de Suchitoto, Cojutepeque, Ilobasco, Chalatenango, Tejutla y Opico. Este departamento se formo a expensas de San Salvador. Posteriormente por decreto legislativo de 5 de abril de 1842 el distrito de Opico se incorporó al departamento de San Salvador.

    En esa época, 1841, el Estado de San Salvador estaba, pues, dividido en cinco departamentos. SONSONATE, que comprendía los actuales de Sonsonate, Santa Ana y Ahuashapán, su cabecera fue hasta 1836 la ciudad de Sonsonate, desde aquella fecha fue la de Santa Ana hasta la formación del departamento de Santa Ana, en que pasó la cabecera a la ciudad de Sonsonate otra vez; SAN SALVADOR, que comprendía los actuales de San salvador y La Libertad y parte de La Paz, cuya cabecera era la ciudad de San Salvador; SAN VICENTE que comprendía el de San Vicente actual, la mayor parte del de La Paz y parte del de Cabañas (Distrito de Sensuntepeque), cabecera de San Vicente; el de CUSCATLAN, que comprendía los departamentos actuales de Chalatenango y Cuscatlán y parte del de Cabañas (Distrito de Ilobasco), la cabecera fue desde su creación hasta 1862 la ciudad de Suchitoto, y después de esa fecha Cojutepeque; y el de SAN MIGUEL, que comprendía toda la zona oriental: Usulután, San Miguel, Morazán, y La Unión actuales y cuya cabecera era San Miguel.

    Al designar por decreto de 28 de abril de 1865, el pabellón y el escudo nacional, se dice que en ellos habrá nueve estrellas, representativas de los 9 departamentos de que entonces se componía la República.

    Los nuevos departamentos eran LA PAZ, creado definitivamente por decreto legislativo de 21 de febrero de 1852, tal como ahora existe, y tomado de parte de San Salvador y de gran parte del de San Vicente; SANTA ANA, por decreto de 8 de febrero de 1855, del de Sonsonate, formado por el actual de Santa Ana y las poblaciones de Ahuachapán, Atiquizaya, Tacuba, Ataco y Sn. Lorenzo; CHALATENANGO por decreto de 14 de febrero de 1855, del de Cuscatlán, y tal como ahora existe; y LA LIBERTAD, por decreto de 28 de enero de 1865, segregado del de San Salvador, y tal como existe en la actualidad. Los nueve departamentos eran, pues: Santa Ana, Sonsonate, La Libertad, San Salvador, Chalatenango, Cuscatlán, La Paz, San Vicente y san Miguel.

    Posteriormente fueron erigidos los cinco restantes, en el orden siguiente: LA UNION y USULUTAN, por decreto de 22 junio de 1865, segregados del de San Miguel, con capacidad igual a la actual, aquellos; excepto Usulután que poseía el distrito de Chinameca, que el 1875 se agregó de nuevo al de San Miguel, y agregando al de Usulután los pueblos de Jucuarán y San Buenaventura; AHUACHAPAN, por decreto de 12 de febrero de 1869, igual al actual, y tomado de los departamentos de Santa Ana y Sonsonate, CABAÑAS , por decreto de 10 de febrero de 1873, tomando de San Vicente el distrito de Sensuntepeque, y de Cuscatlán el de Ilobasco; y finalmente el departamento de GOTERA, erigido por el decreto de 14 de julio de 1875, tomado del de San Miguel, y habiéndosele dado por decreto de 14 de marzo de 1887 el nombre de Morazán. Las cabeceras de los nuevos departamentos han sido las actuales, con excepción de Morazán o Gotera, que habiendo sido designada al efecto de villa de Osicala, estuvo siempre de hecho la cabecera hasta 1877 en Gotera o San Francisco, y desde aquella fecha de derecho.

    El departamento de La Paz se creó por primera vez en el año de 1838, más habiendo desaparecido y aparecido repetidas veces hemos considerado como la fecha de su verdadera erección la que antes hemos citado.

    Por el Dr. Enrique Magaña Menéndez

    Fuente: Magaña Menéndez, H. (1945, 5 de Noviembre). La Formación de los Catorce Departamentos Salvadoreños. Apuntes Histórico-Geográficos. Diario Latino, pp.

  3. Estás seguro pensante?

    Hey pensante, estás describiendo al nuevo presidente y su gobierno.

  4. los parasitos son gente que repite y repite lo mismo igual a los ebrios que hablan lo mismo ellos en su tiempo de pder poner oren no quisieron son varios años no hieron nada en este pequeño pais

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.