web analytics
Página de inicio » Suplemento Tres Mil | 3000 » El legado de Eduardo Guirola Duke

El legado de Eduardo Guirola Duke

 

Marlon Chicas – El Tecleño Memorioso

En las efemérides fundacionales de Santa Tecla en 1854, se recuerda el importante traslado de acaudaladas familias cafetaleras del país, hasta esta naciente urbe, con sus fértiles cultivos de café y maíz, agradable clima y estratégica ubicación geográfica, que le convirtió en el lugar idóneo para habitar. Entre las estirpes fundadoras de la Ciudad de Las Colinas, destacaron las encabezadas por los metropolitanos don Francisco Dueñas (+), Tomás Ayón (+), Ciriaco Choto (+), José Ciriaco López (+), y Manuel López (+); así como al suchitotense Manuel Gallardo (+), el viroleño Ángel Girola (+) y los vicentinos Manuel Olivares (+) y Juan José Bonilla (+) entre otros.

Del linaje de los Guirola, originarios del departamento de La Paz, surgió uno de los mayores benefactores que recuerda esta ciudad a la fecha, don Eduardo Guirola Duke (Santa Tecla 1876 +Santa Tecla 1950), quien fuera uno de los siete hijos del matrimonio de don Ángel Guirola de la Cotera (+) y doña Cordelia Duke (+), el cual realizó sus estudios en California, Estados Unidos de América, desarrollándose como cafetalero, terrateniente, ganadero, banquero y filántropo; padre de tres hijos: Princesa Margarita Guirola Alliata di Montereale (Princesa de Italia), Eduardo Guirola Valverde y Emma Guirola.

Entre sus mayores legados está la donación del parque El Cafetalón, un 03 de julio de 1941, el cual consta de 12 manzanas de terreno, destinadas a la diversión de los tecleños, donde se disfruta diariamente de toda clase de deportes al aire libre. Esta fue una de las fincas de café más extensas de la familia, utilizada como hipódromo en un tiempo, en la que solo participaban estirpes nobles, así como grandes caficultores. En 1968 se generaron protestas de la ciudadanía tecleña, por el uso indebido del mismo, por parte de la Sociedad Hípica Salvadoreña, el cual fue devuelto al municipio, en la gestión del exalcalde Francisco Rosell Menéndez (+), siendo testigos de honor los caballeros José María Velásquez “El Gran Chema” (+), Julio Rivas Gallont (+), el padre Segundo Azcue (+) entre muchos otros notables.

Desde entonces El Cafetalón es el lugar perfecto para la práctica de deportes y actividades culturales, de acuerdo con el testamento de donación de don Eduardo Guirola Duke, cuyo principal objetivo es el disfrute de un lugar al aire libre para los tecleños y de quienes visitan el municipio, Por tanto la disposición de donación establece el siguiente codicilo: “Con la presente donación se propone el señor Guirola dar una prueba de su gran afecto a esta ciudad de Santa Tecla o Nueva San Salvador, que es el lugar de su nacimiento (…) es deseo del señor Guirola, que esta ciudad de Nueva San Salvador tenga como las grandes ciudades europeas o americanas un bosque que sirva de solar para sus hijos y donde puedan construirse parques, edificios para colegios, para beneficencia pública, para piscinas o cualquiera otra diversión lícita”.

Y continua… “El otorgamiento tiene instrucciones terminantes de hacer constar de una manera explícita en esta escritura, la ciudad de Nueva San Salvador o sus representaciones legales, ni por motivos de necesidad o utilidad podrán vender o enajenar, hipotecar o dar un usufructo, anticresis, arrendamiento o afectar de algún modo el dominio y posesión de la finca donada, ni de una sola parcela de esta”.

Por lo que, ante la preocupación de la ciudadanía tecleña, por posibles trabajos en sus instalaciones por parte de las autoridades edilicias, es importante se respete la voluntad del donante en todas sus partes. Por lo que con todo respeto y como originario de esta ciudad, solicito a las autoridades edilicias no vulnerar el derecho a la recreación de los tecleños, sin antes consultar la opinión de estos, a fin de realizar los procesos en debida forma, y contribuir con ello a la convivencia social de sus ciudadanos.

Ver también

Bienvenidos 43 

Por Mauricio Vallejo Márquez  Se pueden adquirir y perder experiencias, vida y posesiones a lo …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.