web analytics
domingo , 17 junio 2018
Inicio » Nacionales » El Eco-turismo alternativa de protección del medio ambiente
El Eco-turismo alternativa de protección del medio ambiente
Grupo de comunitarios encargados del vivero de conchas y cascos de burro hacen una demostración.

El Eco-turismo alternativa de protección del medio ambiente

@GloriaCoLatino

La fibra de vidrio es un buen sustituto para evitar la poda de grandes árboles, ambulance para elaborar cayucos de pesca artesanal y lanchas para eco-turismo y transporte. En este proyecto local, del Círculo Virtuoso en la Zona de Turismo Rural El Salamar, los grupos comunitarios trabajan coordinados en las granjas de Cangrejo Azul, Viveros de moluscos, confección de atarrayas y los techos de palma.

Esta disposición de grupos familiares permiten a los locales interactuar entre los ecosistemas y generar ingresos económicos con proyectos locales, y que fueron exhibidos en la muestra de productos de la Sexta Feria de Intercambio de Experiencias y Primera de Tecnologías Socialmente Apropiadas del Programa de Pequeñas Donaciones del Fondo para el Medio Ambiente Mundial SGP/GEF/ PNUD El Salvador.

Destacan entre estos  el  vivero de conchas y cascos de burro, la iniciativa productiva permite a 20 familias de las ADESCOS de la zona, ejecutar un proyecto de cría y venta de los moluscos en la zona turística de La Puntilla, que une las costas de los departamentos de La Paz, Usulután y San Vicente.

Los viveros están dispuestos en la Punta el Cordoncillo, donde residen los comunitarios del proyecto que se encargan de abastecer las cocinas de negocios de comida, para el  turismo nacional e internacional con los productos del mar.

El trabajo con las conchas y cascos de burro se mantiene con un cerco  de malla y protección del medio ambiente, al impedir basura o contaminantes en el lugar del vivero para que los moluscos se alimenten apropiadamente.

Mientras, Raúl, al frente de la granja del Cangrejo Azul, confirmó que este proyecto es una nueva alternativa de “sembrar” y “cultivar” estos crustáceos que tienen mucha aceptación entre la población salvadoreña a la hora de decidir, por un plato  marino sustancioso.

La granja permite a los encargados del proyecto mantener una dotación permanente del cangrejo y no tiene mayores costos económicos en su reproducción natural. Con un cercado donde se distribuyen varias cuevas,  los crustáceos son alimentados con frutas de temporadas hasta alcanzar su adultez y ser comercializados.

Pescadores artesanales elaboran sus redes y trasmallos para la pesca artesanal en San Luis La Herradura, La Paz.

Pescadores artesanales elaboran sus redes y trasmallos para la pesca artesanal en San Luis La Herradura, La Paz.

“La crianza  del cangrejo azul se prolonga por un año, para llegar a adulto  y cuidamos siempre que la hembra reproductora se quede, para seguir apareándose; la siembra de la semilla del cangrejo inicia alrededor de sus  4 meses de edad, luego les preparan cuevas que son prácticamente su casa para su vida, los que tengo en un vivero en mi casa están gordos porque les pongo papaya cuando no hay mango. Este cangrejo lo busca la gente porque está bien sano”, confirmó.

Reynaldo Granadeño juega un papel importante junto a las familias que le acompañan en su proyecto de reforestación del bosque salado, ahí convergen los intereses de los viveros de conchas y cascos de burro,  ahí la supervivencia del  manglar se traduce en vida para las comunidades. Y con la recuperación de las “chuyas” o “candelas” (vaina de semillas de mangle) se genera la protección del medio ambiente y se restablece  el comportamiento natural del ecosistema de la zona.

“Hemos sembrado 9 chuyas por metro cuadrado y se han sembrado 40 hectáreas por cada una,  de las ocho comunidades que estamos reforestando; ahí tomamos las candelas y sembramos la planta, las cuidamos para que cuando estén más grandes puedan regresar las aves, salgan más garrobos y otros animalitos, porque por ahora está difícil hasta encontrar un mapache, así que si recuperamos el medio ambiente hacemos un bien para nosotros y otras comunidades”, acotó.

Mientras, Darío Santos se afana en terminar de  tejer una atarraya que usan los pescadores artesanales de la zona, y  junto a otro grupo de comunidades se dedican exclusivamente a la confección de este aparejo que permite la pesca en aguas costeñas para proveer alimento  a las comunidades de El Cordoncillo.

“Un mes nos  lleva tejer una atarraya, que son como 15 cuartas que es lo más grande que las hacemos, con estas agarran muy fácil chimberas, paletones, bagres y de todo. Estas atarrayas duran como tres años o depende de como se trabaje, si son cuidadosos duran más, son de nylon plástico, luego que las tejemos usamos una soga gruesa y ponemos plomo en la orilla, cuando ya está terminada para que se vaya al fondo, cuando la tiran”, comentó.

Con estos proyectos agrícolas y artesanales, el  turismo también  forma parte de la experiencia productiva y es así como un  grupo de pescadores se encarga de las lanchas y los recorridos en el estero de Jaltepeque en la Costa  del Sol, explicó Jorge Luis, que junto a 32 familias más se encuentran desarrollando alternativas de servicios y atención del turista nacional e internacional.

“Hacemos viajes de turismo de la isla El Condorcillo, estamos llevando a la gente al Ranchón y también al Salamar, la idea es expandirnos, porque una buena alternativa es el turismo ecológico. Además, si hay un enfermo hacemos traslados a tierra”, dijo.

Algunos de los jóvenes de las comunidades también se dedican al turismo construyendo de forma artesanal los techos de palma de las unidades de descanso  para turistas, cuya materia prima la toman de las palmas cultivadas en la zona costera.

Este conjunto de proyectos productivos y locales que son  innovadores, cuentan con el apoyo finaciero  de Gestión del Conocimiento para el desarrollo Comunitario de la Iniciativa Satoyama (COMDEKS), así como el Fondo Chile Contra el Hambre y la Pobreza, que realiza la Corporación El Canelo, que como reiteró Daniel  Mercado, están comprometidos a expandir conocimientos y motivar a otros comunitarios a integrarse para el desarrollo.

A %d blogueros les gusta esto: