web analytics
Página de inicio » Suplemento Amigos » EL “CONDE” DEL JAZZ

EL “CONDE” DEL JAZZ

Oscar A. Fernández O.

William (Count –Conde-) Basie es de uno de los músicos de jazz más populares de la historia, decease cialis vinculado, prácticamente durante cincuenta años, a la dirección de una big band de importante influencia en determinados registros estilísticos del jazz asociados, principalmente, al swing y a su corriente más tradicional.

Hijo de padres músicos, recibió de ellos sus primeras lecciones, así como de los pianistas de stride (unn estilo pianístico propio de Harlem, especialmente de Fats Waller.

Su primer trabajo profesional consistió en acompañar a intérpretes de vodevil y en formar parte de un grupo musical que se formó en Kansas City en 1927. Tras trabajar también en una productora de películas mudas, se unió a los Walter Page’s Blue Devils en julio de 1928. El vocalista del grupo era Jimmy Rushing.

Basie abandonó la banda a comienzos de 1929 para tocar con otras orquestas, entre las que estaba la liderada por Bennie Moten. Tras la muerte de este, en 1935, Basie trabajó durante un tiempo como solista antes de formar su propia orquesta inicialmente llamada Barons of Rhythm, a la que se incorporaron muchos antiguos miembros de la banda de Moten como Walter Page (bajo), Freddie Green (guitarra), Jo Jones (batería) y  Lester Young (saxofón tenor). Jimmy Rushing se convirtió en el cantante. El conjunto consiguió establecerse en el Reno Club de Kansas City y empezó a darse a conocer a través de la radio.

Acompañó a Bessie Smith en sus conciertos de blues y, en 1926, ingresó en los Blue Devils de Walter Page y más tarde en la banda de Bennie Moten, que falleció en 1935 a consecuencia de una operación de amígdalas, y Basie formó una banda de nueve miembros, que incluía a Lester Young y al batería Jo Jones. Con este grupo obtuvo un enorme éxito en sus conciertos Spirituals to Swing celebrados en 1938 y 1939 en el Carnegie Hall de Nueva York.

Con el nombre de The Barons of Rhythm, consiguieron hacerse notar gracias a las transmisiones radiofónicas de sus conciertos en el Reno Club. Las comparaciones con Duke Ellington acabaron valiéndole el sobrenombre de “Conde”.

El regreso de Basie a Nueva York tuvo lugar en 1938 en el club The Famous Door, que constituyó todo un éxito para la orquesta. En el invierno de ese año, “Stop Beatin’ Round The Mulberry Bush”, cantado por Rushing, entró en el Top Ten de los éxitos.

A comienzos de los cuarenta realizó extensas giras por el país, que duraron hasta la entrada de Estados Unidos en la 2da. Guerra Mundial en diciembre de 1941, a partir de la cual los movimientos se redujeron.

A finales de los cuarenta deshizo su orquesta en un contexto de declive general para las big bands y se decidió durante un tiempo por grupos pequeños. En 1952, sin embargo, volvió a formar una big band con vistas a la realización de giras fuera del país: en 1954, el mismo año en que se le uniría el cantante Jimmy Williams (que estaría con él hasta 1960), tocó, por ejemplo, en Escandinavia.

Con Williams publica en 1955 uno de sus títulos más renombrados, Count Basie Swings – Joe Williams Sings (Cleef Records), del que el tema “Every Day (I Have the Blues)” obtendría un formidable éxito alcanzando los más altos puestos en las listas y entrando en el Grammy Hall of Fame. Tuvo también un gran éxito en 1956 su versión instrumental de “April in Paris”.

Entre finales de los años cincuenta y primeros sesenta consiguió diversos premios y nominaciones en los Grammy. En 1962, Basie firmó con la nueva compañía de Sinatra, Reprise Records, y grabó con él Sinatra-Basie que entró en la lista de los Top Five a comienzos de 1963. Todos estos éxitos populares alejaron a Basie del jazz a lo largo de toda la década de los sesenta; sin embargo, a finales de la misma retomó el género con distintos discos con cantantes como Ella Fitzgerald (Ella and Basie!, 1963); otra vez Sinatra (It Might as Well Be Swing, 1964); Sammy Davis, Jr. (Our Shining Hour, 1965); the Mills Brothers (The Board of Directors, 1968); y Jackie Wilson (Manufacturers of Soul, 1968).

Count Basie falleció el 26 de abril de 1984 en una localidad próxima a Miami, Florida, llamada Hollywood. Tenía 79 años y padecía un cáncer de páncreas.

Ver también

El reencuentro con “El Último romántico “

Iris Gálvez @SAmigosCoLatino Para los que saben disfrutar de la buena música nacional con toque …

A %d blogueros les gusta esto: