web analytics
Página de inicio » Cuba » EL BLOQUEO PRESO EN SU PROPIA TELARAÑA

EL BLOQUEO PRESO EN SU PROPIA TELARAÑA

Comité de Solidaridad con Cuba, de Antiguo Cuscatlán

Muchas de las limitaciones que impone el bloqueo contra Cuba pudieran desaparecer si el presidente de Estados Unidos aplicara con determinación las amplias facultades que tiene para ello, aún cuando el desmantelamiento total de esta política requiere de una decisión congresional…”  (Informe de Cuba sobre la Resolución 69/5 de la Asamblea General de las Naciones Unidas, tituladas “Necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por loe Estados Unidos de América contra Cuba, junio 2015).

El 10 de mayo de 2016, los Cinco Héroes Cubanos fueron recibidos por autoridades del gobierno ruso. El canciller Sergei Lavrov expresó: “La normalización de las relaciones entre Estados Unidos y Cuba demostró que Washington se dio cuenta de que las sanciones no son eficaces”. Al hacer referencia a las cualidades de los Cinco, señaló que son reconocidos como “símbolos de voluntad, resistencia, de lucha por la soberanía de su país y del derecho a tener su propio modelo de desarrollo”, en su discurso expresó que “las sanciones [económicas] están condenadas al fracaso, no solo en el caso de Cuba, sino también en el resto del mundo”.

La práctica de las relaciones internacionales por parte del gobierno de los Estados Unidos y sus aliados de la Unión Europea parecen mostrar que, a pesar de darse cuenta de la ineficacia de las sanciones económicas en contra de Cuba y otros países como la misma Rusia, Siria, Irán, Líbano y otros, el bloqueo, entendido como un conjunto de sanciones económicas y financieras forman parte de la política cotidiana con la que el gobierno del Sr. Obama intenta ahogar los esfuerzos de los pueblos dignos y sus gobiernos. También deja en claro que cada vez más la política exterior estadounidense no toma en cuenta los sufrimientos de los pueblos y por el contrario, entrenan, arman y protegen a organizaciones que no tienen nada de democráticas, ni de defensoras de los derechos humanos, eso se puede apreciar en Medio Oriente, donde las instituciones de Estados Unidos han apoyado verdaderos ejércitos terroristas capaces de los crímenes más atroces, sin que ese gobierno se inmute.

La misma actitud se puede apreciar en Cuba, donde los estadounidenses apoyan organizaciones que de ciudadanas no tienen nada más que compartir el territorio con el digno pueblo cubano, utilizando los recursos de las sanciones económicas y financieras como recurso para intentar someter al gobierno revolucionario por hambre y por necesidad. A la ineficacia de este mecanismo se refería Lavrov cuando señalaba que las sanciones económicas y financieras están condenadas al fracaso, por supuesto, cuando se trata de pueblos dignos que luchan por su soberanía y sus derechos como los pueblos de Cuba, Venezuela, Ecuador, Bolivia, Rusia, Siria, Irán, Libano y Yemen.

En la actualidad, el mundo se encuentra al borde de una guerra de grandes dimensiones debido a que el actual sistema de relaciones internacionales está en crisis, en buena medida, porque el actual amo del mundo ya no es capaz de detener la lucha de los pueblos dignos. La defensa de la soberanía de los pueblos ha logrado detener los esfuerzos por convertir el terrorismo en el arma mundial imperial. La existencia de nuevas alianzas económicas y militares es una realidad indetenible, lo que asusta a quienes han impuesto su voluntad por la fuerza desde hace muchos años. Cuba ha sido un gran ejemplo de dignidad, independencia y soberanía y lo continúa siendo, pero ahora no está sola, la acompañan la lucha de los pueblos del mundo en lucha contra el terrorismo como política de Estado, terrorismo tanto armado como financiero y económico. Lamentablemente, esta política se vuelve contra los que la defienden y no es extraño enterarse de acciones que ponen en riesgo la vida de ciudadanos y ciudadanas de Estados Unidos y Europa.

En contra de esta política terrorista, la lucha de los pueblos de América Latina y El Caribe encabezados por Cuba, y de los pueblos de medio Oriente y Asia se une en su demanda de independencia y soberanía. Por ello debe resonar la exigencia de poner fin al bloqueo, fin a las sanciones económicas y financieras como medio para imponer la política imperial.

Ver también

Perfil de una marcha en honor al apóstol Martí

Santiago Jerez Mustelier [email protected] Mientras enero dice adiós, las noches son más frías y húmedas. …