web analytics
Página de inicio » Opiniones » Dolarización – La Gran Tragedia De Nuestra Nación

Dolarización – La Gran Tragedia De Nuestra Nación

Rafael Cabrera Calderón

Han pasado ya 15 años que por Decreto de Ley de dio el CAMBIO DE MONEDA, o sea, la sustitución de nuestra moneda EL COLÓN SALVADOREÑO por el Dólar Americano y que conocemos como la DOLARIZACIÓN.

No se realizó un estudio técnico y tampoco se revisaron las consecuencias a futuro y de un solo plumazo desplazaron nuestra moneda y empezó a circular el dominante Dólar Estadounidense. A partir del cambio, todos los obreros y trabajadores cuyo sueldo mensual era de ¢ 1,500.00 colones solamente recibieron $ 171.23 dólares, los empleados del Comercio y la Banca cuyo sueldo era de ¢2,800.00 colones solamente recibieron $ 320.00 dólares y en el mercado local todos los productos, bienes y servicios se adaptaron a el cambio de moneda y se empezó a debilitar la economía familiar, y el sector que sufrió más las consecuencias del cambio fue el calificado como “Clase Media” ya que pasó a engrosar las filas de los más pobres.

La mayoría de nuestra población debido a su idiosincrasia y apodados de –GUANACOS—solo se cruzó de brazos y dos años después, la Economía Salvadoreña mostraba signos de incertidumbre, es decir, estaba totalmente ANCLADA como cuando una nave zozobra en las aguas de un Océano.   

Con relación a la intrigante tragedia, DIARIO CO LATINO, con fecha de 11 de Enero de 2006 publicó la entrevista de un notable ECONOMISTA SALVADOREÑO sobre el Tema de la DOLARIZACIÓN  y aquí parte de dicha entrevista: “CAMBIO DE MONEDA, ESTANCO DE ECONOMÍA SALVADOREÑA” “A casi cinco años del cambio monetario implementado en el País durante el gobierno del ex Presidente Francisco Flores; este califica la medida como LA PEOR ESTUPIDEZ QUE SE COMETIÓ. Esta decisión ha sido una de las más nefastas en la Historia Económica del País tomada por miembros del partido de GOBIERNO ARENERO, al punto que se ha convertido en un ANCLA para la Economía Salvadoreña. Este Economista considera que este cambio monetario “BARRIÓ CON LA CONSTITUCIÓN Y LAS INSTANCIAS DE JUSTICIA EN EL PAÍS” se prestaron a esa jugarreta permitiendo que prevalecieran los INTERESES DE UNOS POCOS y dejara de lado a las mayorías.

Señala que el lento crecimiento que actualmente registra El Salvador se deba a factores provenientes de la Dolarización, ya que esta ha contribuido grandemente a alterar todos los precios relativos a la economía, haciendo m{as cara y menos competitiva la producción nacional y beneficiando todavía más el consumo importado. Todo el sistema monetario del país se comprometió, pusieron en un lío a la economía y la expusieron a una gran vulnerabilidad. No se crearon condiciones adecuadas para el mercado y esto solo vino a crear un ancla en la cual permanecemos atados.

La DECISIÓN DE LA DOLARIZACIÓN RESPONDÍA A INTERESES DE UN SECTOR PRIVILEGIADO es por ello que esta imposición no fue discutida para crear un consenso y fue vendida como una propuesta que mejoraría la situación financiera de todos los salvadoreños. Al momento de adoptar esta moneda se perdieron elementos de competitividad significativa y esto nos sacó del mercado y nos volvió aún más dependientes. Nos ofrecieron inversiones cuantiosas, reducción de tasas de intereses y se produjo un ESTANCAMIENTO DE LA ECONOMÍA, es lo que ha pasado con una de las decisiones más nefastas que recuerda nuestra historia económica.

Con el cambio de moneda, se ha facilitado las SALIDA NO CONTROLADAS DE CAPITAL, ya que las facultades que tenía el Banco Central de Reserva quedaron sin ningún efecto.

Por lo anterior le recomiendo al Señor Presidente de la República que con sus Ministros de Hacienda y Economía soliciten a la Junta Directiva de COLPROCE un Estudio Técnico y modifique o Cancelar la Ley de Integración Económica y devolver las FACULTADES al Banco Central de Reserva para la emisión de nuestra moneda y la administración o control del sistema bancario.

Ver también

SIGUE EL DEBATE POR LA REELECCIÓN… ¿ES UN HECHO?

Licenciada Norma Guevara de Ramirios Mucho deben hacer las organizaciones sociales, populares, partidos no oficialistas, …