web analytics
Página de inicio » Salud » Doce recomendaciones y mandatos de la puericultura

Doce recomendaciones y mandatos de la puericultura

Continuación…

Dr. Fredy Rosales Meyer

Médico Pediatra, Neonatólogo.

Un niño si todavía no camina debe de permanecer en 3-4 lugares. En los brazos, en la cuna, en la hamaca o en su corral y NO en el suelo.

¿Quiero decir con esto que los niños no deben nunca de dormir con los padres? Claro que no. La razón de por qué les recomiendo que los niños duerman solos es porque en la mayoría de ocasiones los padres son portadores de enfermedades infectocontagiosas y transmisibles, con las que contagian sus camas y también a los niños.

Nosotros, los adultos, no hemos superado las enfermedades contagiosas comunes ya que el control de este tipo de enfermedades lleva aparejado el adecuado Saneamiento Ambiental, incluida la adecuada disposición de aguas. Los adultos también nos enfermamos -como los niños- de enfermedades comunes, por ejemplo: Parasitismo intestinal de variada Etiología: salmonelosis; paludismo/dengue, chikungunya; las cuales se trasmiten a través de la picadura de los mosquitos. Mosquito que pica a los papás pica también al niño, y a veces, mosquito que pica al niño, que duerme con los padres, también los pica a ellos. Sana el niño y se enferman los padres; sanan los padres y luego se enferma el niño. ¿Me doy a entender? Las enfermedades contagiosas se vuelven un juego de “ping-pong” y es la de nunca acabar. Cuál es la condición para que los padres duerman con los hijos. Pues es sencillo, que los padres estén sanos. Por esa razón es que, por ejemplo, las enfermedades parasitarias llegan a un momento en que tiene que tratarse a la familia completa incluyendo a los abuelos y a la niñera para poder manejar el parasitismo recurrente y masivo en un niño.

2) SEGUNDA RECOMENDACIÓN SOBRE HIGIENE: EL VESTUARIO DE UN NIÑO (A)

A los niños, desde recién nacidos debe de mantenérseles vestidos completamente. Sus pies bien abrigados para conservar la temperatura corporal y protegidos para evitar enfermedades. Los pies se protegen con calcetines gruesos de algodón o con zapatos suaves de cuerina ajustados adecuadamente. Ni grandes, ni pequeños. Si los usa pequeños, tanto los calcetines como el calzado, comienzan a formárseles uñeros en los dedos gordos de los pies y se le apuñan los dedos, le incomodan o le producen dolor. Tanto los calcetines como los zapatos evitan que los pies se ensucien, que se enfermen y que los piquen los zancudos. Evitan que usted misma le ensucie sus pies.

Hay que evitar que otras personas muerdan o metan en su boca los pies de los niños, pues el bebé también prueba sus pies y se puede contagiar de los microbios de otras personas, especialmente otros niños, los hermanos; o cuando la madre está ansiosa o juega con el niño, muerde los pies del bebé, lo lastima y los contamina. En la boca tenemos microbios y los trasmitimos con la saliva. La estimulación de los pies, en lugar de servir para estimular el desarrollo, contagia al bebé de microbios. Ver Fig.#104: A, B y C.

3) TERCERA RECOMENDACIÓN SOBRE HIGIENE: EL ABRIGADO

Un niño desde que nace debe de mantenerse vestido de pies a cabeza -completamente- incluyendo una camisa manga larga. Una pijama manga larga de algodón, es fresca y adecuada. Debe de evitarse mantenerlo desnudo, en pañales, en calzoncillo o blúmer. Es mejor que pase vestido y sin picaduras de insectos y no que permanezca desnudo y con la piel sucia. Es preferible que permanezca limpio, con calor y sin picaduras; que desnudo, fresco, sucio y con picaduras en la piel. Ver Fig. #105

Si el niño permanece desnudo, la gente tocará su piel con las manos sucias. En las manos portamos microbios que penetran la piel y el niño se enferma. Si el niño permanece desnudo los mosquitos lo pican y se enfermará. Las picaduras dan picazón o prurito. Sí el niño está sucio se rascará las picadas con las uñas sucias y dejará microbios en las ronchas de la piel. Si no lo bañan bien las ronchas se infectarán, y luego vendrá la piodermitis con sus fiebres y consecuencias agregadas, inconvenientes, como las convulsiones febriles, la glomerulonefrítis y la fiebre reumática.

Al mantenerlo vestido completamente el niño sufrirá por calor, pero eso no es un problema, solo es una incomodidad. El calor es problema para los padres que ya han aprendido sobre el calor. Un niño no sabe interpretar el calor como problema. Somos los adultos los que le enseñamos al niño.

Mantenga a su niño limpio y vestido con sus uñas cortas y limpias, y se enfermará menos. Báñelo bien, completamente, con toda el agua hervida. No la mezcle. Déjela enfriar y báñelo con el agua tibia o al tiempo.

4) CUARTA RECOMENDACIÓN SOBRE HIGIENE: EL LAVADO DE LAS MANOS DE LOS NIÑOS (AS)

A un niño hay que lavarle las manos con agua y con jabón varias veces al día o las veces que sean necesarias, aunque se les vean limpias; así llevará sus manos limpias a la boca, la nariz o los ojos y no, sucias. Los niños en el proceso de conocerse a sí mismos tienen el hábito de llevarse mucho las manos y metérselas en la boca; las prueban, las conocen y las sienten haciéndose conscientes de que sus manos existen y que son parte de su ser, de su cuerpo. Ver Fig. #106

Nada mejor que se encuentren limpias al metérselas en la boca. Sí están sucias llevará microbios a su cuerpo, a su tubo digestivo a través de sus manos sucias. El principal problema que enfrentan así, es el parasitismo temprano. Hay niños en quienes mediante un examen general de heces, bien verificado, se ha comprobado que se han parasitado muy temprano. Más luego de lo que la familia y los médicos piensan. Ver Fig. #106.

Ver también

CORONAVIRUS, LO QUE DEBES SABER

Dr. JJ. Morales  Canadá  A. ¿Cómo se transmite? Respuesta: a través de gotas de saliva …