web analytics
Página de inicio » Nacionales » Desconfianza ciudadana con la “Chivo Wallet”
Ciudadanos que llegaron a bajar la aplicación de Chivo Wallet se encontraron con problemas técnicos, para acceder a los $30, que entregó el gobierno de Nayib Bukele. Foto Diario Co Latino/Silvia Quinteros.

Desconfianza ciudadana con la “Chivo Wallet”

 Redacción Nacionales
@DiarioCoLatino

Javier * (nombre ficticio) vende zapatos de manera ambulante en varias zonas en San Salvador, y este 7 de septiembre llegó a la caseta del Centro Histórico para bajar la “Chivo Wallet”, y retirar los 30 dólares prometidos por el presidente de la república, Nayib Bukele, como un incentivo para aceptar la moneda virtual.

“Sí, voy a bajar la aplicación -en realidad- no creo que el Bitcoin sea completamente confiable, pero la cuestión es que están dando 30 dólares, y hay que agarrarlos porque esos 30 dólares nos los van a cobrar al ciento por uno, desde los impuestos”, dijo Javier.

La madrugada del 9 junio de 2021, la Asamblea Legislativa dominada por Nuevas Ideas, aprobó la Ley Bitcoin, que se establece como “moneda de curso legal”, la que se basa en el “blockchain” (registro y transferencias de datos matemáticos) y el sistema de oferta y demanda.

La Ley Bitcoin cuenta también con un fideicomiso de 150 millones de dólares, para generar “inclusión financiera” a quienes no cuentan con los servicios de la banca privada, argumentaron en su aprobación diputados y diputadas del partido oficial Nuevas Ideas (NI).

La caseta Chivo de la Plaza Barrios lució en las primeras horas de la mañana con un grupo numeroso de jóvenes que atendieron a Javier y otras personas que se acercaron por la aplicación de la “Chivo Wallet”.

Mientras, soldados, agentes del CAM y la Policía Nacional Civil, resguardaban la caseta con el dispensador del “bitcoin”.

Movimientos populares se manifestaron en contra de la Ley Bitcoin. Foto Diario Co Latino/Silvia Quinteros.

Al preguntarle a Javier si bajó la aplicación, comentó que no tenían sistema, y por tanto, lo haría por la tarde de ayer o esta mañana, a la espera de obtener los 30 dólares.

“Yo he venido a agarrar esos 30 dólares, porque aunque no los tome, siempre me los van a cobrar -verdad-, si usted no cobra sus 30 dólares, claro que se los van cobrar por los impuestos hasta el churrito de la tienda que compre ahí va el impuesto”, acotó Javier.

Como vendedor ambulante, sabe que la situación económica que se vive es apremiante, y destacó el aumento en los precios de la Canasta Básica o impuestos, como el valor de las esquelas por infracciones de tránsito, que consideró, “eran su problema”, por su trabajo en las calles.

“Le han subido a las esquelas de 11.43 dólares, por 50 dólares, y también le están subiendo los precios a la comida. Y eso, no me engaña, es el descuento de toda la comida que nos dieron para la Pandemia (COVID-19)”, agregó Javier.

“Nos van a descontar todo hasta lo que no hemos comido, se va ir a los impuestos, -imagínese- yo me rebusco vendiendo zapatos en un carrito viejo, soy pobre. Y me van a bajar 50 dólares, cuando solo he vendido 40 dólares… es una grosería y sé que es tapar lo que supuestamente regalan. Y yo sé que aquí nadie regala nada”, argumentó, amparado en la filosofía popular.

Sin embargo, reconoció el trabajo del presidente Nayib Bukele, “pienso que ha hecho cosas buenas, pero entre eso hay decisiones malas y eso nos afecta. Y no podemos pensar que todo lo que está haciendo es bueno, hace lo que puede, pero no sé que nivel de pensamiento tiene que piensa que esto es solución”.

Sobre el nivel de prudencia de entregar sus datos personales por la aplicación de Chivo Wallet, Javier señaló que sabía que era un riesgo por los “hackers”, que podrían quedarse con el poco dinero, pero correría el riesgo por los 30 dólares.

“Sé que están esos tipos hackers (personas con altos conocimientos en informática) y sé que son como ladrones virtuales y pueden robarnos el dinero que tendríamos allí, -pero como digo- la idea es agarrar esos 30 dólares, porque cuando nos los cobren les vamos a pagar al gobierno 120 dólares, o también puedo no volverla a usar”, expresó.

Mientras, en la Plaza Morazán las organizaciones sociales reunidas en total rechazo del Bitcoin, tras señalar que era un gobierno dictatorial que imponía medidas económicas y sociales, contrarias a un Estado de Derecho.

Marvin Rivera, de la Universidad de El Salvador (UES), presentó el pronunciamiento colectivo de movimientos sociales, estudiantes universitarios y organizaciones populares quienes expresaron un rotundo rechazo a la Ley Bitcoin, señalando que fue un marco jurídico inconsulto y que no abona a la vida de las mayorías en el país.

“Este martes 7 de septiembre, comprometidos en la defensa de los intereses de los pueblos salvadoreños, por la inminente entrada de la Ley Bitcoin, que el gobierno autoritario, altamente corrupto, demagogo e incompetente del presidente Nayib Bukele, sentencie al pueblo salvadoreño a ser víctima de una perversa calamidad por la imposición de una falsa moneda que solo beneficia a su familia y el grupo de poder económico que le acompaña”, afirmó.

Asimismo, criticaron el gasto millonario en granos básicos al extranjero, cuando pudieron favorecer a los pequeños agricultores del país, durante la emergencia de la pandemia por COVID-19, que ha dejado una secuela de cuestionados manejos económicos que sobrepasaron el orden constitucional.

“Denunciamos que con esta oscura e inconsulta imposición monetaria de este gobierno se están acabando las últimas esperanzas del pueblo de encontrar un camino propio y fuerte en su desarrollo económico”.

“El país se ha entregado a las garras de la especulación financiera y los centros de lavado de dinero al narcotráfico, la corrupción y el robo al erario público, para convertir al país en un paraíso fiscal de la evasión mundial”, puntualizó.

Ver también

CESTA: por la agroecología para fortalecer la resiliencia ante Cambio Climático

Gloria Orellana @DiarioCoLatino Walter Gómez, del programa de Soberanía Alimentaria del CESTA, reside en el …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.