web analytics
Página de inicio » Internacionales » Derecha en Israel pretende un gobierno más conservadort

Derecha en Israel pretende un gobierno más conservadort

Jerusalén/AFP

Israel celebrará elecciones anticipadas en marzo, viagra luego de que el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, decidiera destituir a dos ministros centristas y volver a las urnas en busca de un gobierno más conservador.

Un portavoz del parlamento dijo que las elecciones se celebrarán el 17 de marzo.

Ante las crecientes tensiones con los palestinos, las encuestas muestran que el Likud, el partido de Netanyahu, y otras formaciones de derecha podrían incrementar su representación con respecto a las elecciones celebradas en 2013.

Si la derecha vuelve a imponerse, este escenario daría poco espacio a las expectativas de paz, luego de que fracasara la última ronda de negociaciones apadrinadas por Estados Unidos y estallara una ola de violencia en Jerusalén y en Cisjordania.

“Tras consultas entre diversos partidos, se decidió celebrar las elecciones el 17 de marzo”, afirmó el portavoz Eran Sidis.

El martes por la noche, Netanyahu convocó elecciones anticipadas, aduciendo que no podía seguir “dirigiendo el país” ante las críticas a su política formuladas por los centristas de la coalición gubernamental.

Precisamente, el jefe de gobierno destituyó esta semana al ministro de Finanzas Yair Lapid, del partido de centroderecha Yesh Atid, y a la titular de Justicia Tzipi Livni, de la formación de centroizquierda HaTnuah.

Estos partidos suman 25 de los 68 escaños que posee la coalición gobernante en Israel.

Emerge línea más dura

Este pacto comenzó a debilitarse tras las discusiones para aprobar el presupuesto de 2015, y luego de que Netanyahu apoyara un polémico proyecto para definir a Israel como “el Estado nación del pueblo judío”.

Muchos críticos consideran que esto institucionalizaría la discriminación contra las minorías, empezando por los ciudadanos árabes.

Netanyahu acusó a sus aliados de “actuar en contra del gobierno desde dentro”, y señaló que estaban gestando un complot para derrocarlo.

Los recientes sondeos dan como ganador a Netanyahu, quien ya ha sido primer ministro en tres ocasiones. Según las encuestas, el Likud obtendría entre 22 y 24 escaños, frente a los 18 que tiene actualmente.

Netanyahu ya ha expresado que le gustaría volver a instaurar la alianza tradicional con los ultraortodoxos, a quienes calificó como sus “aliados naturales”, que en las elecciones del año pasado quedaron relegados a la oposición.

En tanto, las encuestas muestran que tanto Yesh Atid como HaTnuah van a registrar un gran retroceso. La izquierda, incluyendo al Partido Laborista, que antaño dominó la política israelí, obtendría una magra representación.

La legislación israelí prevé que el parlamento pueda seguir votando leyes tras la adopción de una ley de disolución.

Pero el polémico proyecto de ley respaldado por Netanyahu para definir a Israel como “el Estado nación del pueblo judío” ya no tiene prácticamente posibilidades de ser aprobado antes de las elecciones, debido a la oposición de los centristas.

Ver también

Seguridad y apatía en antesala de Cumbre Iberoamericana en Guatemala

Antigua / AFP Edgar Calderón / Henry Morales La apacible y empedrada ciudad de Antigua …

A %d blogueros les gusta esto: