web analytics
Página de inicio » Suplemento Tres Mil | 3000 » De mitos y serpientes

De mitos y serpientes

Caralvá

Fundador

Suplemento Tres mil

 

El Diccionario universal de mitología o de la fábula tomo I Barcelona, imprenta José Tauló, 1835 pág 34 sobre Adán (Mahometanos): Habiendo prohibido Dios al padre de los hombres que comiesen la fruta de cierto árbol, se asoció Eblis con el pavo real y la serpiente, y fueron tales los artificios discursivos de que se valió, que Adán vino a desobedecer (…) Corrieron inmediatamente a una higuera y se sirvieron de sus hojas para cubrirse; pero no tardaron en recibir la sentencia que les precipitaba del paraíso y le condenaba al trabajo y a la muerte.

De la Biblia Cristiana: Génesis 3, 1-5 Pero la serpiente era astuta, más que todos los animales del campo que Jehová Dios había hecho; la cual dijo a la mujer: ¿Conque Dios os ha dicho: No comáis de todo árbol del huerto?.  Y la mujer respondió a la serpiente: Del fruto de los árboles del huerto podemos comer; pero del fruto del árbol que está en medio del huerto dijo Dios: No comeréis de él, ni le tocaréis, para que no muráis. Entonces la serpiente dijo a la mujer: No moriréis; sino que sabe Dios que el día que comáis de él, serán abiertos vuestros ojos, y seréis como Dios, sabiendo el bien y el mal.

En las culturas precolombinas: teotihuacana, toltecas, aztecas, la serpiente es Quetzalcoatl, en el libro:  Franz Tamayo: mito y tragedia / Franz Tamayo – La Paz, Bolivia: Plural Ed., 2010  pág 58 anota:  En la mitología de origen Quetzalcoatl descendió al inframundo, recolectó los huesos de los muertos, los untó con su propia sangre, dando nacimiento, así, al ser humano. En Mitos en la lengua materna de los pipiles de Izalco en El Salvador /Tr. Rafael Lara Martínez, Aut. Leonhard Schultze Jena – San Salvador: Ed Don Bosco, 2010, 609 p, se anota “VIII origen de todos los animales” (5) Por ser hombre, no advertía que él mismo estaba parado sobre la serpiente quien le inquirió. Y tú ¿deseas bajar? (6) De inmediato respondió el muchacho. “Si bajaré”. (7) “Si bajas, párate encima de mí”. Y la serpiente comenzó a retorcerse. (8) Continuó enroscándose y descendiendo, mientras él se sujetaba a ella…  En las tradiciones indú, el libro: Bhagavad gita : el canto del señor  / s.a introd. Luis Benitez —  Buenos Aires: Ed. Lea, 2013.  Dijo Krishna, el Señor Bendito: entre los creadores yo soy el que ha creado el amor, y entre las serpientes soy la de la eternidad, aquella a que todos conocen como Vasuki. Nuestros mitos náhuat-pipiles comparten esa tradición.

Ver también

IGLESIA DE CANDELARIA

Fotografía análoga de la fachada de la Iglesia de Candelaria, un templo emblemático para los …

A %d blogueros les gusta esto: