web analytics
sábado , 23 junio 2018
Inicio » Opiniones » Corredores Humanitarios en Italia

Corredores Humanitarios en Italia

Jaime Aguilar *
jaime.o.aguilar @gmail.com

A todos nos toca el corazón las imágenes y las noticias de los refugiados que en miles llegan a las puertas de Europa para encontrar una vida distinta, capsule una salida a las situaciones de guerra por las cuales pasan sus países,   nos referimos a Líbano (donde se encuentran en grandes campamentos de refugiados mayoritariamente sirios que han huido de la guerra),  Marruecos (donde llega gran parte de las personas que provienen de países subsaharianos afectados por guerras civiles y por la violencia) y de Etiopía (eritreos, somalíes y sudaneses). Estos refugiados en las últimas semanas están encontrando las puertas  cerradas, por el miedo y por en sentido de imposibilidad de los grandes países europeos.

Historias reales con rostro y nombres propios como A Badee’ah, de 53 años, todos la llaman “mamá” porque en el campo de Tel Abass en Libano, todos la buscan cuando tienen problemas. Huyó de Homs, junto a sus parientes, en total 7 familias, y encontró refugio en estas precarias barracas del norte de Trípoli, a pocos kilómetros de la frontera con Siria. O aquella de Rami, de 28 años, es un refugiado sirio que parte del campo de Tel Abbas hacia Roma junto a su hijo Aboudi. Niños, Ancianos, Jóvenes huyen de sus países, de la guerra y del desconsuelo de una vida sin futuro, pero esta vez no tendrán que poner en peligro su vida en el mar mediterráneo donde  miles de historias y sueños han sido sepultados. Gracias a los corredores humanitarios, que han puesto en marcha la Comunidad de Sant’Egidio, la Federación de Iglesias Evangélicas de Italia y la Mesa Valdesa con los ministerios italianos de Exteriores y de Interior, llegarán a Italia legalmente y de manera segura 1000 refugiados como una prueba piloto, de una experiencia replicable, para el bien de la humanidad.

El lunes 29 de febrero   han llegado a Roma con un vuelo proveniente de Beirut el primer grupo grande de refugiados sirios que, gracias al proyecto  de los “corredores humanitarios”, entrarán de manera segura y legal a Italia. Se trata de 24 familias, 93 personas en total –41 son niños– que a causa de su situación de vulnerabilidad han obtenido un visado humanitario con aplicación territorial limitada emitido por la embajada italiana en el Líbano. Quienes  con júbilo han manifestado “Hemos escapado de las bombas, Aquí podemos sentirnos en casa” ; “Ha sido la primera noche sin angustia” han afirmado.

Son recibidos en el aeropuerto con un cartel que decía BENVENUTI IN ITALIA (en italiano y en árabe), acogidos después en toda Italia, por parroquias o casas de familia, y muchas personas se sumaron para ayudar, quien con dinero, con comida, con muebles, quien lo hará abriendo a ellos la posibilidad de trabajar, quien enseñando inmediatamente el idioma italiano para poder  insertarlos en la sociedad que los acoge; son cristianos aunque  en su gran mayoría musulmanes.   Mario Marazzitti, Presidente de la Comisión de Asuntos Sociales de la Cámara de Diputados de Italia ha dicho  “No podemos tolerar escenas de hombres mujeres, niños,  ante alambre de púas y alejados por gas lacrimógeno: no es esta la Europa de los pueblos y de la solidaridad la que en cambio deba hacerse valer”  y Agrego “Europa, muere con los muros y el alambre de púas, Vive con los corredores humanitarios “  Mientras en Calais y en Macedonia Europa colapsa por la incapacidad de afrontar la llegada  de prófugos provenientes de países en guerra , y no logra leer el signo de los tiempos, de este fenómeno, Italia en cambio encuentra un camino a una solución eficaz.  Ojala muchos países pudieran replicar estos corredores humanitarios. Cuántas vidas se salvarían. Repliquemos las cosas buenas. Es posible.

* Comunidad de Sant’Egidio

A %d blogueros les gusta esto: