web analytics
jueves , 19 octubre 2017
Inicio » Internacionales » Al rojo vivo campaña electoral en Panamá

Al rojo vivo campaña electoral en Panamá

Panamá/PL

A poco menos de tres semanas de los comicios presidenciales en Panamá, cialis la campaña electoral está al rojo vivo, unhealthy y el estrecho margen que separa a los candidatos de los tres partidos principales, hace más dramática esta recta final.

José Domingo Arias, del oficialista Cambio Democrático, Juan Carlos Navarro, del Revolucionario Democrático, y Juan Carlos Varela, del Panameñista, registran un virtual empate sobre 30 por ciento, aunque Arias encabeza al trío, pero en caída.

Los tres están al tope de sus posibilidades en cuanto a caudal electoral, y parece que ninguno logrará el 40 por ciento de la intención de voto, la cifra mágica que dan las encuestadoras para pronosticar una victoria.

Eso significa que han consolidado el voto duro, y su lucha es defender el ambivalente -es decir, el que puede cambiar de candidato, cifrado por las encuestadoras en 11 por ciento para cada cual- y, al mismo tiempo, ganar el de los sectores en disputa -la juventud, los jubilados y los indecisos- que suman más del 10.

A este último conjunto algunos actores políticos denominan voto útil, que puede ser una falacia pues no repara en una militancia, ni es consecuencia de un análisis de las propuestas, y ni siquiera es independiente, sino una acción inducida cuya única racionalidad sería su pragmatismo.

Pudiera estimarse que es un voto de oposición e incluso hasta un voto castigo, y en ese sentido pudiera actuar contra el candidato oficialista José Domingo Arias. Pero en otra dimensión podría favorecerlo si el estrecho margen entre los dos Juan Carlos opositores lo divide, con lo cual perdería su efecto utilitario.

Y como aquí al parecer se vale todo, en algunos medios se ha insinuado que el dato imprevisto de una de las encuestadoras de colocar en planos iguales a Navarro y Varela responde a una estrategia de neutralizar el voto útil y favorecer al oficialismo.

Puede que sea cierto o no, y eso es difícil de corroborar, pero de lo que no hay dudas es que el Pacto Ético Electoral impulsado por la Iglesia Católica no se cumple en lo absoluto y la campaña electoral probablemente este ahora más empercudida que ropa de pordiosero.

Las muestras que citan los observadores como botones resplandecientes de última generación es la campaña contra el magistrado presidente del Tribunal Electoral Erasmo Pinilla a quien se le cuestionó hasta hoy su idoneidad y la Universidad de Panamá tuvo que intervenir para demostrar que sí era graduado de ese centro, y el Colegio de Abogados que también lo avaló.

Pinilla denunció la existencia de un plan de fraude orquestado por sectores que no quiso identificar aunque sostuvo que son detractores suyos, y vinculó ese plan con esa campaña de descrédito en su contra.

Su alerta fue muy grave al denunciar que se está minando la credibilidad con ánimos fraudulentos, digámoslo con todas las palabras. Alguien está planeando un fraude, y para eso quieren descalificar al Tribunal Electoral, afirmó Pinilla en una entrevista con Telemetro.

Se suma en las recientes horas una andanada contra Varela que lo vincula con lavado de dinero según el libelo Diario de las Américas en manos de la oposición venezolana radicada en Estados Unidos, y otras muchas más.

Es curioso que las dos encuestadoras principales que intervienen en las mediciones de la campaña, Dichter y Neira, para TVN, e Ipsos para Telemetro y La Estrella, si bien tienen diferencia en la intención de votos, coincidan en que las obras inauguradas por el presidente Martinelli, como el Metro y el estadio Maracaná, no aportaron votos a Arias, quien incluso bajó.

Hay otra coincidencia: ambas aseguran que la gran batalla del 4 de mayo se librará en la provincia de Panamá que concentra 57 por ciento del padrón y en la poltrona del Palacio de las Garzas se sentará aquel que sea capaz de arrasar en la capital y sus alrededores.

Y esto ha hecho, por supuesto, que tanto Varela como Navarro se muevan a otro ritmo que no sea de acordeón, porque en las muestras de Neira e Ipsos quien se mantiene al frente en Panamá y Colón es precisamente el candidato de Martinelli, José Domingo Arias, aún cuando siga en caída.

A %d blogueros les gusta esto: