web analytics
Página de inicio » Suplemento Tres Mil | 3000 » Epidemias y plagas salvadoreñas: sarampión, viruela, Chapulín 1851

Epidemias y plagas salvadoreñas: sarampión, viruela, Chapulín 1851

 

Epidemias y plagas salvadoreñas: sarampión, viruela, chapulín 1851

Caralvá

Intimissimun

Notas Gaceta del Salvador en la República de Centro América… “Salubridad Pública. Los fuertes calores de la próxima pasada estación y el principio de las lluvias, han producido en las principales poblaciones del Estado, enfermedades de toda especie que han llamado la atención pública. El sarampión es la que más se ha generalizado, siendo muchas las víctimas que han sucumbido principalmente párvulos. El Gobierno ha mandado imprimir una receta para uso del pueblo; ha tomado providencias para el aseo de los lugares públicos y limpieza de las calles a fin de disminuir los estragos de las enfermedades contagiosas. Encargamos a las municipalidades y demás autoridades a quienes corresponda el cumplimiento de sus deberes en tiempos de epidemias. El Gobierno tiene atenciones de toda clase que no le permiten ocuparse como corresponde de todos estos ramos y por lo mismo la Ley ha designado a los Gobernadores y municipalidades los ramos de la policía entre los cuales se encuentra el de salubridad pública. El Artículo 70 de la Ley de 4 de septiembre de 1832 dice así: Será a cargo de las municipalidades, la policía y salubridad y serán estrechamente obligados a prevenir y remover todo cuanto pueda perjudicar a la salud pública: hacer que se limpien las calles, plazas y mercado, las cárceles y hospitales; velar sobre que los alimentos que se vendan no perjudiquen a la salud; harán que se disequen los pantanos y lagunas y se limpien ríos ¿preguntamos se ha cumplido con algunas de estas disposiciones? Es necesario tener un alma muy fría o estar tocados de una estúpida insensatez, para ver perecer todos los días multitud de víctimas sin tomar la más pequeña medida precautoria. Excitamos pues a los vecinos y demás personas a quienes toque, a que cooperen y ayuden a la humanidad doliente. Hoy hace sus estragos la epidemia en niños; pero más tarde puede degenerar y atacar a los adultos sino se toman medidas precautorias”…  Gaceta del Salvador en la República de Centro América 30 de mayo de 1851 T 3 N° 4

“La viruela invadió la Provincia de Cartago, habiendo procedido el contagio de personas que vinieron infectas del pueblo de Terraba. Suponemos que las autoridades locales dictarían las medidas correspondientes a efecto de impedir la propagación, es decir cuanto es posible, atendidas las influencias de la epidemia y que posteriormente se habrán adoptado los recursos que la ciencia aconseja en semejantes casos… Felizmente, en Costa Rica las pestes no son estragosas cuando llegan a introducirse, lo que es muy raro, no obstante, sabido es, que los que no están vacunados y no han sido una vez afectados de la enfermedad, están sujetos a ella, por lo mismo deseamos que se active la vacunación en todos los pueblos y que la autoridades velen porque los infelices, que por su ignorancia resisten este beneficio, entreguen a sus hijos a la policía para que sean vacunados; sería de desear que los Señores Curas exhorten a los padres de familia al efecto… Nota – Después de escrito el anterior artículo, hemos sabido, que en esta capital hay algunas personas atacadas de la epidemia; creemos que la Policía estará informada de esto y que tratará de dictar las medidas oportunas, no solo para evitar los estrago del mal, sino también para socorrer a las personas infelices”.. Gaceta del Salvador en la República de Centro América 30 de mayo 1851 T3 N° 4.

Chapulín

“Gobierno del Departamento de San Miguel. D.U.I. Octubre 11 de 1851. – Sr. Ministro General del Supremo Gobierno del Estado. Con fecha 3 del corriente puse a U. nota manifestándole la introducción del chapulín a la jurisdicción del Sauce, y ahora le participo: que dicha plaga está ya en todos los pueblos de aquel Distrito, lo mismo que en los de Gotera y San Alejo que arrasa con todas las milpas que encuentra, hasta el grado de no dejar mas que la tierra; y que es tan grande su número como difícil de matarlo por lo mucho que vuela a que se agrega que diariamente sigue introduciéndose mas del Estado de Honduras, todo lo cual me ha noticiado los jefes de los Distritos indicados. Como según lo relacionado considero que dentro de poco estarán cundidos de dicha plaga todos los pueblos de este departamento, y que por tal motivo se sentirá escasez de maíz, he dictado las providencias convenientes para que tanto la municipalidad de esta ciudad como las demás que puedan compren algún número de fanegas de dicho fruto para los fines que el indica el artículo 2° de la Ley de 4 de Septiembre 1832”…Gaceta del Salvador en la República de Centro América T 3 N° 21 17 octubre 1851

 

Ver también

Mi respuesta a los patriotas

  MI RESPUESTA A LOS PATRIOTAS CLARABOYA ALVARO DARÍO LARA   Los salvadoreños hemos afrontado …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.