web analytics
Página de inicio » Suplemento Tres Mil | 3000 » 168 años después…

168 años después…

168 años después…

Marlon Chicas – El Tecleño Memorioso

“Como han pasado los años”, pregona la cantante y actriz española María de los Ángeles de las Heras Ortiz, conocida como Rocío Dúrcal (+), en su canción del mismo nombre, la que evoca en un servidor bellas remembranzas, sobre el origen de mi amada Ciudad de Santa Tecla, las que guarda celosamente en sus páginas de oro, desde 1854 a la fecha, en la que un grupo de notables fijó sus ojos en ella, con el propósito de convertirle en la capital de la república, la que con el correr del tiempo pasó de ser la apacible ciudad atrapada en el tiempo, a la agitada urbe que es hoy.

Difícilmente podré escribir en esta crónica, la historia de esta impresionante ciudad, la cual resguarda entre majestuosos monumentos, edificaciones, templos, así como en sus costumbres características de sus habitantes, que trataré de resumir en pocas líneas. Santa Tecla fue fundada un 08 de agosto de 1854 en la Hacienda Santa Tecla, propiedad del español Juan Palma, la cual cambiará su nombre a Nueva San Salvador por disposición del gobierno del presidente José María San Martín.

De acuerdo con documentos históricos el arzobispo Pedro Cortés y Larraz en 1770, se refiere a ella, como una de las propiedades más importantes para la parroquia de San Jacinto, la que era una zona agrícola de 35 caballerías, poseedor de excelente clima, con una buena producción de maíz de toda la provincia; produciendo durante el año 3 cosechas y 300 fanegas (unidad de medida tradicional española), y su apropiada facilidad para el pastaje de ganado.

Años más tarde de su fundación Santa Tecla, comenzó su transformación, eligiendo a ediles que la administraran, siendo conducida a la fecha por 101 alcaldes entre estos 4 mujeres: Adela Van Severen (+) 1954-1958, Ana María Guzmán de Alvarenga (+)1986, Ana Vilma Castro de Cabrera 1994 y Miriam Haydee Zometa 1997 – 2000; siendo su primer alcalde don Santiago Vilanova (+) en 1856 que fue sustituido por don Dionisio López, de ahí en adelante cada edil imprimirá su estilo personal de gobernar.

A lo largo del tiempo Santa Tecla brilló esplendorosamente en el deporte, en especial con sus gloriosas tardes de fútbol con el equipo de la “Hoja Brava o Quequeisque” de don Walter Soundy, campeón consecutivo de 1941 a 1945, el Club Deportivo Lincoln, promotor de la práctica del baloncesto, ciclismo, beisbol y tenis de mesa, y más recientemente Santa Tecla FC campeón de primera división de 2015 a 2018.

Sin olvidar su deliciosa gastronomía en las extintas cafeterías y restoranes como La Mansión Doré y sus placenteras viandas, El Memo’s con su famosa sopa de espárragos, las tardes típicas en el Merendero Tecleño, la inolvidable vaca negra y deliciosos suspiros de La Internacional, o las suculentas exquisiteces en El Tecomate Rojo, La Tortuga Veloz, La Central, sin faltar las inigualables pupusas de doña Margoth en el portal de Orozco, así como otras cafeterías de tradición que aún existen en el municipio.

Sin olvidar el enorme legado de grandes escritores, pintores, músicos, caricaturistas, bailarines entre otras ramas del arte, que sería difícil mencionarlos a todos.

En estos 168 años de fundación de la Ciudad de Las Colinas, solo me resta agradecer a las autoridades edilicias, eclesiásticas y Tecleños de Corazón, por sus exitosas gestiones en 2004, a fin de devolverle su nombre original a esta bella ciudad llamada Santa Tecla

¡Felicidades Tecleños y Tecleñas!

Ver también

ELENITA, LA NIÑA DE LOS OJITOS ESMERALDA

  Por Wilfredo Mármol Amaya. Escritor y poeta viroleño   La niña sabía que algo …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.