web analytics
viernes , 20 octubre 2017
Inicio » LAICIDAD » VISIÓN CREACIONISTA Y ECOSISTEMA

VISIÓN CREACIONISTA Y ECOSISTEMA

Miguel Ángel Dueñas Góchez*

Leyendo el Boletín Salesiano (Nov.-Dic. 2015, view N° 218, advice año 36), generic todo basado en la teoría creacionista, aclara una base bíblica de Génesis al decir que “el Creador puso al hombre y la mujer en el hermoso y recién creado jardín del Edén para que lo trabajara y custodiara. Nada de «dominarlo», como malamente se entendía el termino bíblico y que dio pie a aprovecharse de la creación de modo abusivo”.

Lo rescatable es lo referente a la encíclica Laudato Si, del papa Francisco, lo que ha causado un impacto profundo en creyentes y no creyentes. Las reverberaciones de tal impacto continuarán incidiendo como onda expansiva, creando una nueva conciencia social sobre nuestra responsabilidad del cuidado de la casa común (pacha mama).

La novedad mayor de una encíclica estriba en pasar de una visión estrecha de la ecología como cuidado utópico de la naturaleza, a una visión ética de alto vuelo, donde formamos un todo entrelazado, la naturaleza, los seres humanos y Dios (de acuerdo a quien escribe el artículo en el Boletín). El deterioro de cualquiera de estas dimensiones afecta inexorablemente a las otras dos.

Por tanto, la ecología no solo se extiende a plantas, animales, medio ambiente; ni es una dimensión menor de la preocupación de la humanidad. Cuidado de la naturaleza, respeto por la vida humana y espiritualidad agradecida forman un único cuadro de referencia.

La desquiciada visión imperante en los dos últimos siglos de la persona humana como dueña y señora de lo creado, que podía usar y abusar de sus recursos, ha llevado al desastroso consumismo imperante que está dañando severamente a la raza humana. Las víctimas de una actitud depredadora de la naturaleza son las personas empobrecidas, compuesta por la inmensa mayoría de la raza humana.

La armonía a reconquistar exige una nueva ascesis basada en el cultivo de virtudes ecológicas (estilo de vida sencillo, humildad, paz, ternura por los seres vivos, alabanza). Es necesario formar juventudes capaces de reorientar el modo de vivir, actualmente tan desquiciado. El consumismo materialista afecta, sobre todo, a la franja juvenil de la humanidad.

Todo ello es parte del respeto mutuo, naturaleza-humanidad.

*Lic. en Relaciones Internacionales.

A %d blogueros les gusta esto: