web analytics
Página de inicio » Suplemento Tres Mil | 3000 » Viaje al infierno salvadoreño II

Viaje al infierno salvadoreño II

 

Caralvá

Intimissimun

Incursionamos en el reino de la Teología, en el arte del estudio de Dios que termina en el instrumento de Dios para dominar a todos sin excepciones, puesto que algunos teólogos al final se convierten en “la voz de Dios”,  así la metamorfosis es de hombres comunes a embajadores del todo poderoso, conste estas iniciales palabras bastarían para enviarme a la hoguera en siglos anteriores, pero los tiempos han cambiado y mi camino es precedido por filósofos, literatos, poetas, políticos (algunos santificados por la hoguera como Juana de Arco) que de cierta manera consuelan un poco mi decisión libertaria.

La filosofía será subversiva en todos los tiempos, si algunos profanos afirmaban “cadáveres veremos pasar” en el año 2021, la respuesta es muy parecida “con el tiempo les veremos pasar” señores renegados de sus principios democráticos.

Primer círculo del infierno: Ahora parece que el temido infierno ha dejado su lugar en el más allá y se traslada al “más acá” tan próximo como los territorios de las hordas terroristas que acechan las colonias populares, ellos extorsionan en un espacio frágil como el limbo pagano: “un espacio en el cual penaban las almas que habían vivido sin cometer méritos, ni infamias, los inútiles indecisos…. Condenados a correr sin reposo, desnudos” … un poco más y describe al Distrito Italia… pensar que hace muchos siglos la Teología era pasión popular en Grecia, debido a que interesaba el evento post morten, en ese tiempo era similar a la dialéctica que no genera temor sino curiosidad y propuestas, pero con los siglos de los siglos se convirtió en el más temido de los finales terrestres o espacios “ultraterrestres”.

El segundo círculo del infierno: lujuria… una herencia de Homero y Virgilio que es detallada por Dante y estudiada por Borges; en realidad es una composición matemática, una geometría inexpugnable como los anillos de una serpiente que se muerde la cola,  nunca se resolverá su ciclo de 360 grados y tampoco se comprenderá el mundo sin su lascivia-prisión, ahí tenemos no solo a los adictos sino también a los violadores; ahora son asociaciones de personas convertidas en carteles, en agrupaciones internacionales disfrazadas de consumos exclusivos, de todos los tipos conocidos, legales e ilegales; la crueldad es tan extrema que promueven engaños de empleos en naciones de primer mundo con empresas fantasmas, contratan con engaños a mujeres profesionales del tercer mundo y someterlas a la esclavitud sexual sádica. En nuestra nación existen casos conocidos con denuncias que verifican estas situaciones y asesinatos de testigos protegidos (mujeres), en San Salvador parece superamos la imaginación dantesca.

Tercer círculo: Gula

Podemos encontrar la avidez y la codicia de apetitos insaciables por bienes, servicios sexuales, metales, tecnología, poder, difamación, insultos, etc.  no iremos muy lejos para encontrar la sed de aquellos que cobran salario por mentir, por ese destripamiento de personalidades independientes, por su avaricia dineraria del dinero del pueblo, a ellos no les importa la consumación del mal, no existe límite para la sed metálica, no importa la ruina de su propio pueblo, si Dante burló al cerbero con un puño de tierra, acá se necesita un puño de hierro.

Cuarto círculo: Avaricia

¡Oh Dios de la riqueza! (ilícita) tu corazón reside en cegar a los ingenuos con buenos deseos y falacias históricas, ellos creen saldrán ilesos de sus robos a la vista.

No en vano Karl Karaus menciona: “En los sucesivo, los estúpidos y los mediocres nos conducirán, y las mayorías los aceptarán alegremente, sobre todo porque serán iguales a esos líderes sin palabra” (Ultimas Inquisiciones 2009. Pág 41).

Se trata del reflejo de su vida, así nacieron, así morirán, con el peso que los oprime de aquella riqueza hasta su último día, donde no existe olvido para los ofendidos ¿hablamos de personas? La nación tiene por centenas.

Fuente Wikipedia, Últimas Inquisiciones, Rebelión de jóvenes escritores alemanes del siglo XVIII

amazon.com/author/csarcaralv

 

Ver también

Me conmueven los aplausos finales

  Por Wilfredo Arriola   La preparación es la cara oculta del artista. En las …