Página de inicio » Editorial » Un Programa oportuno y necesario

Un Programa oportuno y necesario

El Presidente de la República, online Salvador Sánchez Cerén, anunció, recientemente, la creación de un Programa para asistir a los hijos e hijas, viudas o viudos de personal policial que fallezcan en el cumplimiento del deber.

A la fecha suman más de 40 los agentes policiales asesinados, sobre todo, por pandilleros, lo que ha dejado en la orfandad a 100 hijos e hijas de agentes policiales, 25 de ellos son menores de cinco años.

El Gobierno del Presidente Salvador Sánchez Cerén está en el proceso de implementación del Plan El Salvador Seguro, elaborado por el Consejo Nacional de Seguridad Ciudadana y Convivencia, que si bien contempla mayoritariamente acciones de carácter preventivo, también ejecuta planes operativos específicos en el eje de la represión contra el delito.

El accionar policial y fiscal, con apoyo de elementos del ejército, ha provocado una reacción violenta de los pandilleros contra esos elementos de la seguridad pública, por lo que han sido asesinados, policías, soldados y fiscales.

Desde la lógica de los delincuentes, lo que buscan con los asesinatos es desmoralizar al agente policial, a sus mandos, a sus familiares, y de paso, de lograrlo, buscar una negociación con el Gobierno.

Hasta hoy, pese al número de víctimas fatales en la corporación, lo que menos ha provocado en los agentes es la desmoralización, todo lo contrario. De ahí que una mejor coordinación con la fiscalía, ha llevado a mayor efectividad en la persecución de los delincuentes.

Esto explica las capturas de más de un centenar de cabecillas de clicas de la fracción de la pandilla 18, responsable de un boicot al transporte, que dejó a seis motoristas asesinados.

Y aunque la policía esté moralizada, es aplaudible que el Gobierno contribuya con programas diversos a los familiares de policías asesinados, sobre todo a los infantes, pues, quiérase o no, el soporte económico para que las familias salgan adelante es fundamental.

El Presidente Sánchez Cerén dijo que el  programa contempla apoyo económico y becas a familias de policías fallecidos en el cumplimiento de su deber.

Mientras que desde la PNC misma se trabaja en una iniciativa para la creación de un patronato, cuya finalidad es atender las necesidades de las familias de los miembros de policías víctimas.

Sin lugar a dudas, estos y otros programas ya sea a favor de los familiares como de los policías mismos, redundará en un mejor desempeño policial, superior al que ya se tiene en estos momentos.

Ver también

A Bukele le salió el “tiro por la culata”

La noche del viernes 5 de julio, el inconstitucional presidente de la república, Nayib Bukele, …