web analytics
viernes , 20 octubre 2017
Inicio » Ocurrencias » ¿Qué tal pasó las fiestas de agosto?

¿Qué tal pasó las fiestas de agosto?

Nelson López*

Juan Pérez

Nooooohombreee… las pasé de maravillas. Fíjese que lo primero que hice fue irme a meter al Centro Histórico en las tardes del viernes, sábado y domingo… y qué precioso estar allí, con el montón de gente disfrutando la alegría de ver las cafeterías y los almacenes y todos viendo por un lado y viendo por otro y de pronto ya anocheciendo, qué belleza del Palacio Nacional y del Teatro Nacional, no hay dudas que eso está maravilloso y hasta la catedral, ¡qué majestuosidad el 5 de agosto! cuando la bajada del Salvador del Mundo, y la pólvora… Por eso yo invito a toda la gente que se vaya a dar una vuelta por todo el centro para que vean la diferencia de cómo era antes y cómo es hoy. ¡Belleza!

Pedro López

En familia… simple y sencillamente en familia… me puse a tapar las goteras del techo y limpié todas las hojas que me habían obstruido los canales del desagüe, y solo en eso me tiré todo un día y de ahí, al otro día nos fuimos con la mujer y los cipotes a la consuma, solo por callarles la boca porque no paraban de decirme que La Consuma es buenísima y –mirá todas las rutas de buses pasan por allí- por último me convencieron y de verdad que me gustó. De mi parte, todos los días los hubiera pasado zampado en la casa enchancletado, con mi piyama y bebiendo café amargo con pan francés… que más quiero… pero me gustó La Consuma por el montón de gente con sus escobas y almohadas que quizás estaban en ofertas. Solo esa salidita dimos.

José Martínez

Yo aprovecho para ir al cine y salir a los lugares que no conozco de aquí del país, y me fue bien porque casi no gasté, porque llegaron los suegros y me invitaron así que anduve para arriba y para abajo sin pagar nada y solo comprando algunas flores para la novia y en las cafeterías que pedí unos postres que ni les puedo los nombres porque se los ponen en otro idioma, y yo solo los de aquí me puedo, o sea, nuégados en miel, arroz con leche, atol de piñuela (pero del típico) y el pan dulce, pero anduvimos felices con la bicha que yo creo que es con la que me voy a quedar, porque ya vi que los suegros son buena onda conmigo y me atrevo a creer que nos vamos a llevar bien con todos.

Pablo Hernández

Yo la hice. Todos los días me fui a la feria del Cuscatlán; y de plano, qué ruedazas las que ha traído el alcalde Bukele, que de plano ¡esa feria es de otro mundo! Esa feria sí que nada de charcales y lodaceras como en el Don Rúa, nada que ver brother, hoy si entendí que este alcalde es listo porque iba un día y me iba otro día y no me aburría, es más me subí desde el tagadá hasta la montaña rusa, después de que llovía, para ver si era de choto como antes, que después de que caía el chaparrazo nos subíamos de choto para secar los asientos de las ruedas (pero neles)… bueno, los que se subían después ya pagaban, pero valió la pena. Y para cerrar con broche de oro me fui a meter al INDES a ver a Nayib contra la Choly… y estuvo bueno el desmadre que hicieron… y después, todo el marón nos fuimos para la feria del Cuscatlán para ver a los dos en el tagadá otra vez. La pasé bien bien bien, me llegó. El otro año va estar mejor porque Nayib va seguir de alcalde… ¡ya va ver!

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: