web analytics
lunes , 23 abril 2018
Inicio » Nacionales » San Romero de los pobres
San Romero de los pobres

San Romero de los pobres

David Martínez

@davidmar2105

Es la mañana del 24 de marzo de 2018. Amaneció con un sol esplendoroso, el clima óptimo para salir a la calle.

Quizá hasta el ambiente quiso ponerse impecable para conmemorar uno de los días más trágicos en la historia del país.

Y es que se conmemoran los 38 años del martirio de Óscar Arnulfo Romero, pero ahora con una pizca de condimento especial: el papa Francisco dio, el 7 de marzo pasado, vía libre para que el obispo asesinado por los escuadrones de la muerte sea Santo.

Esto ha llenado de alegría a toda la feligresía católica, pues con dicho nombramiento a Romero se da un aire de esperanza para la unidad nacional, además es parte de la “justicia divina” hacia el beato.

El reloj marca las siete de la mañana, la capilla del hospitalito, donde asesinaron a Romero, está abarrotada. Inicia la eucaristía. Es oficiada por el padre Vicente Chopín.

Leen las sagradas escrituras. Posteriormente lanza su mensaje en la homilía. Duro, como los que transmitía romero. Pero es claro. Chopin pide justicia hacia los hechores del asesinato, además pide a los que dicen seguir su ejemplo, seguirlo al pie de la letra. Actuar como lo hacía el mártir.

“Monseñor Romero pronto será canonizado, sin embargo su canonización no se puede separar de su martirio, y este no se puede separar del modo como vivió el evangelio”, expresó Chopín.

En este sentido, el padre hizo una remembranza de todas las personas que ya murieron, pero que en toda su vida mantuvieron viva la memoria de Romero, pues ha sido gracias a ellos que se mantiene viva en la iglesia.

Uno de ellos fue Luis Chávez y González, arzobispo predecesor del beato. Este fue el que mejor sistematizó la obra de Romero. Asimismo, su sucesor, monseñor Arturo Rivera y Damas, quien también entendió muy bien la doctrina del obispo mártir.

Luego desglosó a otros como Ricardo Urioste, los mártires de la UCA, María Julia Hernández, entre otros, que mantuvieron el mensaje vivo.

Como una segunda parte, en su mensaje, hizo una comparación apostólica, después del asesinato de Jesucristo y su resurrección, con la de Monseñor Romero.

“Cuando nosotros aplicamos el principio de las sagradas escrituras de “ustedes asesinaron al justo” al martirio de Romero, lo que queremos decir es que se refiere a los miembros más radicales de la oligarquía salvadoreña que ingeniaron y financiaron su muerte. Hasta la fecha nunca ha presentado disculpas públicas por este magno asesinato”, aseveró.

Indicó que el ejemplo del mártir debe ser ese faro que ilumina la opacidad y las tinieblas de las situaciones corruptas que vive el país.

“La santidad de Romero es inclusiva y pluralista. Por lo que es el momento de unirnos como salvadoreños en un frente social amplio, donde los pobres luchen por los pobres”, aseguró.

Y finalizó diciendo: “Nos gustaría que el día de la canonización de Monseñor Romero, no sean los corruptos de turno, sino los pobres y los marginados los que estén en primera fila”, aseveró Chopín.

 Con este mensaje la feligresía salió en peregrinación desde la capilla del hospitalito de la Divina Providencia hasta la Cripta de Catedral Metropolitana, donde la feligresía también abarrotó y donde también hubo una misa en honor al beato.

Finalmente, ya cayendo la tarde, feligreses de la Basílica Sagrado Corazón recorrieron desde la 17 calle hasta la basílica en el viacrucis de Monseñor Romero, donde recordaron la obra y muerte del San Romero de América.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: