web analytics
Página de inicio » Articulos » REFLEXIONES SOBRE LA INMORTALIDAD

REFLEXIONES SOBRE LA INMORTALIDAD

ANTIGUA Y MISTICA ORDEN ROSAE CRUCIS, online AMORC

(No. 3 y último) Cecil A. Pool (Pasado Vicepresidente de  la Gran Logia Suprema de la Antigua y Mística Orden Rosae Crucis, medical AMORC)

¿Qué percibíamos?

Si la personalidad inmortal existe, for sale al final de esta vida pasaremos a una nueva fase de existencia y gradualmente nos recordaremos en una vida que no es física. Me pregunto si seremos capaces de percibir  cualquier cosa en el sentido que la percepción física lo hace. La antigua tradición de que podemos encontrar a los que fallecieron antes que nosotros, hablarles y tratarlos en una forma parecida a nuestro contacto físico con otros seres humanos, es un concepto simplemente imaginario, basado principalmente en la esperanza.

El reino  de lo infinito está tan lejos de la comprensión de una entidad física, que es similar a la comprensión de una entidad física, que es similar a la comparación que podemos hacer  entre la complejidad de los cálculos avanzados con las tablas de multiplicar que estudia un niño en la primaria. Pero aún esta ilustración no es lo suficientemente precisa.

Me parece que podemos esperar una existencia que se encuentre fuera del mundo físico. Personalmente no puedo concebir que la vida física que vivimos ahora sea la existencia total.  No puedo creer que la inteligencia y las habilidades expresadas por los seres humanos estén limitados a tres veintenas de años y un décimo, algunas veces más o menos. Pero sí creo que la vida física que vivimos es un segmento separado de la totalidad de nuestra existencia que encarnamos  muchas veces, y que cada vez que lo hacemos en un cuerpo físico, también somos colocados en un universo físico.

Estamos aquí para aprender ciertas lecciones a través de la experiencia. ¿Cuáles serán estas lecciones? ¿Seremos capaces de comprenderlo en el porvenir, cuando las restricciones y las condiciones físicas bajo las cuales vivimos hayan terminado y, podríamos decir,  estemos libres de todas las circunstancias de lo finito para que nuestra comprensión resida sólo en el reino de lo infinito? Entonces, si contamos con una consciencia  que se encuentre en cualquier forma cercana a la que poseemos  cuando vivimos en un cuerpo físico, seremos capaces de relatar  todas nuestras experiencias a fin de que tengan un significado compuesto y sabremos como utilizarlas.

No es mi intención deducir que seremos incapaces de hacer contacto con otras entidades de otros planos en el futuro. Pero opino que el contacto con quienes hemos amado,  con quienes nos hemos asociado y han pasado por la transición antes que nosotros, será a través de un medio  similar al que ahora conocemos como telepatía, en vez que por cualquier contacto real.

Aprender en este plano lo del plano psíquico

Puesto que no seremos entidades físicas, no habrá nada que tenga el significado de contacto material. Nuestras relaciones serán estrictamente en un plano psíquico. Una razón para nuestra existencia actual es aprender cuanto podamos del reino psíquico y por consiguiente estar bien preparados en el cuerpo físico para poder usar esas facultades psíquicas eficientemente, cuando ya no tengamos los atributos físicos con los que estamos  equipados mientras ocupamos el cuerpo físico.

Así como desarrollamos nuestras habilidades psíquicas mientras vivimos en la Tierra, así también debemos desarrollar los atributos de la naturaleza que nos conducirán a estar conscientes de los valores más elevados que existen en el Universo. Las emociones más elevadas son las que nos ayudarán a ponernos en contacto con otras entidades ahora, y también contribuirán a que ese  contacto pueda funcionar de cualquier modo en el futuro.

Spinoza escribió: “El amor dirigido hacia lo eterno y lo infinito, llena la mente de goce divino y está libre de toda tristeza, por la cual debe ser muy deseado, tratando de conseguir con todas las fuerzas”.

Así es que deberíamos, con todas nuestras fuerzas como lo manifestó Spinoza, dirigir nuestra atención ahora  a estas características de la existencia  –el amor, la tolerancia, la compasión, la misericordia y sobre todo, hacia la comprensión de que lo infinito está separado de lo finito; que ahora estamos restringidos en lo finito y que en un tiempo futuro, estaremos limitados a lo infinito.

Ver también

Paola Adamo imagen luminosa para los jóvenes

Hija de Claudio y de Lucía, arquitectos, salesianos cooperadores y catequistas que vivieron en Tarento, …

A %d blogueros les gusta esto: