web analytics

Nosotros

Mauricio Vallejo Márquez

Escritor y coordinador

Suplemento Tres mil

 

Somos esclavos

lo cotidiano apenas nos sostiene en un grillete

como si camináramos en una cuerda floja

sin que nadie sienta el filo de las frías esposas

ni el peso que nos va reduciendo antes de la noche

que lentamente van encanando en nuestra piel

y cruzamos las avenidas

y las calles  tristes y cabizbajos

por no saber que vamos tristes, tristes tristes

siempre tristes

y vulneramos nuestros espacios cada mañana

mientras el transporte colectivo apenas avanza

y lo esperamos  con el temor del cuchillo y la bala

en cada parada al ir en tránsito, en cada cuadra.

Y al llegar a casa la ropa de la incertidumbre y el dolor

sin que nadie haga nada

para sustentar por siempre el gen egoísta

que nos habita y crece en cada escalón de poder

y así el jefe es un pequeño verdugo

y el subjefe y el compañero

verdugos víctimas de sus clientes, del Gobierno

de la vida,

verdugos y capataces de todo y de todos

esclavos

prisioneros

números

empleados

hombres

mujeres

salvadoreños

ciudadanos

anónimos autómatas que ocupamos espacio

y enriquecemos la pirámide

en tanto nos vaciamos, envejecemos

como si vegetáramos en espera de la muerte

y cuando los días nos han dejado canas y arrugas

nos percatamos que no valía la pena

que no había que luchar por quién nos puso cadenas

y que la salvación nunca estuvo en los colores

siempre estuvo en una palabra:

nosotros.

Pero al día siguiente nos volvimos a levantar

para continuar en lo mismo hasta el final de los días.

Ver también

CUANDO LA LUNA CAMBIE A MENGUANTE XIII CANTOS

René E. Rodas   A mi hermano, Alex Rodas I Hace tiempo que estoy aquí. …

Un Comentario

  1. Hay que viajar por el momento actual, por todo aquello que nos traslada a una situación incierta.
    Viajar en momentos de esclavitud, es como viajar a un mundo sin libertad, atrapados entre grilletes de una realidad a la que estamos sometidos.
    El poema refleja la realidad que vive el pueblo salvadoreño. _”Si lo que reflejas en tu obra es Real, es buena, -sostenía Hemingway.”
    Hay mucho que comentar sobre su primer poema. Me recuerda a dos: Nazint Itmet y César Vallejo.
    Por falta de estudios durante mi niñez y juventud, soy lento en interpretar las obras de arte.
    Pero si es posible que a pesar de los pasos entre las enredaderas de la política, no todo se perderá; la Literatura se encargará y las demás artes, se encargarán de contorlo más tarde que nunca.

A %d blogueros les gusta esto: