web analytics

Necrocovidcom II

 

Necrocovidcom II

Caralvá

Intimissimun

El Covid 19 es nuestro enemigo social, en realidad repetimos el escenario de otras ciudades: Wuhan, Madrid, Lombardía, Nueva York con una hermandad planetaria en el sufrimiento con tantos seres queridos expuestos y llenos de esperanzas frustradas por un pequeño virus; la visión nos convierte en prisioneros, extraviamos el deseo por un mundo mejor ante la amenaza mortal obsesiva del COVID-19, en tan omnipresente como el anhelo de agua por el beduino en el Sahara.

La sociedad se enfrenta al dilema: Estado y ciudadano… como Grecia con Homero detallando tragedia, victorias, sufrimiento, honor, traición…  el deber ciudadano con el Estado, pero en otras obras homéricas el ciudadano retorna por su libertad o derecho sobre el Estado, los griegos resolvían el falso dilema entre político y filósofo (político y científico) interpretando a los dioses, en otras ocasiones condenando a los filósofos a muerte como Sócrates.

Ahora el dilema: Estado-ciudadano es vigente por el Covid 19, poseemos esa historia y creemos que es letra muerta, pero vivimos escenas parecidas, así como el emperador Vespasiano quién “alcanzó a comprender por primera vez la felicidad que engendra su nombre. Se cuenta que sentado en un asiento que no era su trono, exclamó: vea puto, deus Fio (ay de mí, creo que me estoy convirtiendo en Dios)” del libro: La rebelión de los jóvenes escritores alemanes en el siglo XVIII Johann George Hamann pág 56. consideremos esa vanidad contrastada con el ciudadano en este caso Sócrates quién participó en tres guerras, además de la peste que en su tiempo devastó dos veces Atenas,  la filosofía era la comprensión ante la tragedia, en su juicio Sócrates se “comparaba con un médico que en una comunidad de niños, pretendiera prohibir las tortas y los pasteles” pág 66,   agregando: “si quisieran acusar al médico en una corte de niños su destino estaría sellado” pág 66, Sócrates  (acusado de impiedad y corromper a la juventud) por los jueces ateniense no le  perdonaron una ocurrencia perniciosa durante la audiencia: “ en son de broma él mismo se dictó la pena de ser alimentado hasta morir a costas del Estado. Cicerón, de Orate I, 54” pág 67… así la antigüedad nos habla en el Siglo XXI, porque las decisiones del fenómeno COVID-19 se vuelven una infame discusión entre lo político y el científico (filósofo), una verdadera apuesta de vidas inocentes, pero deja desnuda la falta de razón de los gobernantes (pretendiendo ser dioses) que niegan a la ciencia sus criterios, como en muchos casos psiquiátricos.

Mientras el Covid 19 se transmite de humano a humano, el patógeno es una cadena de RNA no es un ser vivo, tampoco un vegetal, no es una célula completa, es solo un fragmento de ácidos nucleares, como una orden de software incompleta que se auto replica, su origen es anterior a la forma organizada celular, se configuró hace millones de años en el planeta… ¡ese es el enemigo!.

Hasta me parece escuchar a Sócrates “para enfrentarle necesitamos llegar al número 0 contagios, lo cual implica que las dos terceras partes de nuestra sociedad posean la consciencia de prevención, ese número es 4,510,501;  así los ciudadanos cuidarán al resto de la población 2,255,251, considerando nuestra población es  6,765,753 (2020); es la estadística que necesitamos en el combate, lo cual no pueden ganar solo los médicos, ni los políticos, ni las restricciones, el arma definitiva se llama educación de poblaciones; en Antropología  se denomina “cambio cultural”, por cierto es de largo plazo, como la existencia del Covid-19”.

Compartimos la tragedia en números, (el ciudadano y el Estado -historia griega- el combate exterior e interior, el enemigo externo e interno) la relación en nuestra nación de una persona contagiando a otra, durante un período de 30 días,  iniciando el 18 de marzo 2020 hasta el momento 23 de junio 2020 es:  Ciclo 1…  1 ˃ 13; Ciclo 2… 1 ˃  2.3; Ciclo 3… 1 ˃  1.3  eso muestra los números relacionando de: 1 MES 18MAR-18ABR 69; 18ABR-18MAY020 929, 18MAY-18JUN020 2106; 18JUN-23JUN020 1869; con un total de 4,973.

Considerando que el Caso 1 fue “importado” a la fecha 18MAR020 en Metapán, observamos que la velodidad del contagio inicial promedio es el siguiente: (datos con un promedio de 30 días excepto los últimos días del mes de junio) del 18MAR-18ABR020 2.3; 18ABR-18MAY020 30.9; 18MAY-18JUN020 70.2; 18-23JUN020 93.45 éste último dato indica un alza significativa en la aritmética estudiada.

El Estado y el ciudadano en tiempos del covid-19 ha sido una relación parecida a la antigüedad, una absoluta incomprensión de los científicos (filósofos) de parte de los gobernantes, en consecuencia muchos salvadoreños ni siquiera podrán pronunciar una broma socrática, parece morirán de hambre sin ninguna ayuda del Estado.

amazon.com/author/csarcaralv

M II

Ver también

Sobre las pisadas del tiempo

SOBRE LAS PISADAS DEL TIEMPO Myrna de Escobar El tiempo nos nutre de vivencias que …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.