web analytics
Página de inicio » Nacionales » Masculinidades para contrarrestar la violencia
Hombres y mujeres están dando su voto en la consulta por la erradicación del machismo, organizada por ADMAES. Foto Diario Co Latino/Cortesía.

Masculinidades para contrarrestar la violencia

Daniela Rosales
@DiarioCoLatino

La Fundación Centro Bartolomé de las Casas, en conjunto con organizaciones como Fundación Puntos de Encuentro de Nicaragua, CEMUJER, PROMUNDO y el Centro de Estudios de Género de la Universidad de El Salvador, compartieron los principales hallazgos de la investigación sobre masculinidades no violentas en El Salvador.

Walberto Tejada del Centro Bartolomé de las Casas explicó que durante las fases de desarrollo de la investigación se buscaron factores que influyen de manera constante en la configuración de identidades masculinas, es decir, cómo esto se mantiene y perpetúa: “se configuran y siguen promoviendo prácticas patriarcales, prácticas relacionadas a la violencia”.

De la misma manera, explicó que la investigación estuvo orientada a buscar factores que han influido o están influyendo para el desarrollo de identidades alternativas, esto significa que los hombres ahora están participando más en el hogar o tareas domésticas: “estas prácticas alternativas desmontan, cuestionan y ponen en entredicho ese constructo social que se les exige a los hombres”.

Tejada afirma que es la primera vez que una encuesta internacional sobre masculinidades y equidad de género se aplica en Centroamérica, especialmente en El Salvador y Nicaragua. Esto tiene una gran relevancia ya que permite hacer una primera exploración de la situación. Además, habló sobre la situación actual de El Salvador en materia de género: “en los primeros meses de 2018 el incremento alarmante de feminicidios en el país ha conmocionado a la sociedad salvadoreña. Según datos oficiales, hasta el 7 de mayo tuvimos alrededor de 150 asesinatos de mujeres en el país. Este dato no nos puede dejar fríos sino que nos conmociona. Nos manifestamos con indignación. Es una realidad que nos lleva a pensar que estamos en un estado de emergencia y no es un asunto coyuntural sino permanente”, declaró.

Douglas Mendoza, director adjunto de la Fundación Puntos de Encuentro en Nicaragua, habló sobre las alianzas que se tuvieron para este proyecto, entre ellas están: alianza con la Fundación Promundo desde Washington y el apoyo de IDRC desde Canadá.

Mendoza declaró que el estudio binacional permite identificar desde el propio contexto de El Salvador y Nicaragua factores de riesgo que se tienen en común. Esto ayudará a desarrollar intervenciones más particulares, es decir, ser más específicos en el abordaje de estas problemáticas: “vemos que en los medios de comunicación a nivel nacional se nos vende una forma de ser hombres. Queremos desde esta investigación mostrar que son posibles otras maneras de ser hombre. Hay que hablar de los hombres desde distintos contextos y distintas realidades”.

Sobre el trabajo binacional, Douglas Mendoza explicó que dialogar ha sido una forma de poder encontrar puntos en común y compartir experiencias: “no solamente nos quedamos con estos hallazgos a nivel de la academia, sino que hay que llevarla al nivel de la comunidad”.

Ima Guirola de CEMUJER manifestó que la investigación sobre masculinidades brinda un aporte importante sobre la violencia contra mujeres, niñas, adolescentes y jóvenes dentro de la realidad de El Salvador, el Triángulo Norte y Centroamérica: “la violencia no es natural, es aprendida. Podemos encontrar puntos de desaprendizaje de estos comportamientos de violencia. No basta con la represión, no basta con las acciones de combate hacia la violencia feminicida. No basta con tener más policías, no basta con la militarización. Estamos hablando de la necesidad de ir a la base de estos comportamientos”, afirmó.

Para la investigación se entrevistaron a 1,140 hombres adultos, entre 18 y 60 años en barrios y colonias de Antiguo Cuscatlán, Santa Tecla, San Salvador, Ciudad Delgado, Ilopango, Soyapango, Mejicanos, Apopa, Cuscatancingo, Ayutuxtepeque, Nejapa, San Marcos, San Martín y Tonacatepeque.

Resultados

Algunos resultados de la investigación demuestran que en la actualidad, seis de cada 10 hombres entrevistados participan en al menos una de las siguientes tareas domésticas: lavar ropa, limpiar la casa, preparar comida y lavar el baño. Sin embargo la tarea en la que más se involucran los hombres es en el manejo del presupuesto familiar.

La gran mayoría de los entrevistados viven en barrios o comunidades en los que son comunes las expresiones de violencia física en la familia. Más de la mitad afirma que es común que los hombres golpeen a su pareja.

Además, el 15% de los hombres que ha tenido pareja dice que ha ejercido violencia física contra su pareja actual o la más reciente. 10% dice que ha empujado para hacerle daño a su pareja y menos del 7% afirma que ha usado otras formas de agresión como: abofetear, lanzar cosas o golpes con puños.

Ver también

Modric elegido mejor jugador de 2018 por la FIFA

Londres/Reino Unido/AFP El croata Luka Modric puso fin a una década de dominio de Cristiano …

A %d blogueros les gusta esto: