web analytics
Página de inicio » Suplemento Deportivo » La noche en que “El Tanquecito” Méndez casi mata al “Chele” Valiente
Mario Méndez conecta un cruzado de derecha a René Valiente durante la pelea que protagonizaron en 1978. Foto Diario Co Latino/Cortesía

La noche en que “El Tanquecito” Méndez casi mata al “Chele” Valiente

Rolando Alvarenga
@DiarioCoLatino

El Boxeo amateur y profesional salvadoreño tuvo su “época de oro” en las décadas 70-80, gracias a los pugilistas de jerarquía que se fajaron sobre el ring para darle a El Salvador grandes resultados nacionales e internacionales.

Y fue en esa época que Mario “El Tanquecito” Méndez y René “El Chele” Valiente protagonizaron una pelea épica que casi se salda la vida de Valiente.

Fue el 3 de noviembre de 1978, cuando Méndez –campeón nacional de la categoría Mosca 112 libras– enfrentó al retador, Valiente, en la mítica y extinta Arena Santa Anita.

La pelea fue promovida con bombos y platillos por Ramón Rivera Escalante, debido a que se enfrentaban los dos mejores boxeadores de la categoría.

Por un lado, “El Tanquecito” Méndez se caracterizaba por ser un “ponchador” forjado en México y, debido a su contextura física, se había ganado el apodo de “tanquecito”.

“El Chele” Valiente, por su parte, era un boxeador estilista de brazos y piernas, muy rápido a la hora de disparar sus puños y que venía de noquear a varios pugilistas nicaragüenses.

El combate

Desde el inicio, la pelea se convirtió en el clásico combate entre el toro y el torero: Méndez perseguía al retador y proporcionaba golpes sólidos en busca del nocaut; mientras que Valiente exhibía una atractiva técnica a la hora de entrar y salir, evitando ser un blanco fijo para los puños del campeón.

Incluso, por su técnica y por ser el boxeador de menor nivel, el público se volcó en apoyo a “El Chele” que, no obstante, fue derribado en el cuarto round a raíz de un cruzado de derecha, pero se levantó durante el conteo de protección.

En el resto de rounds hasta el 11, el ritmo de la pelea no varió y ambos pugilistas demostraron estar en óptimas condiciones físicas para ir por el doceavo y último round.

Eso sí, el último round era vital para ambos: o Valiente terminaba la pelea de pie y ganaba por puntos o Mario explotaba con un nocaut y rescataba una pelea.

Fue así que, al minuto y medio para concluir el último asalto, Méndez acorraló a Valiente en su esquina, le acertó un violento cruzado de izquierda en el mentón que lo hizo rebotar contra la esquinera y, de paso, resbalarse en la lona.

De inmediato, “El Tanquecito” se abalanzó sobre “El Chele” con una ráfaga de golpes que duró de 10 a 15 segundos, dejándolo sin reacción y obligando a que el tercer hombre del ring (Julio Escobar) detuviera la pelea y diera el triunfo a Méndez por “nocaut técnico”.

Mientras Valiente era aflictivamente auxiliado en su equina, en la otra Mario Méndez festejaba junto a su equipo conformado por “Chuvalo” Cubías, “El Chuchito” Méndez y Luis Pirinato.

Así finalizó una de las peleas más épicas de la década de los setenta entre dos guerreros salvadoreños y que marcaron la “época de oro” del Boxeo salvadoreño.

*Datos tomados de nota publicada por el Diario de Hoy

Ver también

¡Apenitas!

Alianza se impuso 1-0 a Chalatenango y se mantiene en la lucha por el liderato. …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.