web analytics
Página de inicio » Opiniones » La marcha y el Egrégor de la Paz

La marcha y el Egrégor de la Paz

Ing. Everardo Mejía Mejía

El día 26 de marzo del 2015, online pasa a la historia como el día en que los salvadoreños nos pronunciamos por la paz, here fue el día de retomar el  pensamiento optimista, es el día que define una nueva forma de vida, de vernos como hermanos salvadoreños, de retomar el pensamiento y acciones de Monseñor Romero. La época del solsticio de primavera en el hemisferio norte, nos mueve a comenzar de nuevo, para renovar los frutos del hombre. Así como la flora, con sus diversos arbustos y árboles que dan flores y otros dan sus frutos anuales, así sentimos el impulso, los seres humanos, cada año de mejorar nuestros pensamientos, palabras y acciones.

Egrégor se define como la mente colectiva creada por un grupo de personas, que se unen conscientemente para un propósito común, así tenemos el egrégor de la paz, como el resultado de pensar en la paz y de cuya creación nos beneficiamos todos. Es un concepto cuyo origen se pierde en el inicio de los tiempos y que fue estudiado de manera científica por Carl Jung. En la Canción “Inconsciente colectivo” de  Don Charly García (1), se muestra de manera poética, la necesidad de los ciclos, de enfocar cada cierto tiempo, nuestra consciencia en los ideales del hombre, a fin de avanzar en su consecución, dicha canción dice en una estrofa: “-Hoy desperté cantando esta canción – que ya fue escrita hace tiempo atrás – es necesario cantar de nuevo una vez más.”  Y es realmente necesario volver a enfocarnos en la paz, dejar de pensar en la violencia, en la intolerancia y en el odio mutuo de clases, para fomentar esa mente colectiva, que en reciprocidad o por la ley de acción y re acción, nos motivará a caminar el sendero de paz, cada día.  No estamos hablando del efecto del mono #100, teoría sin comprobación científica, estamos hablando de una de las  creaciones de la mente humana, de las cuales   tenemos ejemplos en las escuelas de filosofía y religiones del mundo. Para nuestra región y época, ejemplos son la cruz como símbolo del sacrificio por los demás, la estampa del Señor de la Divina Misericordia, de reciente formación, como protección contra nuestros desaciertos.

Sin embargo el ser humano también posee la capacidad   de la dualidad, en este mundo de las manifestaciones,  ha empoderado egrégores negativos como el neocapitalismo, el dinero, el odio de clases y la esclavitud; una buena parte de la sociedad salvadoreña fomenta y recibe influencia de esas falsas y oscuras fuerzas perversas del mal. Antes del día de la marcha,  en reuniones escuché opiniones crueles para la consciencia humana, tales como: -“Es estúpido pensar que una marcha va ayudar a disminuir la tasa de homicidios, el día de la marcha puede ser, que sea el día de mayor número de homicidios”. Estas aseveraciones son claras muestras de una percepción basada plenamente en el aspecto materialista, que no desea escuchar la voz de su propia consciencia, que en su interior tal vez comience con sembrar una duda, en relación a este pensamiento, para luego avanzar a pensamientos más positivos y humanos. Aunque fuesen pocas las personas que actúen motivadas por el egrégor de la paz, estas irradiarán la fuerza constructiva hacia otras personas, de manera paulatina pero sostenida; vamos ganando la paz.

Igual que otros grandes personajes, la madre Teresa de Calcuta postuló varios pensamientos relativos a la paz, uno de ellos es: -”La paz y la guerra empiezan en el hogar. Si de verdad queremos que haya paz en el mundo, empecemos por amarnos unos a otros en el seno de nuestras propias familias. Si queremos sembrar alegría en derredor nuestro precisamos que toda familia viva feliz” (2). Se percibe que una familia debe tener lo necesario y poseer cultura adecuada, para ser feliz  e irradiar paz.

Localmente estamos hace 35 años, continuando la formación del egrégor de Monseñor Romero, quien visto en la historia, se contempla como un personaje que tiene la comunicación vertical y horizontal muy bien establecida, siendo esta, una de sus características principales.  Vertical en el sentido de sus pensamientos, palabras y acciones relativas a Dios; horizontal en su relación a la humanidad; siempre en ambos aspectos, sus palabras y acciones no necesitan explicaciones, simplemente son, porque funciona como un digno canal o representante de la Divinidad, lo cual hace ver, lamentablemente, con grandes deficiencias a sus sucesores, que carecen de esas comunicaciones. Por lo tanto, fortalezcamos el egrégor de la paz y beneficiémonos del mismo, para bien de todos.

(1)-  https://www.youtube.com/watch?v=_AGJLaheU2Q

(2)- http://www.corazones.org/santos/teresa_calcuta.htm

Ver también

El presupuesto y la deuda 2019

Licenciada Norma Guevara de Ramirios El Consejo de Ministros, a través del ministro de Hacienda, …

A %d blogueros les gusta esto: