web analytics
Página de inicio » Rosa Cruz » LA BUENA SALUD PUEDE SER UN ASUNTO DE RISA

LA BUENA SALUD PUEDE SER UN ASUNTO DE RISA

Editores de la Revista El Rosacruz,

(Enero–Marzo 1996)

Las investigaciones sugieren que la risa puede reforzar la resistencia las enfermedades y proporcionar alivio contra el dolor

La Risa comentada en la Biblia

Es difícil discutir que el humor es psicológicamente bueno para nosotros. Después de todo, resulta ¿difícil sentirse enojado o tenso en medio de una sana carcajada. Empero, pocas veces se da por sentado que el humor cotidiano de los amigos y compañeros de trabajo ayudan a nuestra salud física; sin embargo, tal humor es curativo.

Esta idea no es algo nuevo. Culturas tan distintas como la de los antiguos griegos y la de los indios ojibwe americanos han integrado el humor y la curación. Incluso en la Biblia está escrito que: “un corazón alegre hace tanto bien como una medicina” (Proverbios: 17:22). “El corazón alegre produce buena disposición; mas el espíritu triste seca los huesos (S. Biblia, versión de Casiodoro de Reina,  1569. “El corazón alegre mejora la salud; el espíritu abatido seca los huesos” (Biblia de Jerusalén, nueva edición publicada en francés por Editions du Cerf, París, 1973). La idea es tan antigua como el tiempo, pero hasta las últimas décadas esta idea ha sido aceptada por la corriente principal de la comunidad médica. Los médicos ahora están  tomando en serio la risa como un complemento a los métodos tradicionales para tratar y prevenir las enfermedades.

   

Risa e inmunidad

El reciente interés sobre el humor es el resultado, en parte, de estudios que vinculan la tensión con un sistema de inmunidad deficiente. Aunque la tensión emocional y física pueden minar la capacidad del cuerpo para defenderse de las enfermedades, las investigaciones sugieren que la risa puede reforzar la resistencia. Los investigadores del Western New England College, verificaron compuestos químicos reforzadores del sistema de inmunidad en grupos de estudiantes que veían programas serios o de humor grabados. En los estudiantes que vieron películas cómicas la concentración de estos compuestos químicos protectores aumentó. Aquellos que vieron las películas más serias, no mostraron ningún cambio.

La risa también puede ayudar a permanecer saludable al proporcionarle a su corazón, sus pulmones y sus músculos un ejercicio apacible. Cuando se ríe sinceramente, su presión sanguínea y su ritmo cardíaco se elevan ligeramente y después reaccionan. Sus músculos faciales y abdominales se benefician con un masaje y el reposado ejercicio de la risa. De hecho, los músculos de todo su cuerpo se relajan como resultado de reírse sanamente.

Además, durante la risa su cerebro incluso puede liberar las endorfinas,  las mismas sustancias reductoras de tensión que se liberan durante la ejecución de ejercicios físicos. El Dr. William Fry, de la Escuela de Medicina de Stanford, en California, se refiere a la risa como “el trotar interno” (inner jogging). Veinte segundos de risa, explica, pueden hacer que su ritmo  cardíaco se duplique durante tres o cinco minutos, lo que equivale a tres minutos de remo vigoroso (aquellas personas que se la pasan en el sofá pueden tranquilizarse, puesto que las horas gastadas riéndose sentados no son completamente desperdiciados).

   

Humor Curativo

El editor y autor Norman Cousins, describe en su libro Anatomy of an ilness (Anatomía de una enfermedad), publicado en 1986, su lucha contra una enfermedad que lo llevó a padecer inflamación de la columna vertebral y las articulaciones. Confinado a la cama de un hospital y sufriendo severos dolores, Cousins decidió trabajar en su propia teoría: que la risa verdaderamente es una buena medicina. Al rodearse e buen humor, sirviéndose de amigos y conocidos sinceros, además de cintas y películas de humor, Cousins descubrió que diez minutos de carcajadas espontáneas le proporcionaban dos horas de sueño sin dolor. Cousins se recuperó posteriormente por completo habiendo  reconocido aún más el gran valor del buen humor.

Ver también

Control del pensamiento por medio de las ondas Alfa

Por Ralph M. Lewis, F.R.C. (Pasado Imperator de la Antigua y Mística Orden Rosacruz AMORC, …