web analytics
lunes , 23 octubre 2017
Inicio » Internacionales » Jueces y fiscales españoles prometen firmeza ante el desafío catalán
Jueces y fiscales españoles prometen firmeza ante el desafío catalán

Jueces y fiscales españoles prometen firmeza ante el desafío catalán

Por Ana Lázaro Verde

Madrid/Barcelona/dpa

Los máximos representantes del Poder Judicial y de la Fiscalía de España prometieron hoy actuar de manera firme y enérgica ante el desafío independentista del Gobierno de la región de Cataluña, que prevé celebrar un referéndum independentista el 1 de octubre pese a la oposición del Ejecutivo español.

“Frente a la sinrazón de quienes se sitúan al margen de la ley, del Estado de Derecho y de democracia, no caben vacilaciones de clase alguna”, dijo el fiscal general del Estado, José Manuel Maza, ante el rey Felipe VI en el acto de la apertura del curso judicial en España.

Maza recordó que la Fiscalía está obligada “a desplegar una defensa activa de la España constitucional” frente a “las vías de hecho en las que se está incurriendo por algunos”, en alusión al proceso secesionista al que se opone el Gobierno español de Mariano Rajoy.

También se pronunció sobre el tema el presidente del Consejo General del Poder Judicial y del Tribunal Supremo español, Carlos Lesmes.

“Las voluntades unilaterales que pretenden disponer de la Constitución y que solo contemplan como mecanismo de preservación de lo que consideran más propio la ruptura o la separación, son inaceptables y violentan la propia democracia”, dijo.

Estas declaraciones tienen lugar en una semana clave, en la que el Parlamento catalán aprobará previsiblemente la llamada “ley del referéndum”, con la que los independentistas catalanes quieren dar cobertura legal a la convocatoria de la consulta del 1 de octubre.

También se espera que en los próximos días se apruebe otra importante ley para el proceso independentista catalán, con la que se pretende dotar a la región de un marco legal para el periodo comprendido entre la supuesta celebración del referéndum y, en caso de que gane el “sí”, la aprobación de una Constitución catalana.

Desde el Gobierno catalán de Carles Puigdemont la reacción no tardó en llegar. “Un referéndum no es un delito”, dijo su portavoz, Jordi Turull.

“Lo primero que le diría al fiscal general del Estado es que se lea las leyes. Si el propósito es convocar un referéndum debería saber que convocar un referéndum no es delito”, dijo reiterando que el Ejecutivo regional asume la consulta “con todas las consecuencias”.

El Gobierno de Rajoy, contrario al proceso separatista catalán, advierte desde hace semanas de que la votación no se celebrará, aunque de momento no especificó cómo tratará de impedirlo.

El jefe del Ejecutivo se reunió hoy en Madrid con el político liberal Albert Rivera, líder del partido Ciudadanos, para abordar el tema. El lunes habló con el líder de la oposición española, el socialista Pedro Sánchez, quien hoy destacó que si el Gobierno catalán sigue adelante con su propósito de celebrar un referéndum, el Estado tendrá que actuar incluso con la retirada de las urnas.

Desde organizaciones civiles independentistas como Òmnium Cultural y la Asamblea Nacional Catalana (ANC), impulsoras de las grandes movilizaciones secesionistas de los últimos años, pusieron en duda que Rajoy vaya a recurrir a una medida inédita en 40 años de democracia en España: la suspensión de la autonomía de Cataluña.

“Yo creo que hay razones suficientes para pensar que el Gobierno del Estado español se lo va a pensar muy bien antes (de hacerlo)”, dijo Jordi Cuixart, presidente de Òmnium Cultural. “Estamos hablando de un hecho excepcional: que en esta Europa de las regiones se suspendiera unilateralmente a un Gobierno de una región tan próspera”, añadió.

El pulso secesionista se disparó en Cataluña en 2010 cuando el Constitucional español decidió anular algunos puntos del nuevo Estatuto de Autonomía catalán, una suerte de Constitución regional.

La región, de 7,5 millones de habitantes, es una de las más prósperas del país, aunque también una de las más endeudadas.

El 11 de septiembre se celebrará allí la Diada, fiesta principal de Cataluña que en el último lustro estuvo marcada por las grandes marchas a favor de la independencia. Se espera que ese día miles de personas salgan a la calle para apoyar la celebración del referéndum.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: