web analytics
jueves , 19 abril 2018
Inicio » Internacionales » Indignación tras el anuncio de tarifas estadounidenses al acero y el aluminio
Indignación tras el anuncio de tarifas estadounidenses al acero y el aluminio
Corredores de la bolsa trabajan en el Dow Industrial Average en la Bolsa de Nueva York. Las acciones de Estados Unidos cayeron a principios del 2 de marzo de 2018, uniéndose a una ola global en medio de temores de una guerra comercial después de que el presidente Donald Trump prometiera imponer aranceles recíprocos a todas las importaciones además de fuertes aranceles al acero y aluminio. [Foto Diario Co Latino/Bryan R. Smith/AFP]

Indignación tras el anuncio de tarifas estadounidenses al acero y el aluminio

Washington/AFP

La amenaza del presidente estadounidense Donald Trump de imponer la próxima semana fuertes tarifas a las importaciones de acero y aluminio a Estados Unidos suscitó reacciones de indignación en el mundo.

El mandatario adelantó que los aranceles al acero ascenderían a 25% y para el aluminio serían de 10%.

China

El gobierno chino llama a Estados Unidos a “contener su recurso de medidas proteccionistas y a respetar las reglas del comercio multilateral”, afirmó el viernes Hua Chunying, una portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores.

“Si otros países siguen sus pasos, esto tendrá un impacto grave en el orden del comercio mundial”, agregó.

Además, recordó que Washington ha adoptado “más de 100 medidas” contra las importaciones estadounidenses de acero y aluminio, lo que supone “una excesiva protección para sus bienes nacionales.

Sin embargo, no mencionó posibles represalias o contramedidas por parte de Pekín.

Unión Europea

“Lamentamos profundamente” esta decisión estadounidense, afirmó el jueves el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker.

“En lugar de aportar una solución, esta decisión solo agravará las cosas” advirtió. “No nos quedaremos con los brazos cruzados mientras nuestra industria es golpeada por medidas injustas”, añadió.

“La UE iniciará consultas lo antes posible sobre el reglamento de diferendos con Estados Unidos en Ginebra”, sede de la Organización Mundial del Comercio (OMC), agregó en la misma declaración la comisaria europea de Comercio, Cecilia Malmström.

Canadá

“Cualquier tarifa o cuota impuesta a nuestra industria del acero y aluminio sería inaceptable”, declaró el jueves el ministro canadiense de Comercio Internacional, François Philippe Champagne.

Este país vecino de Estados Unidos es su mayor proveedor de acero y aluminio.

El gobierno canadiense está sorprendido por una decisión que tiene el riesgo de terminar siendo perjudicial para la industria estadounidense.

“Estados Unidos tiene un superávit de 2.000 millones de dólares en el comercio de acero con Canadá”, señaló por su parte la canciller Chrystia Freeland.

Alemania

“La UE debe reaccionar con firmeza a los aranceles punitivos de Estados Unidos que amenazan a miles de empleos en Europa”, estimó el canciller alemán, Sigmar Gabriel, en un comunicado, expresando “la gran preocupación” de Alemania.

Justificar estas medidas en “los intereses de seguridad de Estados Unidos” es, según él, “simplemente inconcebible”, en particular “en lo concerniente a los socios de la UE y la OTAN”

“La confrontación comercial (…) no beneficia ni a Europa ni a Estados Unidos”, insistió Sigmar, pidiendo a Trump que “reconsidere su anuncio”.

Por su parte, la asociación siderúrgica alemana Stahl denunció “medidas que violan las reglas de la Organización Mundial del Comercio”, exigiendo la intervención de la Unión Europea.

“Si Europa no actúa, nuestra industria siderúrgica pagará la factura del proteccionismo estadounidense”, advirtió Hans Jürgen Kerkhoff, presidente de Stahl, en un comunicado.

Sindicato norteamericano

United Steelworkers (USW), el sindicato siderúrgico de América del Norte, principalmente activo en Estados Unidos y Canadá, exigió que los productores canadienses de acero y aluminio sean excluidos de las medidas anunciadas por Trump.

“Claramente, Canadá no es uno de esos ‘actores malvados’ involucrados en el comercio injusto y el dumping de aluminio y acero en Estados Unidos”, dijo la agrupación.

Industriales mexicanos

La Cámara Nacional de la Industria del Hierro y el Acero pidió que “se responda de forma recíproca e inmediata” a la eventual imposición de tarifas.

La cámara pidió que México sea excluido de semejante medida para “evitar una guerra comercial que afectaría las cadenas productivas de ambos países”.

Reino Unido

“Hemos sido claros en que estamos particularmente preocupados por cualquier medida que pueda afectar al acero del Reino Unido y sus industrias de aluminio”, dijo la embajada británica en Washington en un comunicado, y aseguró estar en conversaciones con los estadounidenses.

Brasil

Industriales y sindicatos brasileños condenaron el anuncio de Estados Unidos de una imposición de aranceles al acero, que provocó fuertes bajas en las acciones siderúrgicas de la Bolsa de Sao Paulo.

El gobierno brasileño expresó por su lado la víspera su “enorme preocupación” por la medida.

“La decisión norteamericana de imponer sobretasas al acero y al aluminio es injustificada, ilegal y perjudica a Brasil”, afirmó la Confederación Nacional de Industrias (CNI) en un comunicado divulgado en Brasilia.

La entidad estimó que, de aplicarse la nueva tarifa, que la llevaría hasta un 25%, generará un perjuicio de 3.000 millones de dólares al sector exportador de acero.

En Brasil, la central sindical Força Nacional anunció actos y manifestaciones para “proteger miles de empleos que se perderán en la cadena productiva del sector”.

Brasil representa un 13% de las importaciones de acero estadounidense.

En un cierre de semana agitado, las siderúrgicas sentían el impacto en la Bolsa de Sao Paulo

FMI puede dañar economía mundial

El Fondo Monetario Internacional (FMI) advirtió que las tarifas a la importación de acero y aluminio anunciadas por el presidente estadounidense Donald Trump pueden dañar a la economía de Estados Unidos y mundial.

“Es probable que las restricciones a la importación anunciadas por el presidente (Trump) causen daños no solo fuera de Estados Unidos sino también a la propia economía estadounidense”, dijo el portavoz del FMI, Gerry Rice.

Trump desató una tormenta el jueves con su plan de instaurar amplias tarifas a las importaciones de acero y aluminio en respuesta a supuestos ‘dumping’ y subsidios inadecuados que según el secretario estadounidense de Comercio, Wilbur Ross, han puesto en peligro las compras de defensa de Estados Unidos.

En un comunicado, Rice dijo que la medida aumenta el temor de que otros países usen la lógica de la seguridad nacional “para justificar amplias restricciones de importación”, e instó a los países a trabajar para resolver los desacuerdos comerciales sin llegar a esos extremos.

El anuncio de Trump de que impondrá aranceles del 25% sobre las importaciones de acero y 10% sobre las de aluminio aumentó los temores de una guerra comercial y provocó el desplome de las bolsas mundiales.

Esos temores se exacerbaron el viernes, cuando Trump se mostró favorable a las guerras comerciales en una serie de tuits, diciendo que son “buenas y fáciles de ganar”.

El mandatario subió la apuesta afirmando que trataría de imponer “impuestos recíprocos” a todas las importaciones de los socios comerciales que imponen aranceles a las exportaciones estadounidenses.

Rice instó a los países a no tomar esas drásticas medidas.

“Alentamos a Estados Unidos y a sus socios comerciales a trabajar de manera constructiva para reducir las barreras comerciales y resolver los desacuerdos comerciales sin recurrir a esas medidas de emergencia”.

Señaló que los impuestos al acero y al aluminio perjudicarían a los sectores de fabricación y construcción, que son los principales usuarios de estos metales.

OMC preocupada

La Organización Mundial de Comercio está “claramente preocupada” por el proyecto del presidente estadounidense de imponer aranceles a las importaciones de acero y aluminio, indicó el jefe de la OMC, quien advirtió contra una “guerra comercial”.

“La OMC está claramente preocupada por el anuncio de los planes estadounidenses sobre los derechos aduanales sobre el acero y el aluminio”, afirmó Roberto Azevedo, y agregó que “una guerra comercial no beneficia a nadie”.

Para el director general de la OMC, “el riesgo de escalada es real, como mostraron las primeras respuestas de los otros” países.

“La OMC vigilará de cerca la situación”, avisó.

La Comisión Europea, en respuesta, elaboró una lista detallada de productos estadounidenses sobre los que podría imponer fuertes tasas para enviar “un mensaje político” si el presidente estadounidense confirma su proyecto, indicó una fuente europea.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: